Baysse: «Nos faltan sólo pequeñas cosas para empezar a ganar partidos»

Paul Baysse, en el entrenamiento de ayer. :: ñito salas
Paul Baysse, en el entrenamiento de ayer. :: ñito salas

Jugador del Málaga. «El objetivo es hacerlo mejor que la temporada anterior; hay una buena plantilla, capaz de hacer mejor juego que el mostrado», se pronuncia

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Apenas lleva dos meses en Málaga, pero se defiende muy bien con el castellano, una lengua que es a partir de ahora una de sus herramientas en el campo y de la que sólo dio clases en el colegio entre los 15 y los 18 años. Paul Baysse (Burdeos, 1988) es un alumno aplicado con los idiomas, sin necesidad de incorporar un profesor particular, y concede a este periódico su primera entrevista desde su llegada al equipo, en la que analiza cómo está siendo su primer periplo fuera de Francia.

«Me gusta tocar la guitarra y los deportes marinos»

–¿Qué aficiones tiene?

–Aparte de disfrutar junto a mi familia, me gustan muchas cosas: la música; la gastronomía; los deportes marinos, como el surf o la vela. Incluso mi padre tiene un velero. Mis padres siempre se preocuparon de que tuviera la cabeza abierta para conocer muchas cosas.

–¿Qué series de televisión ha visto últimamente?

–‘Orange is the new black’, ‘Breaking Bad’, ‘Ray Donovan, ‘Cómo defender a un asesino’...

–Ha hablado antes de la música. ¿Qué estilos le gustan?

–De todo un poco. Toco un poco el piano y también la guitarra. Estudié algo, pero me gustaría ahora recibir más formación.

¿Cómo empezó a jugar al fútbol? ¿Tuvo más que ver su familia o su entorno de amigos?

–Empecé de niño, como todos. Jugaba en el jardín de casa, en el colegio, con los amigos en Talence (una comuna francesa en la conurbación de Burdeos, donde creció). No tengo una familia futbolera. Nunca iba a un estadio a ver un partido. A mi padre le gusta el rugby, y a mi madre la danza. Pero el fútbol es un deporte mucho más popular, y era el que empecé a practicar.

¿Hubo algún momento en que se dio cuenta de que sería profesional?

–Como muchos niños, tenía el sueño de ganarme la vida en el fútbol, pero mi familia era más estricta. Mis padres me decían que había un tiempo para estudiar, para la escuela, y otro para divertirse. Veían bien el fútbol para el crecimiento personal y físico, pero no que me dedicara sólo a eso. Yo era un estudiante normal, pero tenía un objetivo común con mis padres, terminar el bachiller a los 18 años. Hice la rama científica y matemática. El mismo año empecé de profesional en el Girondins de Burdeos, con un contrato de tres años.

«No soy una persona que esté las 24 horas pensando en el fútbol. Tengo una familia, y es mi equilibrio» Familiar

¿Cuáles eran de niño sus ídolos?

–Sin duda, Zidane. En 1998, yo tenía diez años, Francia ganó el Mundial y superó en la final a Brasil. Era el más grande de nuestra época... y creo que hasta ahora también.

¿Le conoce? En poco tiempo se enfrentará al Real Madrid con el Málaga...

–No le he conocido personalmente, pero debo decir que me gusta separar la faceta individual de la colectiva en los equipos. Y no soy una persona que esté las 24 horas pensando en el fútbol, con análisis de todo. Aquí trabajamos mucho en el Málaga, pero luego tengo una familia y es mi equilibrio. Me gusta separar los dos mundos, la vida profesional y la privada. Gracias al apoyo de mi familia he superado también dos lesiones importantes. Si mi familia está bien, yo también y me ayuda en el fútbol.

¿Siempre jugó de defensa central?

–Fui también lateral derecho. Mi primer partido de profesional y mis primeros tres años en la máxima categoría en Francia, en el Brest, los hice de lateral. También es verdad que éramos un equipo con un planteamiento muy defensivo.

«Sin duda es diferente a la francesa. Todos los equipos juegan con intensidad, y el balón circula muy rápido» La Liga española

¿Se queda con algún partido en particular de su carrera?

–No especialmente. Creo que no. Todos los partidos son diferentes, y no es posible un encuentro perfecto. Siempre hay cosas que se pueden hacer mejor. Si tuviera que quedarme con logros en el fútbol elegiría la permanencia en Primera con el Brest, una sensación distinta a la que viví al clasificar para Europa al Niza, en el ciclo de dos años en que estuve allí. Para el Brest, para la ciudad, para la afición significaba mucho la salvación. Es una ciudad pequeña y la repercusión económica, muy grande.

¿Por qué no pudo seguir en el Niza, después de una buena temporada?

–No tengo una explicación clara. Cuando hablé con mi entrenador y el cuerpo técnico, me dijeron que querían que siguiera. Incluso, el capitán del equipo. Me dijeron que quizás el club buscaba un central más joven junto a Dante. Así llegó Marlon (del Barcelona), también con las expectativas de lograr en el futuro una buena venta. El presidente y el director deportivo no me lo dijeron directamente, pero me llegó que buscaban alguien más joven, sin tener nada contra mí, lógicamente.

(Interrumpe momentáneamente la entrevista Kuzmanovic, que bromea con Baysse: ‘80% de mi rueda de prensa la di en español’, y le contesta el francés: ‘Pero tú llevas año y medio aquí...’) ¿Se planteó seguir en Francia o ya pensaba en probar en España?

–Me faltaba una experiencia en el extranjero, de fútbol y familiar. El Málaga habló conmigo. Conversé con Arnau y Míchel ,y me gustó. El club lo tiene todo para trabajar y disfrutar. Tengo una escuela francesa para mis hijos... La gente me habla del clima, pero no fue sólo el sol de la ciudad. Yo venía de Niza, y era similar. Creo que era el momento. Acababa contrato y aquí me he sentido valorado.

¿Por qué pareció desde fuera que tardó tanto en decidirse?

–Quizás los medios no conocían todo lo que pasaba. Con Arnau se habló todo muy claro. Estaba de vacaciones y quería ver la ciudad con mi familia antes de firmar. Estuve dos días aquí y no se supo todo después porque tuve un problema personal (una enfermedad de un familiar) y no pude regresar hasta la semana siguiente para firmar. No hubo problemas. No se cambió nada al negociar.

¿Qué le falta al equipo? La pretemporada y el arranque liguero no han sido nada buenos. No han sumado puntos ni marcado...

–Sí, está claro que todos queremos ganar, que lleguen los goles, pero nos faltan sólo pequeñas cosas para empezar a ganar partidos. No quiero dar excusas, pero han llegado jugadores nuevos y estamos en periodo de acoplamiento. Tratamos de mejorar en detalles en estas dos semanas. Se intenta mejorar en lo que se hace bien y cambiar lo que sale mal.

¿Qué sensaciones le ha dado la Liga española, aunque sólo lleve dos partidos?

–Sin duda, es diferente a la francesa. Creo que todos los equipos juegan al fútbol, pero a la vez con intensidad. No es el ‘box to box’ de Inglaterra, pero el balón circula muy rápido. Hay buen nivel, y es un fútbol distinto, de ahí que quisiera conocer la experiencia. Hay muy buenos futbolistas, pero nosotros también los tenemos. Podemos hacer mucho más, y lo sabemos.

¿Es pronto para hablar de objetivos?

–El objetivo es ganar el mayor número posible de partidos y hacerlo mejor que el año pasado. No jugamos para ser campeones, es una realidad, pero hay una buena plantilla, capaz de hacer mejor juego que el de ahora.

La cita ante Las Palmas es crucial, porque después hay dos salidas seguidas muy difíciles y en tres días.

–Bueno, no hay que obsesionarse. Para mí ante Las Palmas nos jugamos los mismos tres puntos que ante el Atlético y el Valencia, aunque los rivales sean diferentes. Así afrontamos todos los partidos, sea en casa o fuera. Estamos preparando el choque ante Las Palmas. Pensamos en ganar, y ya llegará el tiempo de pensar en los otros.

A Las Palmas ha llegado su compatriota Remy. Quizás se enfrente a él el lunes...

–Viene del Chelsea, y es un jugador con experiencia, rápido, al que le gusta jugar con espacios. Imagino que buscará jugar más que en Inglaterra. Es muy bueno, pero no está solo ni puede ser nuestra única preocupación. Pero está claro que no es internacional con Francia por nada.

También conoce al último fichaje, Rolan...

–Tiene la ventaja de que habla español, lo que le ayuda en la integración. Ahora está recuperándose de una lesión, y me parece un delantero con condiciones distintas a Borja Bastón y En-Nesyri. Es rápido, también destaca con espacios, y tiene buenos fundamentos técnicos. Estoy seguro de que logrará goles aquí. Es un buen fichaje.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos