AGOREROS CLUB DE FÚTBOL

A bocajarro

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Al hilo del histórico bronce de Regino Hernández en unos Juegos Olímpicos de Invierno tuvimos una nueva oportunidad de comprobar el malaje local. El argumento de que nació en Ceuta y no tiene vinculación con Málaga. Como si el 'rider' no se hubiera venido a Mijas con su familia antes de aprender a andar (con menos de un año) y no llevara establecido toda su vida allí, más allá de sus numerosas concentraciones fuera de casa para entrenarse y competir. En definitiva, que Regino no tiene nada que ver con Málaga y sí con Ceuta. Incluso llegué a escuchar que tuvo fortuna en subir al podio, que se cayeron la mayoría de sus rivales, en un absoluto desconocimiento de la disciplina. De igual forma los componentes del Agoreros Club de Fútbol de la ciudad parecen recrearse en la situación actual del Málaga. «Estamos en Segunda», «no vamos a ganar ningún partido ya», «... si no hemos dado tres pases seguidos», son algunas de sus máximas, esos latiguillos que se oyen con frecuencia ya en las gradas de La Rosaleda.

Los que hemos perdido un familiar muy cercano conocemos lo que supone no haber sabido disfrutar en toda su medida de la convivencia con ellos. Salvando distancias, a los del Agoreros Club de Fútbol les propondría dos opciones. Una, plantearse que como el club ya está en Segunda se centren en disfrutar sin más de lo que supone tener a un equipo en Primera durante quince jornadas más. Máxime si, como lo ven todo tan negro, quizás no se vuelva a la élite en décadas. Otra opción es directamente no aparecer por las gradas.

Sí, está claro que el Málaga no lo tiene nada, pero que nada fácil. Para darse cuenta de ello no hay que ser uno de esos pedantes y aburridos comentaristas televisivos que se han puesto de moda (con expresiones tan horrorosas que tratan de extender) y a los que nadie conocía. Pero eso no quita que en cualquier momento podamos vivir un vuelco en la situación, reengancharse en la pelea (situarse al menos a tres puntos del decimoséptimo). Mientras tanto, a los del Agoreros Club de Fútbol, 'un poquito de por favor'. Dejen a los demás soñar, animar, preocuparse y pelear.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos