Centurión: «Tengo ganas de revertir la situación del Málaga»

Centurión: «Tengo ganas de revertir la situación del Málaga»

El futbolista da detalles sobre su vida fuera de los terrenos de juego y su compleja niñez: “Sólo me quedan dos amigos vivos, el resto los tengo que ir a visitar al cementerio”

JUAN CALDERÓN

Riki Centurión ya habla como jugador del Málaga. El futbolista argentino, con el que el conjunto malaguista está a punto de concretar su fichaje concedió esta noche una entrevista a la emisora Closs Continental de Argentina en el que confirmó que el Málaga será su siguiente equipo.

"Mi cabeza está en Europa y en el desafío de un gran club como Málaga. Voy con todo allí. Estoy muy contento. Ahora mismo no estoy preparado para volver a Argentina. Estoy muy feliz por este paso. Tengo muchas ganas de revertir la situación del Málaga, es un club muy lindo. La Premier League es increíble, pero La Liga es muy parecida al fútbol argentino en el estilo, ojalá me pueda ir bien y quedarme para triunfar de una vez en Europa”, dijo el extremo izquierdo de 24 años.

Más

Centurión habló incluso de cómo puede jugar en los planteamientos de Míchel, después de no haber disfrutado de minutos esta temporada en el Génova, club que lo ha cedido al Málaga hasta final de la temporada. "En el Racing de Avellaneda jugaba de espalda a la raya, pero hoy me siento más cómodo jugando como volante por izquierda. Creo que en el Málaga voy a poder rendir por ese lado", explicó.

El jugador argentino dio detalles sobre su compleja niñez y también de alguna de las imágenes en las que sale empuñando armas de fuego. "Yo no pronunciaba las 's', y el fútbol me dio todo. Estoy por cumplir 25 años y me quedan dos amigos, al resto los tengo que ir a visitar al cementerio. De chico, yo no podía salir a hacer nada en la calle porque mi vieja me mataba. La foto con el arma era de mi tío, estábamos en San Nicolás y le pedí a mi hermana que me sacase una foto. Yo no tenía un yate para sacarme una foto. Eso no quiere decir que yo haya ‘choreado’ ni nada. El colegio no hay que dejarlo por nada en el mundo. La educación es fundamental. No es que en los clubes no me contuvieron, pero en Buenos Aires las tentaciones son muchas", contó.

Sobre la denuncia que su exnovia Melissa Tozzi tiene interpuesta contra él por violencia de género, el jugador se defendió argumentando lo siguiente y apuntó que lo había hecho para tener notoriedad. "Yo tuve una relación con la chica que me denunció, eso es verdad. Pero entiendo que le dieron bola porque fue a hacerle una denuncia al ‘10’ de Boca. Lo que dice ella no es cierto. Yo fallé en mi vida privada, es cierto, pero hoy la sociedad se consume más lo que pasa afuera de la cancha que lo que uno puede dar adentro”, finalizó.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos