Chelsea: «Cuando un fallo mío nos cuesta el partido, me quita el sueño»

La guardameta de origen británico del Málaga de féminas Chelsea Ashurst posa en La Rosaleda. /Ñito Salas
La guardameta de origen británico del Málaga de féminas Chelsea Ashurst posa en La Rosaleda. / Ñito Salas

La integrante del Málaga femenino con más años en la plantilla analiza el liderato actual en el grupo 4 de Segunda y el objetivo expreso del ascenso

CARLOS J. MARTÍNEZ

La portería es la posición del campo destinada a una raza diferente de jugadores, los que buscan evitar goles. Chelsea Ashurst pertenece a ella. La niña que soñaba con ser Hope Solo y que de no haberse dedicado al fútbol trabajaría en la empresa familiar de administración, se lesionó esta semana y estará algún tiempo de baja con el Málaga, que compite en el grupo 4 de Segunda.

–¿Qué sensaciones tiene en lo que llevamos de temporada, en un año en el que se apuesta por el ascenso?

–Muy buenas. Estamos todas mentalizadas y tenemos un objetivo. Sabemos el sacrificio que tenemos que hacer y estamos muy ilusionadas.

El ascenso es un camino muy duro en esta categoría, pues sólo suben dos equipos entre nueve grupos de toda España. ¿Cómo afrontan eso en el plano mental?

–Tenemos que pensar domingo a domingo y sin presión por ganar. Lo importante es disfrutar. Tenemos que trabajar por nuestro objetivo. Aunque aún queda mucho para pensar en ello, en la fase de ascenso te puede tocar cualquier equipo y tenemos que tener las ideas muy claras. Creo que la clave es luchar.

–¿Qué esperan del duelo de mañana (12.00 horas) en casa contra el Extremadura?

–Es un partido complicado, pero tenemos la ventaja de jugar en casa. El Extremadura siempre es un equipo difícil. Tiene una buena mezcla de veteranas y juventud. Al final ningún equipo es fácil. Da igual contra quien juegues. Estamos trabajando para llegar el domingo al cien por cien.

–¿Qué equipos cree que le van a disputar el liderato al Málaga, que lo ostenta ahora?

–Todo el mundo dice que la lucha va a estar entre Granada, Extremadura y nosotras, pero también hay otros equipos con campos complicados. Al final, ningún partido es fácil. La jornada pasada visitamos al Cáceres en un partido difícil y conseguimos sacar los tres puntos. Cada domingo hasta final de temporada van a ser partidos complicados. Tenemos que pensar en nosotras y olvidarnos del resto de equipos, ya que dependemos de nosotras.

– ¿Qué tal es el trato con la presidenta del Málaga femenino y CEO de La Academia, Hamyan Al-Thani? Ahora que está fuera de España, ¿sigue la actualidad del equipo?

–El trato es muy bueno. Ella ha sido la primera en apostar por este proyecto. Todo el equipo está muy contento con ella y ha dado un paso muy grande en apostar por este equipo. Ahora mismo está en Catar, pero pese a la distancia siempre nos apoya, está al día de todo. Tener una presidenta que se preocupa por sus jugadoras es una alegría. Después de cada partido siempre nos llama, y siempre está encima de nosotras.

«Salir a jugar fuera de Málaga me hizo ganar en madurez; fue una experiencia muy bonita»

«El trato con Hamyan Al-Thani es muy bueno. Siempre se preocupa por el equipo»

Usted llegó al primer equipo con 18 años y es la que más temporadas ha jugado en el club en la plantilla actual, en varias etapas. ¿Cómo ha cambiado todo?

–Cuando llegué al club era muy pequeña, y el fútbol femenino ha ido evolucionando en todos los sentidos. El club apuesta mucho por nosotras. Fue el año pasado cuando se dio el paso de crear la sección femenina como club. Ahora las cosas han cambiado, quieren un equipo en Primera División. Aunque no seamos profesionales, nos tratan como tal. Sin contar el triplete conseguido hace veinte años, este proyecto es el más ilusionante. Otro aspecto importante es lo referente a instalaciones, materiales. El cambio ha sido muy grande. También han llegado muchas jugadoras de fuera, pues si quieres que tu equipo ascienda tienes que hacer un esfuerzo grande.

Un paso por el Sporting de Huelva y dos años en el Barcelona. ¿Cómo fue la experiencia?

–Gané en madurez.Esas experiencias lejos de casa me hicieron madurar. Tuve la ocasión de conocer otras ciudades, compañeras, cuerpos técnicos... Cada uno tiene su planificación. Ha sido una experiencia muy bonita, y tuve la ocasión de jugar con grandes futbolistas. El estar fuera me sirvió para aprender que hay que trabajar para conseguir las cosas, que nadie va a regalarte nada.

–¿Nota más respeto por parte de las rivales a este Málaga?

–Cuando hablo con amigas que tengo en otros equipos, el hecho de venir Antonio Contreras de entrenador, un cuerpo técnico nuevo y siete fichajes, hace que ya piensen en el Málaga como equipo de Primera. Tenemos a un entrenador con mucha experiencia y respetado. Él está consiguiendo que nos respeten a nosotras. Una vez me dijo que si el rival lucha hasta el minuto 94 nosotras lo haremos hasta el 98. Pero más allá del respeto, tenemos un entrenador muy exigente con nosotras, en el mejor sentido de la palabra. La mentalidad del equipo es trabajar y sólo con trabajo llegará el respeto. Nunca pensamos que somos superiores al rival. Tenemos jugadoras, Adriana por ejemplo, que son un referente en España, que son admiradas. Tenemos la humildad de no sentirnos superiores a nadie.

El fútbol femenino está viviendo un crecimiento exponencial en los últimos años. ¿Qué opinión le merece?

–Es algo espectacular. Me acuerdo que cuando llegué a Primera era muy complicado buscar patrocinadores para los equipos. Existían muchas dificultades para pagar los viajes. Pero esto ha mejorado muchísimo. La Liga Iberdrola ha impulsado el fútbol femenino. Las jugadoras que hemos vivido eso lo valoramos, y por eso le digo a las jugadoras de la cantera que aprecien lo que tienen. Las de mi generación no tenían todo esto, contamos con fisioterapeutas, entrenadores de porteras, un departamento de comunicación... Antes, teniendo el mínimo material, por ejemplo ropa, éramos las más felices.

–¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?

–Trabajar con los equipos de La Academia para enseñarles lo mismo que hicieron conmigo a su edad. También aprovecho para poder estar con mi familia y ver a mis amigas.

–¿Qué plan tiene para cuando cuelgue los guantes?

–Me hicieron esa misma pregunta hace muchos años y me quedé en blanco. Pero a día de hoy, me gustaría seguir vinculada al Málaga. Me han dado mucho y el amor que siento por este club es muy grande. Sería muy bonito dedicarme a trabajar con la cantera.

De no ser el fútbol, ¿a qué se hubiera dedicado?

–Me habría centrado en el negocio familiar, que es de administración.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos