La campaña de abonos del Málaga se reactiva a tiempo

Las taquillas de La Rosaleda hace unos días. /Salvador Salas
Las taquillas de La Rosaleda hace unos días. / Salvador Salas

Llega a los 10.000 socios cara a la semana final para las renovaciones de los carnés con rebajas

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Estaba cantado que el Málaga sufriría también para convencer a los aficionados más decepcionados con el equipo, que culminó una temporada desastrosa. De ahí que se previera un descenso importante en la masa social de la entidad tras el descenso a Segunda, algo que se acentuó semanas más tarde con el colapso que llegó al club tras desautorizar el jeque Abdullah Al-Thani a Mario Husillos a la hora de fichar al entrenador. El caos se trasladó en modo de desconfianza a los seguidores, que incrementaron su pesimismo cara al futuro. Y coincidiendo aproximadamente con el fichaje de Caminero el club puso en marcha una campaña de abonados con numerosas ventajas para evitar la marcha masiva de socios. Dos semanas después, tras un fuerte arranque y un parón posterior, se reactiva de nuevo, y lo hace a tiempo para completar al final una cifra total que podría ser aceptable.

Ventajas

El mismo precio la temporada que viene.
A quienes renueven esta semana el carné, hasta el final de mes, el club mantendrá el mismo precio en el abono de la campaña próxima si el equipo asciende.
Descuento del 5%.
Quienes gestionen la compra del abono a través de Internet durante junio tendrán esta rebaja.
Todo incluido.
Las renovaciones que se realicen en junio dispondrán de la ventaja de poder seguir los 21 partidos de la Liga en casa y todos los que correspondan de la Copa, así como de una hipotética fase de ascenso a Primera
Final del plazo para mantener el mismo asiento.
Los antiguos socios malaguistas tendrán sólo hasta el final del mes para retirar el carné y mantener la misma plaza.
El 1 de julio, por Internet.
El club mantendrá las ventajas el domingo también, pero sólo 'on-line'.

Todavía queda una semana para el final del mes, que marcará el cierre de la mayor parte de las ventajas puestas en marcha por el Málaga, sobre todo, para los antiguos socios que renueven el carné. Y se llega a ese punto con una cifra ya interesante de abonados: unos 10.000, según anunció ayer el club de Martiricos. Esto supone que ya han pasado por las taquillas (también se puede hacer 'on-line') el 40 por ciento de los 25.000 socios de la temporada anterior (hay varios cientos, sin embargo, que corresponden a nuevos abonados del Málaga).

Cierto optimismo

Desde el club, en cualquier caso, muestran cierto optimismo en relación al devenir de esta campaña. Cuando se puso en marcha el lunes 11 funcionó muy bien de entrada, ya que se sumaron de inmediato los 5.000 socios a los que les renovaría el carné de una forma automática, como ya estaba previsto desde que retiraron el abono de la campaña pasada, y también se registró una movilización importante de aficionados, concluyendo esa primera semana con unos 8.000 abonados.

Los nuevos socios toman posiciones cara al futuro

Comienza a sorprender que ya se hayan registrado varios centenares (cerca de medio millar) de nuevos abonados del Málaga en las dos primeras semanas de la campaña. Algunos aficionados han observado que las condiciones para acceder a la masa social malaguista son ahora más interesantes desde la perspectiva económica, por lo que están aprovechando el momento para tomar posiciones cara al futuro, que se espera que sea más favorable. Ahora podrán elegir mejores asientos y estarán preparados ya cara a las campañas venideras, en las que prevén que el equipo vuelva a la élite. Los nuevos socios tendrán que pagar algo más, pero el precio de los abonos se ha reducido de una forma considerable, por lo que los carnés serán mucho más asequibles que en Primera, sobre todo si la compra se realiza en junio. Todo ello está permitiendo que más seguidores de los que se preveía estén retirando sus abonos. Esto supone una pequeña renovación que seguramente irá a más hasta que se cierra esta campaña de socios.

Pero con la llegada de Caminero, mientras que aterrizaba y cerraba el fichaje del entrenador, apareció otra pequeña paralización de la entidad que volvió a llevar el desánimo al público. Esto se trasladó a los abonos, que frenaron de nuevo su ritmo. Pero al final de la semana anterior se reactivó otra vez el proceso coincidiendo con la contratación de Juan Ramón Muñiz como técnico del equipo blanquiazul, algo que permite pensar a los aficionados que la planificación ya sí se encuentra definitivamente en marcha y al frente del equipo estará un preparador que conoce el club, la ciudad y que tiene experiencia en la categoría.

La semana que arranca hoy, de esta forma, se presenta especialmente importante tanto para la planificación del equipo como para el cierre de la primera fase de la campaña de abonados. En este último caso, el Málaga espera que la reactivación se intensifique a medida que pasen los días, ya que los socios comenzarán a ver algunas decisiones interesantes y también tomarán conciencia del ahorro que supone hacerse con el carné antes de que concluya el mes (y hasta 1 de julio sólo por Internet). Será, de esta forma, una semana trascendental para todos.

La puesta en marcha de la planificación con los fichajes de Caminero y Muñiz comienza a animar otra vez a los aficionados tras el fiasco del descenso

En el club prefieren no hacer previsiones ni marcarse objetivos cara a una cifra final de socios, pero las fuentes consultadas esperan que la afición responda al final y que la pérdida de abonados no sea demasiado importante, pese a las circunstancias adversas. Este capítulo, asimismo, tiene una gran importancia no sólo por los ingresos directos del dinero de los carnés, sino que también afecta de una forma directa a los baremos que se aplicarán al club de Martiricos cara al reparto del dinero de los derechos de imagen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos