Caminero no descarta a Muñiz y también gustan Arrasate y Martí

Arrasate ha sido el artífice del milagro del Numancia./EFE
Arrasate ha sido el artífice del milagro del Numancia. / EFE

El director deportivo del Málaga tiene claro el perfil del entrenador y desea que el equipo destaque por su solidez y por tener las ideas claras

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

«Hay que madurarlo un poco, darle una vueltecita», recalcó el flamante director deportivo malaguista, José Luis Pérez Caminero, en su presentación oficial al referirse a la elección del entrenador. Lo hizo además con una sonrisa mientras echaba balones fuera al escuchar los nombres de Fran Escribá y Rubén Baraja, con los que comparte representante (Manuel García Quilón). Los tiros han ido siempre por otro lado –así lo aseguraban en el club–, pero de momento nada está definido. En los últimos días se ha producido una ronda de llamadas desde el Málaga a agentes de distintos candidatos, entre ellos a Juan Ramón Muñiz, aunque en las últimas horas suenan con fuerza internamente otros dos nombres: Jagoba Arrasate y Pep Lluis Martí.

El baile de nombres para el banquillo del Málaga prosigue una semana más, aunque en esta ocasión, ya con nueva dirección deportiva, SUR adelantó el lunes que Caminero no va a hacer experimentos y que apostará por un entrenador 'de Segunda'; es decir, que conozca bien la categoría. En la numerosa rumorología que se vive estos días en las oficinas de La Rosaleda surgió la semana pasada el nombre de Santi Denia, excompañero de Caminero en el Atlético y actual seleccionador sub-17, una opción totalmente descartada.

Fue el propio Caminero quien ratificó en su presentación la información de este periódico: «El entrenador tiene que ser alguien que conozca la categoría. Debe conocer los equipos, los estadios, lo larga que es esta división, los pros y los contras...». Fuentes cercanas al club reiteran que el nuevo director deportivo quería alejarse en su primera decisión de cualquier vinculación con su agente, así que Escribá y Baraja ni siquiera tenían opciones. El primero ya les anunció a sus más cercanos hace dos semanas que no pensaba entrenar en Segunda y que prefería esperar para ver si surgía una propuesta interesante conforme empezara la temporada. El segundo, con contrato en vigor en el Sporting, está a gusto en Gijón, donde los aficionados y, especialmente, los dirigentes nunca lo han cuestionado. El que fuera centrocampista internacional se ha reunido los dos últimos días con el director deportivo, Miguel Torrecilla, y ya han puesto en marcha el proyecto para la próxima tempoada.

¿Hacia dónde van los pasos del Málaga? Para empezar, Caminero tiene claro el perfil del entrenador y desea que el equipo malaguista destaque por su solidez y por tener las ideas claras. La opción de Muñiz no está descartada, porque, más allá de que guste, con él se había avanzado mucho en el aspecto económico y en cuestiones de la planificación cuando se planteó la posibilidad (rechazada por el jeque) de que el asturiano acaparara el poder en la parcela deportiva al ejercer como 'manager' y entrenador.

En Madrid con Jofre

Caminero estuvo ayer en Madrid (se marchó el lunes por la noche) y en principio allí va a mantener gestiones con diferentes representantes vinculados al futuro del Málaga. El abogado Joaquín Jofre también viajó ayer por la mañana a la capital de España. En el club han sonado con fuerza otros dos nombres en las últimas horas. Se trata de Jagoba Arrasate y Pep Lluis Martí. En un segundo plano parece haber quedado Francisco, entrenador del Lugo esta temporada que ha rescindido su contrato con el club gallego y que gustaba internamente, aunque su futuro parece ligado al Córdoba.

Las fuentes consultadas por este periódico apuntan que un entrenador que gusta mucho a Caminero es Arrasate. El técnico vasco es el artífice del milagro en el Numancia, que cayó muy dignamente en octavos de final de Copa frente al Madrid tras eliminar al Málaga y que se ha clasificado contra todo pronóstico para la final de los 'play-off' por el ascenso tras dejar en la cuneta al gran favorito, el Zaragoza.

Respecto a Martí, esta temporada fue destituido en el Tenerife tras dos temporadas y media. En la primera cogió al equipo en descenso y lo dejó muy cerca de los 'play-off' de ascenso, y en la segunda sí logró clasificarlo para la lucha por el retorno a Primera, en la que quedó eliminado por el Getafe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos