Baysse firma y el Espanyol comienza a impacientarse por Roberto

Baysse, en la mañana de ayer con Arnau tras la firma del contrato.
Baysse, en la mañana de ayer con Arnau tras la firma del contrato. / malagacf.com

El central francés pasó un exhaustivo examen médico entre el lunes por la tarde y ayer por la mañana, y se convierte en el segundo fichaje después de Adrián

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Costó mucho, más de lo que pudiera pensarse, pero al final el Málaga pudo cantar victoria. A primera hora de la mañana de ayer la contratación del central francés Baysse, de 29 años, ya era un hecho, aunque el club no lo anunció oficialmente hasta unas once horas más tarde. El fichaje se cerró después de un lunes muy intenso y de un exhaustivo reconocimiento médico durante el lunes por la tarde, aunque hubo que aguardar a una última prueba en la mañana de ayer.

Noticias relacionadas

Ayer el Málaga se aseguró su segunda contratación (en ambos casos sí se puede emplear este sustantivo) con la firma del contrato de Baysse por tres temporadas más otra opcional. El central francés, procedente del Niza, se suma así al medio punta Adrián, que se ha comprometido por el mismo periodo y que, paradójicamente, sólo tiene siete días menos (el hijo del actual entrenador malaguista nació el 25 de mayo de 1988, y el zaguero, el 18). Eso sí, la llegada del madrileño todavía no ha sido anunciada oficialmente por el club, un detalle que se producirá en las próximas horas.

A la espera de Juan Carlos

También está todo cerrado para la incorporación, esta definitiva, del polivalente jugador zurdo Juan Carlos, que ha pertenecido a la plantilla en calidad de cedido las dos últimas campañas. Únicamente falta un cónclave entre todas las partes implicadas, porque en la operación relacionada con el futbolista madrileño están inmersos el Sporting de Braga (club que posee sus derechos) y Horta (cedido por el Málaga al mismo conjunto luso, interesado en quedarse con sus servicios).

Baysse era una prioridad para el Málaga. Tanto la dirección deportiva como Míchel lo habían seguido porque se ajusta al perfil de central experimentado y con galones que el equipo necesita para unirse a Luis Hernández y también para contribuir al crecimiento del otro central joven que pueda llegar (el candidato es Meré) y, sobre todo, del canterano Luis. El nuevo zaguero malaguista ha destacado en su país por tener personalidad y por ser, como se suele decir, «un ‘7’ en todo». Su edad no es un detalle menor, porque con 29 años y su amplia trayectoria puede convertirse en uno de los referentes del vestuario.

A fuego lento

Después de Baysse teóricamente debe llegar el cancerbero Roberto (otra cuestión es que antes se oficialice el fichaje de Adrián). Las incorporaciones del Málaga se cuecen a fuego lento. También las salidas. Las gestiones están encarriladas, pero en el último paso todo se demora en exceso. Sin ir más lejos, el Espanyol ya ha comenzado a impacientarse por la tardanza del club de La Rosaleda en resolver cuestiones menores para el fichaje del portero y en el intercambio de la documentación necesaria para cerrar la operación. Pese a que se trata de una gestión muy avanzada –y que todas las partes garantizan que se culminará esta semana–, aún queda una última fase.

El objetivo del club es tratar de que para la primera parte de la pretemporada, desde mediados de la semana que viene en Benahavís, Míchel pueda contar con Roberto, los dos centrales (Baysse y Meré), Adrián y el delantero centro Borja Bastón. También lo es encontrar salida a los descartados, aunque eso parece más complicado.

Fotos

Vídeos