El Bernabéu, el único estadio de Primera vedado para el Málaga

El Bernabéu, el único estadio de Primera vedado para el Málaga

Por unas circunstancias u otras nunca logró hacerse con la victoria en el estadio blanco

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Sólo hay un estadio que le sigue vedado al Málaga en Primera División, el Santiago Bernabéu. Han sido hasta ahora siete empates en 36 visitas y, si bien hubo varios encuentros en los que el cuadro blanquiazul acarició la sorpresa, por unas circunstancias u otras nunca logró hacerse con la victoria.

Respecto a los otros diecinueve rivales actuales en la categoría, el Málaga no ha ganado tampoco en Gerona ni en Leganés, pero en ambos casos sólo se ha dado una visita, con lo que no cabe conceder valor alguno a las estadísticas históricas, pero sí a las que se mantienen a domicilio ante el Real Madrid.

De hecho, la del Málaga en el Bernabéu es la peor racha negativa abierta con un rival a domicilio actualmente entre los clubes que militan en Primera. El caso más cercano es el de Las Palmas también en el Bernabéu, con 33 visitas sin vencer y, en tercer lugar, la RealSociedad en el Camp Nou, con 23.

Los 7 empates en 36 visitas al campo madrileño

Del Málaga Club de Fútbol:
0-0 (26-9-2015): Gracia dirigía al equipo. Jugaron Recio, Torres, Juan Carlos y Juanpi. 1-1 (18-3-2012): Goles de Benzema y Cazorla (en el minuto 90). 1-1 (8-9-2001): Goles de Roberto Carlos y Fernando Sanz. 0-0 (26-9-2015): Gracia dirigía al equipo. Jugaron Recio, Torres, Juan Carlos y Juanpi. 1-1 (18-3-2012): Goles de Benzema y Cazorla (en el minuto 90). 1-1 (8-9-2001): Goles de Roberto Carlos y Fernando Sanz.
Del Club Deportivo Málaga:
0-0 (21-10-1984): Benítez dirigía una plantilla con mayoría de jugadores locales. 0-0 (12-10-1973): En la etapa de Marcel Domingo (lustro dorado). 2-2 (7-2-1971): Goles de Martínez (en propia meta) y Pirri para los blancos, y de Migueli y Conejo tras el 2-0. Kalmar de entrenador. 1-1 (22-4-1951): Goles de Cabrera y Gimeno. Zamora dirigía al cuadro blanquiazul

Al menos el Málaga puede presumir de ponerle las cosas difíciles al Real Madrid en sus dos últimas ocasiones: el 0-0 en la etapa de Gracia y el 2-1 de la pasada campaña (con Romero), tras dos goles blancos conseguidos en fuera de juego en sendas acciones a balón parado.

Sin embargo, nunca ha llegado ese aldabonazo, frente a las tres victorias a domicilio ante el Barcelona, otras tantas frente al Atlético de Madrid, seis contra el Sevilla, dos al Athletic o una frente al Valencia. Hasta Riazor, otro feudo maldito, se tomó en la 2014-15 (0-1).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos