Adrián: «El problema lo tienen los otros; yo ya he demostrado lo que puedo dar»

Adrián, arropado ayer por niños durante su presentación en el campo Pedro Berruezo.
Adrián, arropado ayer por niños durante su presentación en el campo Pedro Berruezo. / Salvador Salas

El jugador recalca que llega al Málaga «para seguir creciendo» y no elude hablar de su situación como hijo del entrenador: «Ahora tendré que mirarlo con otros ojos»

MARINA RIVAS

Llega ilusionado, con ganas de seguir creciendo como futbolista y también de aportar a los más jóvenes del equipo. Adrián, procedente del Eibar, fue presentado ayer en el restaurante El Columpio como nuevo jugador blanquiazul. Y lo hace, además, sabiendo que volverá a estar en el punto de mira al encontrarse a las órdenes de su padre, el entrenador del equipo, Míchel. Aunque no parece darle importancia. «El problema lo tienen los otros; yo ya he demostrado lo que puedo dar al equipo como futbolista, lo he hecho anteriormente, así que esto no va a ser ningún problema», aseguró el madrileño. Esta será la tercera vez que coincidan padre e hijo como jugador y entrenador en un mismo equipo tras sus comienzos en el Real Madrid Castilla (2006-2007) y, más tarde, a su paso por el Getafe (2008-2010).

Aunque esta vez Adrián llega con un punto más de madurez y manteniendo que su relación con el técnico será únicamente profesional dentro del campo. «La relación personal va a cambiar mucho ahora porque es la mejor forma de que podamos llevar esto. Mi padre siempre ha sido un apoyo en lo personal y ahora tendré que mirarlo con otros ojos», explicó. A lo que añadió: «Nos juntamos en un mismo sitio, con los mismos objetivos, pero la situación ha cambiado».

No estará solo en su incorporación al equipo. Y es que en su etapa como jugador blanco y también azulón, ya coincidió con el malaguista Torres. A él se suman Keko, que fue su compañero hace sólo dos temporadas en el Eibar, justo antes de fichar por el Málaga, e incluso su amigo Luis Hernández. Sobre ellos comentó: «Voy a tener una buena adaptación. Keko es un buen compañero, tengo muy buena relación con él; Luis también es amigo mío y con Recio he coincidido en la playa». Centrocampista, volante izquierdo, medio punta... Adrián se desenvuelve con soltura en diferentes puestos e incluso en la faceta de goleador. De esta cabe destacar que sólo el pasado año, ya marcó nueve tantos con el cuadro armero, dos de ellos ante el Málaga en el 3-0 en Ipurua cuando el equipo blanquiazul atravesaba por una mala racha con Marcelo Romero. Aunque sobre su posición preferida, explicó: «Es verdad que he jugado en varias posiciones y me he defendido bien, pero donde más me divierte jugar es detrás del delantero». A Adrián lo avalan, además, casi 10 años jugando en Primera División, de la mano de equipos como el Celta, el Getafe, el Racing de Santander, el Rayo o el Eibar, del que procede como jugador libre y a coste cero.

Ahora el madrileño llega al Málaga con aires nuevos y dispuesto a seguir creciendo, a pesar de su amplia experiencia en la competición. «Siempre he visto este club con admiración desde fuera, es uno de los clubes bonitos para jugar en esta Liga y mostraron mucho interés desde el principio», aseguró Adrián, que ya empieza a ponerse objetivos junto al equipo. «En lo colectivo, intentar mejorar la temporada pasada, porque quedar entre los 10 primeros equipos siempre es positivo, y en lo personal, intentar superar los números del año pasado es un reto bonito. Me siento un hombre del club y creo que puedo ayudar en facetas que no son sólo fútbol. Tengo 29 años, pero creo que puedo seguir creciendo como futbolista. Es lo que me voy a plantear», aseguró el madrileño, que se sintió como en casa en su presentación al malaguismo en el campo Pedro Berruezo, donde posó con algunos jóvenes canteranos de equipos de la ciudad, entre ellos el Juval y el Málaga.

Elogios de Arnau

A los números de Adrián también hizo referencia el director deportivo del Málaga, Francesc Arnau. «La primera lista que hicimos fue de futbolistas libres y ahí estaba Adrián. Lleva más de 200 partidos en Primera y ha destacado mucho en la faceta goleadora», destacó sobre el ex del Eibar, que llega para quedarse durante tres temporadas más una opcional en función de los partidos que dispute.

Arnau aprovechó para indicar el cambio que está viviendo el equipo por dentro. «Hay un cambio de ciclo. Los jugadores más veteranos se han ido y alrededor hay jugadores jóvenes. Queremos traer jugadores con un poco más de edad para suplir esto y Adrián encajará a la perfección». Respecto a las posibles polémicas que puedan surgir en torno a la relación jugador-entrenador, apuntó: «Estuvimos negociando en enero. Luego hubo un cambio de elección cuando se incorporó Michel, estuvimos hablando de esto. El míster sabrá estar en su sitio y él como jugador evidentemente. Sé que no habrá ningún problema en esto».

Fotos

Vídeos