Bueno: «Venir al Málaga es un reto que encaro con mucha ilusión»

Salvador Salas. Vídeo: Pedro J. Quero.

Mario Husillos adelantó que no ha llegado aún el ‘transfer’ del nuevo jugador del equipo blanquiazul

CARLOS J. MARTÍNEZ

Siguen las presentaciones en el Málaga, aunque la actividad en fichajes del club parezca más propia de verano. La situación obliga a la dirección deportiva a mover fichas. La última cara nueva es la de Alberto Bueno, el delantero madrileño llega cedido procedente del Oporto, equipo que lo tenía en el más absoluto ostracismo. La plantilla dirigida por Míchel necesita de sabía nueva en la zona de ataque y Bueno es el hombre elegido por el técnico malaguista, que ya lo tuvo en el Castilla.

El acto de presentación se celebró en la sala de prensa Juan Cortés, en el estadio de La Rosaleda. El jugador compareció acompañado de Mario Husillos, que le entregó la camiseta blanquiazul con el dorsal 19, número que lucía Cecchini. También acudieron los consejeros consultivos del club y el abogado de la entidad, Joaquín Jofre. Antes de que hablara el nuevo jugador malaguista, Husillos apuntó: “Es un futbolista que estaba en las ideas del club hace bastantes años, hablé con él antes de irse al Oporto, pero fue imposible. Es un jugador que tiene fútbol, además es el momento ideal para que esté. La presencia de Míchel, que lo ha tenido anteriormente a sus órdenes, me ha ampliado el conocimiento de Alberto en el plano personal”.

“Personalmente me muevo por sensaciones, nuevos retos y llegar aquí es muy importante. Deportivamente es un reto que encaro con mucho entusiasmo, vamos a intentar revertir la situación. Hay muy buena dinámica de trabajo”, fueron las primeras palabras de Alberto Bueno como malaguista. Igual que hiciera Husillos, habló sobre la posible llegada hace un par de temporadas: “Siempre he tenido a este club como una referencia en Primera División, por cómo juegan. En el pasado estuve próximo a venir, pero no se pudo hacer”. Alberto Bueno fue cuestionado sobre su difícil rol en el equipo portugués: “Mi situación en Oporto era sencilla, por no acceder a ciertas peticiones del club de salir a determinados equipos, me encuentro en una situación bastante complicada. Me mandan al filial sin poder entrenar con el primer equipo”. Sobre lo que puede aportar al cuadro de Míchel, el madrileño fue claro: “No soy un jugador nuevo para LaLiga, puedo ayudar a mis compañeros y dar estabilidad en los minutos que juegue”.

El jugador ha vivido unos días de incertidumbre entre que pasó el reconocimiento médico y que ha sido finalmente presentado. “El día 30 pasé el reconocimiento médico, ya tenía el beneplácito del Oporto, pero faltaban cosas por hacer. Entrados en el mes de enero, faltaban pequeños detalles. Tenía mucha tranquilidad y el club me lo transmitía. Tenía ganas de entrenarme, ser uno más y verme en el campo”, confesó Bueno. Sobre las condiciones de su cesión en el club, el jugador señaló: “Son seis meses lo que hemos firmado. Agradezco a Mario la oportunidad. Ojalá pueda estar más tiempo”, explicó. Sobre su disponibilidad inmediata para Míchel, Bueno señaló que necesita ritmo: “Vengo entrenando todo el año, soy un profesional y lo único que me falta es ritmo de competición. En el caso que considere oportuno que tengo que jugar, estoy para hacerlo”. Por último, el director deportivo del club apuntó que el ‘transfer’ del jugador aún no había llegado.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos