Al-Thani, indiferente ante el caos

Abdullah Al-Thani y su hijo Nasser siguen un entrenamiento ./Salvador Salas
Abdullah Al-Thani y su hijo Nasser siguen un entrenamiento . / Salvador Salas

El presidente del Málaga sigue sin dar el más mínimo paso que permita comenzar la planificación

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Definitivamente el Málaga está sumido en el caos mientras su presidente, Abdullah Al-Thani, permanece totalmente indiferente. Apenas queda un mes para que arranque la pretemporada y el jeque sigue sin dar el más mínimo paso para que comience la planificación. El club continúa sin director deportivo y entrenador, y ahora, después la marcha de Antonio Tapia, también sin responsable de la cantera.

A estas alturas de la película nadie se atreve a pronosticar qué hará Al-Thani. Y lo que es peor, cuándo lo hará. En el club confían en que la reacción del presidente se produzca a corto plazo, en pocos días, pero tampoco cualquier sensación supone ni mucho menos una garantía dada la forma de actuar sistemáticamente por el jeque.

El foco está puesto en la identidad del futuro entrenador cuando internamente se incide en que la importancia se centra en la elección del director deportivo. Obviamente antes de entrar hay que dejar salir y tampoco Al-Thani da el paso definitivo para que se cierre la marcha de Mario Armando Husillos. Existe el temor en el seno del club de que al final el jeque no atienda a razones y se encomiende a algún agente externo –como hizo frívolamente con el fichaje de Rolón para echar por tierra la apuesta por Javi García– para incorporar a una persona no por su valía o por su trayectoria, sino simplemente porque su nombre sí le haga tilín.

Ycomo además Al-Thani es imprevisible, nadie se atreve a asegurar que primero vaya a elegir entrenador o director deportivo. Al margen de que el jeque pueda desconfiar de todos los que lo rodean –en estos momentos, incluso de sus propios hijos–, tampoco le convence el mensaje (que sí se le ha hecho llegar reiteradamente) de que los tiempos importan, de que cualquier retraso puede pagarse caro, de que urge acometer la planificación de forma inmediata. Hace once meses, también en pleno Ramadán, el presidente estaba ilocalizable y muy distanciado del entonces director deportivo, Francesc Arnau, y se fueron al traste operaciones importantes. El problema es que parece no haber escarmentado y sigue en su línea de que los plazos los quiere marcar él, y no nadie más. Ni los consejeros consultivos ni el abogado Joaquín Jofre. Y no le afectan lo más mínimo los comentarios de que cada día que pasa es una jornada perdida.

Internamente la sensación de caos es absoluta, máxime tras la marcha de Antonio Tapia como director de la cantera. El extécnico malaguista ha aguardado pacientemente para ver si el club (mejor dicho, Al-Thani) aclaraba sus ideas y tenía definida una línea de acción. La indefinición e indiferencia de Al-Thani ha desembocado esta semana en dudas por parte de los trabajadores ante el temor de que esta situación se prolongue más de la cuenta y lleve a la entidad a la misma encrucijada que en 2012, cuando la postura de Manuel Pellegrini y los pesos pesados de la plantilla en la concentración de Campoamor impidió un aluvión de denuncias ante la AFE y el más que probable descenso de categoría.

Un día más, ayer no se produjeron novedades en el capítulo deportivo y se sucedieron rumores y más rumores, en la mayoría de los casos interesados. Independientemente de las propuestas realizadas por los consejeros consultivos, hoy por hoy cualquier ofrecimiento puede llegar a Al-Thani vía redes sociales, así que el estado de caos respecto al futuro del Málaga se agudiza considerablemente. El jeque tampoco parece haber entendido la realidad de que el equipo ha descendido a Segunda y prosigue con el argumento de que lo quiere entre los cinco mejores de España. Mientras tanto, el comienzo de la campaña de abonados está a la vuelta de la esquina cuando el club carece de director general, director deportivo, entrenador y responsable de la cantera. Y en pleno caos el jeque se mantiene impasible e indiferente.

Admitida la petición de documentos por parte de los pequeños accionistas

La titular del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Málaga admitió ayer la petición de la Asociación de Pequeños Accionistas para que el Málaga presente distintos documentos requeridos. En concreto, se trata del contrato de patrocinio de BlueBay con el Málaga (en las temporadas 2013-2014 y 2014-2015), de copias de los contratos de préstamos del Málaga a los miembros del consejo de administración o a sociedades vinculadas a estos, y actas de las reuniones de este consejo desde 2011. Posteriormente, los pequeños accionistas tendrán 30 días para valorar si interponer una demanda en caso de que se acrediten irregularidades y con la posibilidad de pedir medidas cautelares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos