Al-Thani encarga a los consejeros buscar con urgencia a un director deportivo y un técnico para el Málaga

Al-Thani, en el estadio de atletismo durante un entrenamiento del Málaga. /SUR
Al-Thani, en el estadio de atletismo durante un entrenamiento del Málaga. / SUR

Tras el fiasco en la negociación con Muñiz, el jeque quiere ahora que estos asesores le ofrezcan nuevos nombres para cubrir las vacantes

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Como si de una tragicomedia se tratara, el Málaga avanza hacia un nuevo abismo, un desastre organizativo que puede tener graves consecuencias. Tras el descalabro del descenso, el club continúa sin reaccionar como consecuencia del permanente desconcierto que reina en las oficinas de La Rosaleda por las decisiones del jeque Abdullah Al-Thani. La ceremonia de la confusión y el caos organizativo siguen con el paso de los días y de las semanas, y todo ello pese a que la entidad se la está jugando con los retrasos en la confección de la primera plantilla.

Después del fiasco en la operación para fichar a Juan Ramón Muñiz (tras disponer de un acuerdo casi cerrado, el dueño dio un giro a los planes que la llevó a la ruptura), el presidente insistió una vez más en la misma vía, la que había desautorizado horas antes: encargó otra vez a los consejeros consultivos buscar de una forma inmediata, de manera urgente, a un director deportivo y a un entrenador.

Martí, Esteban, Francisco...

Los nombres de entrenadores y directores deportivos para el Málaga aparecen ya por todas partes. Algunos se ofrecen, como está ocurriendo, y otros han sido sondeados en las últimas horas para saber cuáles son su planes (algunas consultas se están realizando con criterios dispares). Los últimos casos, al margen del malagueño Esteban Vigo, se centran el que dirigiera al Tenerife, José Luis Martí, o el actual entrenador del Lugo, Francisco. Pero la búsqueda, los contactos o las negociaciones poco importan ya en el club de Martiricos, ya que todo está supeditado a la última palabra del jeque, que se está observando que puede ser cambiante y muy influenciable. Pero la prioridad, en cualquier caso, debería ser un director deportivo. En pocas horas, durante el fin de semana, aumentarán de un forma considerable el número de candidatos al banquillo blanquiazul, y también al despacho de director deportivo, ya que las urgencias son máximas y desde el club de La Rosaleda son varios los que están contactando con algunos técnicos. Habrá que seguir los acontecimientos...

Esto supone que el juego continúa, que el desbarajuste está garantizado. Y no porque estos veteranos asesores no vayan a buscar alternativas para cubrir las vacantes existentes en la parcela deportiva (las dos más importantes), sino porque antes ya les hizo caso omiso después de concretar entre todos, desde el club, un principio de acuerdo con Muñiz para que se incorporara con plenos poderes. Pero el desorden blanquiazul llega más lejos, ya que, además de los consejeros, otros miembros del club también están contactando con técnicos y directores deportivos, igual que ocurrió en la otra ocasión, cuando entablaron los contactos por distintas vías con el preparador asturiano, que definitivamente tiene descartado en este momento incorporarse a la disciplina malaguista.

Regreso de Jofre

El lío no cesa. El abogado y también asesor Joaquín Jofre llegó ayer de tierras cataríes sin que se pudiera cerrar los asuntos más importantes, la contratación de quienes van a llevar las riendas deportivas de la entidad. Ahora seguirán los trabajos desde las oficinas de Martiricos, pero el objetivo varía. Ya se buscan a dos personas, a dos profesionales que deberán ponerse en marcha de manera inmediata para que la planificación se pueda realizar con las mínimas garantías. La plantilla está en plenas vacaciones y el club tendrá que trabajar en la distancia para concretar salidas o ventas de jugadores. La situación se sigue complicando, ya que el futuro más inmediato del equipo y de la entidad es imprevisible...

Una vez descartada la incorporación de Muñiz, el club debería apostar primero por un director deportivo, que sería el que después buscara al entrenador, aunque en el Málaga todo es posible y no se descarta que ninguna de las opciones. Cabe recordar, en cualquier caso, que Mario Husillos continúa en el club a la espera de acordar su salida de la entidad tras intentar fichar a Lucas Alcaraz como entrenador y ser desautorizado por el propio Al-Thani.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos