La Academia, más ambiciosa para arrancar

El Málaga retoca el proyecto y construirá un cuarto terreno de juego en la primera fase de las obras

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

La construcción de La Academia del Málaga no parece que tenga ya marcha atrás después de los últimos acontecimientos. El límite que puso el Ayuntamiento para el comienzo de los trabajos fue el mes de enero, pero desde el club están convencidos de que arrancarán mucho antes, entre octubre y noviembre. El proceso para la elección de la constructora ya está en marcha, aunque ha habido algunas variaciones destacadas en los últimos días, lo que permitirá que la nueva ciudad deportiva sea más ambiciosa en su comienzo, en la primera fase de la misma.

Los dirigentes del club han considerado que los dos campos de césped artificial y uno de hierba natural previstos no son suficientes para ubicar a todos los equipos de la cantera desde el primer instante, por lo que han decidido, según ha podido saber este periódico, hacer una modificación de última hora para ampliar el número de terrenos de juego en la primera fase a cuatro. De esta forma, según las mismas fuentes, podrían instalarse en Arraijanal todos los canteranos a partir de la próxima temporada, ya que las previsiones apuntan a que los trabajos estarían terminados para el verano que viene.

El club también ha decidido hacerse cargo de la instalación de los campos de fútbol, dejando sólo la obra civil para las constructoras

Este cambio retoca el proyecto debido a que la tercera fase quedaría ya muy mermada en cuanto a la instalación de campos, si bien sería todavía importante la obra civil que habría que realizar. Si no hay más cambios, en la primera fase se construirán cuatro terrenos de juego, otros tantos en la segunda y uno más en la tercera (pueden variar). En todas ellas, sin embargo, habrá muchos más elementos, también imprescindibles en una ciudad deportiva, que quedarán completamente acabados.

Pero no quedan ahí los cambios, ya que el Málaga también ha decidido hacerse cargo de una forma directa de las obras relativas a los terrenos de juego. El club, después de analizar las primeras propuestas de las constructoras, se ha decantado por negociar por otra parte, con las empresas encargadas de construir los campos, para controlar el mantenimiento y contar con garantías más específicas cara al futuro, ya que el césped natural y también el artificial se consideran muy delicados. La entidad de Martiricos, de esta forma, no quiere intermediarios en este asunto, sino tratar directamente con los expertos en esta materia.

Nuevos presupuestos

Esta última decisión ha provocado que el club haya solicitado a las constructoras que recalculen la oferta realizada sin incluir ya los campos de fútbol (suponen cerca del 30 por ciento del coste). Paralelamente, el Málaga ya se ha reunido con varias empresas especializada en la instalación de césped natural y artificial para que también elaboren el presupuesto. De esta forma, las constructoras se encargarán exclusivamente de la obra civil, es decir, los edificios, vestuarios, graderíos y otros elementos de la instalación.

Es previsible que se cumplan los plazos previstos para el arranque de las obras. Una vez que el club haya decidido quién va a hacer los trabajos, el comienzo será rápido. Tampoco pueden darse más retrasos si pretenden que los equipos de la cantera puedan utilizar la primera fase de La Academia la próxima temporada.

El club dispone de entrada para esta obra de 4,5 millones por la permuta y venta de los terrenos de El Viso

Las demoras en este momento no estarían justificadas, ya que el club cuenta con todos los permisos para acometer los trabajos en Arraijanal y también dispone de los 4,5 millones que ingresará por la permuta de los terrenos, aunque este dinero no lo recibirá hasta que entregue El Viso, algo que puede suceder en cualquier momento.

Fotos

Vídeos