Buen domingo por malagueñas, pero si el barco se hunde...

Las cosas de Cañete

Los ascensos del Atlético Malagueño y el Málaga femenino nos llenan de alborozo, pero la realidad es que ambos dependen del primer equipo

Buen domingo por malagueñas, pero si el barco se hunde...
PACO CAÑETE

La jornada del domingo 27 de mayo abrió un paréntesis en el desencanto, en la decepción y en el desengaño de la afición malaguista. El Atlético Malagueño logró el ascenso a Segunda B. El alborozo que vivieron los chavales en Yecla rápidamente se transformó en toques de animación y goce para los seguidores blanquiazules. El filial, del que tantos jugadores han saltado a la fama desde su trampolín, nos ha dado otra nota positiva más con el final feliz de una carrera hacia una categoría superior. El golazo de Abeledo, de los que se fijan en la memoria. A sus jugadores, a Dely Valdés, a Antonio Tapia y a todos los que han trabajado para ofrecer nuestra satisfacción, gracias.

El domingo futbolero, en sus coletazos finales, también nos ofreció el ejemplo del Málaga femenino, que ha subido a Primera División. Otra enhorabuena desde el fondo del sentimiento. Buen domingo deportivo por malagueñas. Sin embargo, la realidad nos dice que estos cuadros dependen del primer equipo y, como dice el refrán, «cuando el barco se hunde, hasta los que saben nadar no llegan a la orilla».

Cuando se dice que una persona «es de palabra» viene a significar que va a hacer lo que se dice. Un exfutbolista ligado al Málaga del que tengo el mejor concepto desde hace muchos años, cuando ayer hablábamos de la negativa de Muñiz a desempeñar únicamente la labor de entrenador, me hizo una aclaración. «El jeque ha dicho sí a que ocupe el banquillo», subrayó de lo que estábamos informados. Lo peor, insistí, es que Al-Thani fue quien lo quería para las dos funciones, entrenador y director deportivo. «Me parece que estás en un error. A Muñiz sólo se le requirió para entrenar». Hay cierta confusión entre lo que uno recomendó y otro solicitó. Lo que no se puede negar es que el Málaga sigue siendo un embrollo. Hay más. El equipo se ha llevado numerosos golpes de desprestigio en los terrenos de juego. Ahora, con lo que se ha hablado entre el presidente, los consejeros consultivos y el abogado, para la resolución de una gestión, la reputación, las formas o el concepto que la gente tiene sobre personas, también se tambalea. Tengo una idea más o menos fija. Hilo a la cometa, para que pueda volar y volar. ¿Hasta dónde llegaremos? Que hay muchos buenos entrenadores en paro nadie lo duda. En el Málaga, ¿a quién se le encarga la gestión?. Ahora, a los consejeros. Y si una vez que está realizada, ¿el mandamás vuelve a decir nones? ¿Para qué hablar de los elementos que no deben continuar o de los que tienen que fichar?. Uno, el que tiene 'la llave' en Doha, y los demás en Málaga, con muchos kilómetros, demasiados de separación y de incomprensión. A este ritmo, lo peor no ha pasado, sino que está por llegar. ¿O no?

El primer paso lo dio el Getafe para llegar a militar en la máxima categoría del fútbol español. Le han seguido Eibar, Leganés y Girona. Al final de la competición, el Getafe , octavo, inmediatamente detrás del Sevilla. Eibar y Girona, noveno y décimo, respectivamente. Para ahuyentar los golpes de fortuna, los tres en la parte alta de la tabla. El Leganés ha terminado en el puesto 17.º, cuatro puntos por encima del descenso. Con esto vengo a destacar una especie de rebelión en los modestos. Clubes durante muchos años en Segunda o en Tercera, gracias a una excelente gestión de sus dirigentes armando plantillas con jugadores de categorías inferiores, han marcado la pauta. Lo mejor es que suma y sigue. El Huesca se medirá a partir de agosto en la que dicen es la mejor liga del mundo. Para más detalles está el de la población de cada club: Eibar tiene 27.380 habitantes y, por supuesto, aunque reformado, dispone de un campo limitado en su aforo. Gerona tiene un censo de 98.255, y Leganés cuenta con 187.173. Estos tres clubes no sólo han promocionado a entrenadores y futbolistas, pero lo mejor del mundo es el caché que les han dado a sus ciudades. Ahora llega Huesca, con 52.282 habitantes.

Otra nota positiva es que administran estupendamente los ingresos por derechos de televisión, llevan las cuentas al día. Saben que las comparaciones no suelen ser agradables, pero a veces llegan obligadas. En Málaga capital, que tiene 569.009 habitantes, su club se ha derrumbado a la segunda categoría, con un fuerte déficit. Pues bien, entre Leganés, Eibar, Girona, Getafe y Huesca suman 541.749, que, comparado a Málaga, son 27.260 menos. No cabe más que una felicitación para este espejo y ejemplo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos