Arriba el telón en La Rosaleda

Arriba el telón en La Rosaleda
Salvador Salas

El Málaga cierra la jornada inaugural de LaLiga hoy frente al Eibar con una plantilla muy mermada e inmerso en una creciente polémica interna

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Fin a las vacaciones futbolísticas. Después de una incierta pretemporada, el Málaga vuelve al tajo con el primer partido oficial de la competición, el que levanta el telón en La Rosaleda. Y el equipo de Míchel llega fortalecido por el crecimiento de su masa social e ilusionado por mantener el gran nivel con el que acabó la campaña anterior, aunque pendiente también de asuntos extradeportivos que han provocado que la polémica vaya creciendo con el paso de los días, justo cuando ya se acercaba el arranque del campeonato.

Pero llega la fiesta del mejor fútbol otra vez a Martiricos y la plantilla y el técnico sólo piensan ya en sumar el primer triunfo ante el Eibar (22.00 horas, Gol) después de un periodo de preparación satisfactorio para Míchel, pero con una sola victoria. El equipo blanquiazul afronta esta cita inaugural, en cualquier caso, incompleto, con una plantilla a la que le falta el sustituto de Camacho y, al menos, otro delantero tras las numerosas salidas de futbolistas por distintas circunstancias. Las novedades, de esta forma, son numerosas ya, y habrá más refuerzos en breve.

Al margen de la polémica provocada por los movimientos del jeque Al-Thani para hacerse con futbolistas sin contar con Arnau ni Míchel, que ayer le respondió de una forma clara, el Málaga comienza la competición oficial con una plantilla muy mermada por la falta de estos fichajes y algunas ausencias destacadas por culpa de las lesiones. De hecho, el técnico sólo tiene a diecisiete jugadores de campo para confeccionar hoy la primera convocatoria, para la que deberá descartar a uno de ellos y a un portero. Varios canteranos tendrán la oportunidad de ocupar una plaza en la lista y estarán dispuestos para medirse esta noche al conjunto vasco.

Malestar por el horario

El Málaga-Eibar cierra la jornada inaugural de LaLiga a una hora complicada y molesta para los aficionados, que, además, deberán repetir dos semanas después también en La Rosaleda. Es el comienzo de un nuevo ciclo con Míchel ya al frente del equipo desde el primer instante. Tras el buen sabor de boca del final de la campaña pasada, la etapa que se abre se prevé ilusionante, aunque ha quedado deslucida en las últimas semanas por los desencuentros a la hora de reforzar el equipo y la actitud del propietario, que ahora pretende elegir a algunos fichajes sin contar con los profesionales que tiene en el propio club.

El primer once será muy parecido al que ganó al Villarreal en el Trofeo Carranza, donde el equipo blanquiazul utilizó de inicio un sistema con tres centrales, pero luego se transformó en un clásico 4-4-2 para darle la puntilla por medio de Adrián al conjunto valenciano. Míchel dejó claro ayer que la fórmula de juego elegida será secundaria, ya que los importante se centra en que los futbolistas sepan siempre lo que tiene que hacer.

Los aficionados deberán acostumbrarse ahora a un nuevo portero, Roberto, después algunos años con Kameni defendiendo la meta blanquiazul, y también tendrán que adaptarse a la ausencia de una de las grandes referencias del equipo, el medio centro Camacho, cuya plaza está vacante en la plantilla, pero es previsible que hoy la ocupe Kuzmanovic. Y tampoco jugarán arriba o muy cerca del área Pablo y Sandro. Para estos puestos estarán ahora disponibles Juanpi y Borja, entre otros.

La renovación en el Málaga está siendo muy importante, pero el propio Míchel admite que el equipo está ya preparado para competir y afrontar un encuentro complicado ante un Eibar que también contará con algunas bajas destacadas para este primer compromiso del campeonato. Mendilibar cuenta con los justos para el choque, ya que Yoel, Arbilla, Pedro León y Fran Rico, lesionados, no serán de la partida, como tampoco lo podrá hacer Gonzalo Escalante, que se perderá el choque por sanción.

Borja, el nuevo goleador

El delantero Borja Bastón tendrá a partir de hoy la misión de hacer olvidar a Sandro para convertirse en el nuevo goleador del Málaga cara a una temporada con numerosos cambios en el equipo. Hasta ahora sólo están arriba él y En-Nesyri, aunque se espera a un ariete más.

Reencuentro con Charles

El brasileño Charles acabó su contrato con el Málaga el pasado junio y quedó libre, lo que aprovechó el Eibar para incorporarlo a sus filas. De ahí que el delantero esté hoy enfrente, con otra camiseta en el arranque de la competición liguera.

Despedida de Manel Casanova

Para hoy, a partir de las 16.00 horas, está prevista una misa de despedida de Manel Casanova en la iglesia del Corpus Christi de Pedregalejo. También será homenajeado con un minuto de silencio antes del partido, dedicado también a las víctimas de Cataluña.

Fotos

Vídeos