Arranca el desafío por la salvación del Málaga

El Málaga, en una sesión de preparación del choque de hoy. /Francis Silva
El Málaga, en una sesión de preparación del choque de hoy. / Francis Silva

El equipo blanquiazul inaugura hoy una nueva época con José González en el banquillo con la ilusión de vencer en Eibar a toda costa y salir de nuevo del pozo del ‘farolillo rojo’ de Primera

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El efecto Jose, el revulsivo del cambio de entrenador, es la gran esperanza, y la ilusión del Málaga para reaccionar hoy mismo en Eibar (21.00 horas), para buscar un cambio de rumbo que sigue sin llegar al equipo blanquiazul media Liga después. Se marchó Míchel y al nuevo técnico le espera el gran reto de conseguir la salvación cuando las distancias son mayores, cuando las dificultades son máximas cara a una segunda vuelta completa realmente crucial y también trepidante. El desafío de la permanencia, la cuenta atrás, se pone en marcha en una nueva época del conjunto de Martiricos.

Desde que finalizó la primera vuelta del campeonato con una nueva derrota en Getafe, las noticias que han ido llegando al Málaga han sido muy negativas desde la perspectiva competitiva y clasificatoria, ya que amplió la desventaja con la salvación a siete puntos, y el sábado, además, se colocaba de nuevo como colista tras el triunfo de Las Palmas, aunque en esta ocasión cierra la tabla de una forma clara y decepcionante, con tres puntos menos que el siguiente equipo, el penúltimo, el canario. Es, sin duda, el peor momento de la temporada. Ayer perdió el Deportivo, pero Alavés amplió la ventaja a ocho puntos con su empate.

Noticia relacionada

La situación se ha complicado aún más, pero el Málaga ha disputado un partido menos que sus rivales, que ya han completado la primera jornada de la segunda parte del campeonato. Deberá jugar, como los demás, este primer compromiso en Ipurua esta noche. Será el debut de José González, Jose, como entrenador blanquiazul, lo que siempre supone un estímulo extra, un aliciente más para conseguir una reacción, aunque sea momentánea. Será la primera oportunidad para mostrar una nueva actitud, una imagen mejorada, por parte de los futbolistas, que ya dejaron clara en Getafe que se encontraban inmersos en una dinámica muy negativa, una situación peligrosa pese a que la Liga sólo ha llegado a su ecuador.

Fórmula de juego

La alineación, el sistema de juego y las bajas, pese a la importancia que tendrán esta noche en Ipurua, pasan una vez más a segundo plano ante la importancia de ganar los tres puntos a toda costa, sin brillantez, sin alardes, sin mostrar más que la eficacia suficiente para arrancar un triunfo. De ahí que Jose haya trabajado con la mete puesta sólo en este partido, en una reactivación rápida y esperanzadora, dejando para más adelante el trabajo para el futuro. En cualquier caso, el técnico vio cómo aumentaba la nómina de ausencias con la lesión de otro delantero, Peñaranda, un jugador que conocía bien de su etapa en el Granada. Y otro ariete, el punta de referencia para esta campaña, Borja Bastón, también se ha perdido gran parte de los entrenamientos por unos problemas físicos, por lo que no estará al ciento por ciento.

De ahí que el once inicial vaya a variar relativamente poco en relación a los últimos equipos de Míchel, salvo alguna sorpresa que tenga preparada Jose para su debut. Con el previsible 4-4-2 o una variante de este, como ya adelantó el entrenador sobre sus planes tácticos, el técnico intentará que la variación fundamental esté en la actitud y la solidez táctica. Aunque es posible que no pueda cumplir exactamente con sus previsiones relativas al sistema de juego como consecuencia de las bajas. Tendrá que encontrar el equilibrio máximo entre una fórmula que impida las ocasiones del Eibar, el trabajo y los ajustes defensivos, y que pueda ofrecer opciones de ataque.

Tendrá enfrente a un rival que, pese a ser un modesto, ya ha encontrado su velocidad de crucero en la élite, lo que lo ha colocado en la zona alta de la clasificación, sin miedo a un posible descenso. Y hoy buscará un triunfo que lo consolide en la clasificación a costa de un Málaga que siempre debería estar por encima en la clasificación.

Reencuentro. Un ataque llegado de Eibar

Es previsible que el Málaga juegue hoy con tres atacantes (van convocados) que proceden del Eibar. Primero llegó Keko a cambio de cinco millones y para esta campaña lo hicieron Adrián, que estaba libre, y Borja Bastón, que ya había abandonado el conjunto vasco la campaña anterior.

Problemas físicos. Torres tampoco estará disponible

El defensa Torres, que ha acumulado esta temporada diversos problemas físicos, tomó parte esta semana en el partido de entrenamiento organizado por José González, pero sigue con molestias y no está disponible, como Rolan, Peñaranda o Juan Carlos.

Delantero. Charles, otra vez enfrente

El delantero Charles, que el Málaga lo dejó marchar al final de la pasada campaña, se incorporó al Eibar y esta noche estará enfrente de sus excompañeros. En el choque de ida, el primero del campeonato, marcó en La Rosaleda en el triunfo del cuadro vasco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos