Cecchini, ni siquiera suplente en la Copa mexicana

Cecchini, durante un entrenamiento en la concentración en Holanda. /Santisteban
Cecchini, durante un entrenamiento en la concentración en Holanda. / Santisteban

El entrenador del León, Gustavo Díaz, contundente cada vez que habla del argentino: «No tiene ritmo»

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

La misma mañana en la que Pablo dejaba la concentración del Málaga en Holanda con destino Villarreal el director deportivo, Francesc Arnau, se encontraba en Italia junto al secretario técnico, Pepe Calderón, para cerrar un fichaje. A primera hora de la tarde el presidente del Banfield desvelaba en su cuenta de Twitter el traspaso del joven centrocampista Cecchini y, lo más llamativo, el coste de la operación para la entidad de Martiricos: 4,6 millones de euros, un millón más a pagar por objetivos e incluso la cesión de un porcentaje en un hipotético traspaso en el futuro. Siete meses y medio después el futbolista argentino ni siquiera va convocado con el León mexicano para los partidos de Copa.

El fichaje de Cecchini fue un tanto extraño. No estaba ni por asomo entre las prioridades del Málaga, pero todo se desencadenó tras una visita de Maxi Insua, máximo responsable de Insua Group y hermano de Emiliano Insua (que estuvo en el Atlético de Madrid y el Rayo) y Emanuel Insua (que perteneció recientemente al Granada). Precisamente por cuestiones relacionadas con este club estuvo por Andalucía y al final recaló en Málaga. Y así comenzó todo. El ofrecimiento, el supuesto interés de equipos poderosos (como el Inter, que evidentemente lo habría fichado si lo hubiera querido para el primer equipo), el viaje relámpago...

Contentar a Al-Thani

Al final el Málaga desembolsó una cifra prohibitiva por Cecchini, aunque para entonces Arnau deseaba contentar al presidente del club, Abdullah Al-Thani, con el que mantenía un serio desencuentro. De hecho, durante el fin de semana previo el director deportivo se planteó dimitir después de que el jeque lo culpara directamente de la marcha de Pablo en un mensaje en su cuenta de Twitter y en contestación a un aficionado. Evidentemente, el propietario escurrió el bulto porque él y sólo él fue el culpable de que no se firmara un acuerdo ya pactado con el medio punta.

El centrocampista se ha quedado fuera de las convocatorias en 12 de los 13 partidos oficiales y en el único que disputó fue sustituido por problemas físicos

Con esta apuesta, Arnau dejó contento a Al-Thani, que para entonces sólo deseaba la incorporación de jugadores jóvenes con el fin de colocarlos en el escaparate para hacer negocio a corto plazo. Pero fue llegar Cecchini a Holanda y tras el segundo entrenamiento un jugador sentenció: «Es buen chaval, pero nuestros canteranos tienen más ritmo».

Lo que nadie puede discutir es que Cecchini asumió su rol. Muy pronto entendió que debía afrontar un periodo de aprendizaje y se esforzó al máximo para tratar de adaptarse al ritmo no ya de la Liga, sino de sus compañeros. Ymuy pronto pasó a estar en permanente ostracismo. La llegada de Mario Armando Husillos conllevó un cambio radical en su situación: le traslado que debía salir cedido. El centrocampista, ansioso por jugar y progresar, dio el visto bueno de inmediato.

Suplicio

El equipo de destino fue mexicano, el León (‘La Fiera’, como se le conoce), pero desde el primer momento Cecchini fue señalado por su entrenador, el uruguayo Gustavo Díaz, que recalcó que no había pedido su incorporación. A partir de ahí el suplicio ha sido constante para el argentino, que ha tenido menos presencia incluso que en el Málaga.

Hasta ahora se llevan once jornadas del Torneo Clausura mexicano y en diez de ellos Cecchini ni siquiera ha aparecido en las convocatorias. La única excepción fue en la visita al Santos Laguna, donde formó pareja en el once titular con otro futbolista de 21 años (el local José Rodríguez). El equipo se adelantó en el primer minuto por medio de Boselli (ex del filial malaguista), pero la escasa firmeza del León lo llevó a encajar tres goles en ocho minutos (del 30 al 38) y acabar vapuleado (5-1). El argentino fue sustituido en el minuto 62 y además con problemas físicos.

«No vamos a arriesgar partidos oficiales para poner en ritmo a un jugador; trataremos de ponerlo a punto», ha explicado varias veces el técnico sobre Cecchini. Por eso, en la Copa tampoco ha contado con él, ni en octavos ante el Celaya ni en cuartos ante el Zacatepec en la madrugada del miércoles.

El panorama no parece pintar bien para Cecchini... y para el Málaga. No obstante, en el seno del club son optimistas sobre el futuro de este jugador y también sobre Rolón, porque ambos gozan del cartel suficiente en su país para encontrarles acomodo a partir de junio en algún equipo de la máxima categoría.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos