¿Dónde estaba Al-Thani?

Los malaguistas celebran el 2-1 el domingo./Ñito Salas
Los malaguistas celebran el 2-1 el domingo. / Ñito Salas
Las cosas de Cañete

Ante el Celta, el equipo salvó al club. Ylos que sienten al Málaga transformaron una larga crisis en una jornada para el recuerdo. Eclosión en las gradas, amor propio de todos y cada uno de los futbolistas

PACO CAÑETE

El Málaga-Celta, un partido para el recuerdo. Dentro del estruendo, ruido, alboroto y jaleo que protagonizó la afición malaguista, sobre el césped hubo ansiedad, tensión, lucha, choques… Al final llegó la primera victoria. Tarde, pero trabajosamente cierta. Ahora que ha pasado el fragor de la contienda, el sosiego se impone a la hora de resumir. De entrada, el comportamiento de los seguidores. Su apoyo, constancia y altura emocionaron. Ni en las horas doradas de la Champions apreciamos el termómetro de la entrega con tantos grados y decibelios. Uno de los triunfadores de la jornada, el meta Roberto, sentenció: «La afición fue un jugador más dentro del campo». Palabras de un profesional que por su posición en el campo puede observar más. Bien que se expresó, y cuando añadió: «La verdad es que nuestra situación, a pesar de la victoria, sigue siendo mala». Máxima nota para Roberto con camiseta de futbolista o vestido de calle.

Dicen que la distancia física, aparte del alejamiento, produce frialdad. ¿Dónde estaba Al-Thani? Como propietario de las acciones en su consideración de presidente no puede ni debe permanecer meses y meses lejos de la entidad, especialmente por la delicada situación que atraviesa por su desafortunada gestión. Afición y equipo siguen caminando a pesar de su ausencia. El Málaga que vimos jugó al límite de sus posibilidades físicas y técnicas. La eclosión que nació en las gradas se fusionó con el amor propio de todos y cada uno de los futbolistas. La conclusión, fundamental. Ante el Celta, el equipo salvó al club. Y los que sienten al Málaga transformaron una larga crisis en una jornada para el recuerdo. Por todo, un momento de reflexión, repregunto: y de Al-Thani ¿qué? ¿Y para qué? Bueno, sí, para tuitear con cuatro palabras de felicitación. Y a cobrar, que son dos días.

La Copa sigue adelante. Se ha celebrado la jornada de ida de los dieciseisavos de final. Todos contra todos. Ha habido marcadores, pocos, que le han dado un puntapié a los pronósticos. El Málaga, ¡cómo no!, en el pelotón de los torpes. Encajó dos goles en un par de minutos del tiempo de prolongación. Muchos se han acordado de aquella eliminatoria de cuartos de final de la Champions, ante el Borussia. ¡Válgame Dios! Dicen que las comparaciones son odiosas. Yo añado que dan asco, porque no resuelven. Y el que lo ha hecho mal sale más perjudicado. Menudo partido ofreció el Málaga en aquella ocasión. Y de la actuación del árbitro, ni quiero recordar su nombre. Por favor… Aquel Málaga se recuerda en sueños; el de Soria es una pesadilla. La Copa, ese torneo que en España es diferente porque dos o tres clubes se oponen a que las eliminatorias sean a partido único, continúa. En fin, por mandamases que no quede: Liga, Federación y clubes hacen un torneo diferente al modelo europeo.

Tuve ocasión de leerlo en un diario de tirada nacional, ‘Marca’: «Un Betis frágil sin Javi García», rezaba el titular. Debajo, con buenos caracteres, añadía: «Su baja por lesión provoca desajustes defensivos. Más de la mitad de los tantos encajados por el Betis han llegado en los 173 minutos que el murciano no estaba sobre el césped». No transcribo más. No merece la pena, pero sí razón para recordar que Al-Thani rompió un fichaje que estaba hecho, por menos dinero que pagó el Betis después. Menuda trastada. Más nombres. Portu, del Girona. Uno de los artífices del triunfo ante el Real Madrid. Portu, en la jornada del Málaga, lo bordó, especialmente durante el primer tiempo. Los técnicos del cuadro catalán ficharon al jugador murciano durante el verano de 2016, procedente del Albacete y con la carta de libertad por descenso del club manchego. Mientras, el Málaga se va a las Américas a contratar a futbolistas muy conocidos en sus casas.

Fotos

Vídeos