Caminero: un mes de tanteo

Muñiz y Caminero, el lunes en la vuelta a los entrenamientos de la plantilla./FRANCIS SILVA
Muñiz y Caminero, el lunes en la vuelta a los entrenamientos de la plantilla. / FRANCIS SILVA

La compleja planificación del Málaga continúa a un ritmo lento tras la llegada el director deportivo deportivo

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El Málaga, con toda probabilidad, puede ser el equipo más fuerte de Segunda. Pese a que también deberá afrontar muchos compromisos económicos y amortizaciones que lo penalizarán, dispondrá de más ingresos que el resto y estará en condiciones, al menos una temporada, de mantener un presupuesto importante. De ahí que mantenga su postura inflexible respecto al mercado, donde está teniendo muchas dificultades, como era de esperar. De hecho, el nuevo director deportivo, José Luis Pérez Caminero, cumple un mes en el cargo sin grandes avances en la planificación. El exfutbolista madrileño mantiene su postura de tanteo y análisis de la situación, en busca de la mejor estrategia para que el equipo disponga del potencial que todos quieren, aunque sea algo más tarde.

Las salidas de la plantilla han sido mínimas, y ya estaban encarriladas. Se marchó cedido Jony al Alavés, algo que podía hacer él en virtud de una cláusula que figura en su contrato, y también se marchó Cecchini al Banfield argentino. Y ahí quedó todo. Según las fuentes consultadas, hay algunas operaciones en marcha en este sentido, pero ninguna cerrada. Los casos más conocidos son los de Cenk Gonen, que todo apunta a que quedará desvinculado pronto, y, sobre todo, Koné, pero en este último caso el club tampoco ha querido ceder a última hora y su salida, por el momento, está parada. Algunos de los jugadores que estuvieron cedidos la campaña anterior también tienen muchas opciones de repetir una aventura similar, pero no a cualquier precio, según insisten.

El Málaga, pese a que está retrasando considerablemente su planificación, tiene muy claro que ahora no podrá 'regalar' dinero ni jugadores. Mientras que la pasada campaña, en Primera, la entidad de Martiricos podía aportar una parte de la ficha de algunos de los futbolistas cedidos, en esta ocasión todo es distinto, casi al contrario. Esto está dificultando algunos abandonos de la plantilla que, en principio, parecían cantados. Aunque la pretemporada acaba de arrancar y en el club están convencidos de que la planificación se irá desarrollando progresivamente, lo que permitirá cerrar con acuerdos ciertas negociaciones.

Tranquilidad

De hecho, existe cierta tranquilidad entre los profesionales del club, pese a esta situación. Juan Ramón Muñiz querría disponer ya de la plantilla al completo, pero el retraso en el arranque de la planificación y las dificultades que se preveían en el mercado lo han hecho, por el momento, imposible. Pero las mismas fuentes entienden que el Málaga, salvo algunas demarcaciones muy concretas, cuenta con una base importante y fuerte, salvo que se produzcan algunas salidas no deseadas. De ahí que el paso de las semanas no esté poniendo nerviosos a los responsables de los fichajes.

Caminero ha realizado dos incorporaciones desde que llegó: la del entrenador y el centrocampista marroquí, Boulahroud, que fue presentado el martes. Y dispone de otros candidatos que están muy cerca de comprometerse, aunque, algunas de estas opciones no se convertirán en realidad si finalmente no se marchan ciertos jugadores que parecía que lo iban a hacer. En algunos casos, no se descarta que haya algún traspaso, ya que hay varios equipos interesados, por ejemplo, en En-Nesyri e Ignasi Miquel, entre otros. Pero la consigna está clara: no se malvende, lo que ha provocado que se rechacen varias ofertas que se podrían considerar importantes hacerse con algunos de estos futbolistas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos