Cecchini, una costosa apuesta de presente y futuro

Cecchini, junto a Arnau, en su presentación en La Rosaleda. /Ñito Salas
Cecchini, junto a Arnau, en su presentación en La Rosaleda. / Ñito Salas

El centrocampista de 20 años llega como una promesa del fútbol argentino y ficha por el Málaga por cinco años pro cuatro millones más uno en variables

MARINA RIVAS

. Llega de Argentina arropado por muchos de los medios de su país natal, que le catalogan como una de las promesas más sobresalientes del país, al menos de la última temporada. Se trata del centrocampista de 20 años, Cecchini, el nuevo fichaje del Málaga. Una apuesta por la juventud y, además, con proyección para el futuro, ya que el argentino ha fichado por la entidad blanquiazul por cinco temporadas (hasta la 2021-2022). Una apuesta costosa, ya que el Málaga abonará cuatro millones por el 85% de sus derechos, más otro millón en variables que irá directo a su exequipo, el Banfield, que sigue teniendo el otro 15% del jugador. Este último millón dependerá del número de partidos que milite con el cuadro costasleño.

A pesar de su juventud, Cecchini ha sabido captar la atención en Argentina, con su conjunto de procedencia y en el único que ha militado desde la campaña 2012-2013. Debutó en la Primera división argentina a los 16 años y se consagró como el cuarto jugador con más partidos del equipo en la pasada temporada. Con cuatro goles, ayudó al Benfield a meterse en la Copa Libertadores de la próxima campaña, a la que regresa después de ocho años.

Sin embargo, a pesar de sus cifras, en Europa se trata de un jugador desconocido. De hecho, el Málaga será el primer equipo en el que milite fuera de su país. «Esta es mi primera experiencia por Europa, es una Liga que se mira mucho en Argentina, procuro ver mucho fútbol y la tengo estudiada», aseguró ayer el centrocampista en su acto de presentación, celebrado en La Rosaleda.

Su fichaje

El argentino conoce la competición (aunque no desde dentro) y también a algún que otro jugador del Málaga. «Recibí una llamada de Demichelis y me terminó de convencer, me dio mucha confianza, me contó cómo era el club y me dijo que estaba a mi disposición, además Arnau mostró interés en cerrar la operación rápido», explicó. La otra pieza del puzzle fue el director deportivo del club, Arnau, que llevaba meses siguiendo de cerca al argentino y se encargó de acelerar la operación. A él se refirió también Cecchini: «Habíamos dejado las negociaciones en ‘stand by’ con el otro equipo (el Milan) y el Málaga y Arnau me mostraron confianza e interés, eso me ayudó», se sincera el jugador.

Estaba previsto que el jugador se uniera a la concentración de Holanda lo antes previsto. «Empieza un período de adaptación para mí, pero voy a tratar de hacerlo lo mejor posible, vengo a hacer mi trabajo y voy a dejármelo todo desde el primer día. Espero tener un gran paso por el club», afirmó el argentino, que ya empieza a pensar en futuro. Toca comprobar ahora si se ajusta a las indicaciones de Míchel, sobre el que también quiso hacer una indicación ayer: «Del míster he visto muchos vídeos y es un grande».

Arnau: «Lo intentamos todo para que se quedara Pablo»

Era imposible que Arnau no entrara a valorar el nuevo fichaje del club sin antes dar explicaciones sobre la repentida salida de Pablo, por el que el Villarreal pagó los 12 millones de su cláusula esta semana. «Iniciamos las negociaciones con Pablo en abril y no llegamos a un acuerdo y la retomamos en junio, a falta de un último intento. Lo intentamos todo para que se quedara, pero no ha sido posible», se sinceró ayer el director deportivo, en la presentación de Cecchini. «Al final, el Villarreal se desprendió de un jugador y vio en Pablo su sustituto», añade. El Málaga parece haber encontrado pronto su recambio con el centrocampista argentino.

Sobre su fichaje, Arnau valoró: «Cecchini viene a sustituir el hueco de Pablo. No es exactamente igual que él, pero es versátil. Su llegada viene un poco a colación de la marcha de Pablo. Le arrancamos un posible fichaje a otro equipo italiano (en referencia al Milan) y por suerte lo tenemos aquí. Es una inversión de la entidad por un chaval joven», aseguró el catalán.

Ya cerrada la nueva incorporación, a Arnau le toca seguir trabajando para completar la nueva plantilla, aunque prefirió no desvelar posibles fichajes todavía: «No quiero dar nombres porque se crean ilusiones que igual después no se llegan a cerrar (posiblemente haciendo alusión a Meré), pero nuestras prioridades están en un central, un mediocentro defensivo y un delantero», explicó. Puestos que al Málaga se le están resistiendo este verano. «Está siendo un mercado especialmente difícil, muy complicado para nosotros por las marchas de Sandro, Camacho y ahora Pablo. Llegaremos a agosto con las negociaciones pero ganaremos el partido en el minuto 90», dijo.

Sin lugar a dudas, llega para suplir el puesto de Pablo tras su atropellada marcha al Villarreal. Un jugador con el que no sólo comparte la posición de centrocampista, sino también el mismo año de nacimiento y una complexión física similiar. Ahora, a Cecchini le tocará demostrar ante la afición malaguista la polivalencia con la que él mismo se define dentro del terreno de juego y por la que los medios argentinos le califican de ‘promesa’. Por el momento, actitud y ganas no le faltan al nuevo fichaje del Málaga cara a su estreno en la competición española.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos