A lo Panenka

Nada cambia: sin desborde es imposible

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

No es cuestión de entrega (o de huevos, como canta la grada). No, es cuestión sencillamente de calidad. Y entiéndase la calidad como la capacidad para desequilibrar, no el efectismo del control, el regate o el 'caño'. El Málaga puede tirarse veinte horas que es casi una utopía que cree ocasiones. Así que pedir goles... Sin desborde es imposible. Se puede aplaudir la entrega de Keko o la tenacidad de Chory, pero, un partido tras otro, los extremos no desnivelan la balanza. Como mucho, una recuperación o forzar una falta. El último cuarto de campo es territorio inaccesible. Por eso, las ocasiones ayer fueron las dos a balón parado.

El once de ayer fue el mismo que en Getafe (último partido de Míchel) con Ideye por Recio. Es una evidencia que el único recurso para Jose son los recién llegados. Los Kuzmanovic, Borja Bastón, Rolón y Juanpi van a contar muy poco -con los que se han ido son... ¡once!; es decir, una alineación completa-, así que valoren los mimbres que tenía el anterior entrenador. ¡Vaya planificación de Arnau con las ocurrencias del desaparecido Al-Thani!

Esta vez la pareja de delanteros estuvo formada por En-Nesyri e Ideye. Nada de nada. Mucha voluntad en el primero -como siempre, porque no sabe ni controlar la pelota- y algunas pinceladas del segundo. Pero lo más triste es que con su apariencia física fueron incapaces de conectar una sola vez por alto. Luego entró Rolan, que en la banda quiere jugar de espaldas... Terrible.

El Atlético marcó en la primera jugada y pudo hacer lo que le gusta. A los 40 segundos ya era un seguro de vida apostar al 0-1. ¿De verdad que con Koke, Saúl, Vitolo y Griezmann (porque este fue un medio más) un equipo puede ser tan rácano? Eso sí, a cualquiera se le ocurre criticar a Simeone...

Por cierto, el gol llegó en un error de colocación de Luis Hernández, que rompe el fuera de juego y no reacciona al desmarque de Griezmann. Por una razón o por otra, el madrileño acumula esta temporada demasiado protagonismo en un montón de tantos encajados. De lo que fue y se esperaba de él queda muy poquito...

El Alavés ya está a 12 puntos, y Las Palmas, a cinco. Probablemente la permanencia siga hoy a siete puntos, pero hace meses que escribí que el problema no son los rivales, sino el propio Málaga. Y también que por regla general no falta entrega, sino calidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos