La clasificación marcará el mercado del Málaga

Míchel se dirige a sus jugadores en un entrenamiento reciente./Ñito Salas
Míchel se dirige a sus jugadores en un entrenamiento reciente. / Ñito Salas

El club trabaja en los refuerzos prioritarios, un central y un ‘pivote’, pero reconoce que en esta situación será más difícil convencer a los fichajes

ANTONIO GÓNGORA

La mala situación clasificatoria del Málaga, además de suponer un problema deportivo grave en este momento, también será un lastre a la hora de reforzarse en el mercado invernal. Ocupar el ‘farolillo rojo’ o distanciarse excesivamente de la zona de permanencia serán ‘handicaps’ muy destacados a la hora de convencer a los candidatos para incorporarse al equipo de Martiricos en enero. De ahí que el objetivo se centre en este momento en que el equipo llegue lo mejor posible a las vacaciones navideñas, lo que marcará las opciones reales a las que puede acceder el conjunto blanquiazul cuando se abra el plazo de fichajes.

El mercado invernal ya suele ser complicado en sí mismo debido a que el Málaga, en este caso, necesitará incorporar a futbolistas que puedan aportar al equipo desde el primer instante, por lo que deben estar jugando en sus respectivos conjuntos para incorporarse en forma y con ritmo de juego. La alternativa sería contratar a futbolistas sin participación en sus equipos, pero, en tal caso, que la dirección deportiva esté convencida de que podrán reaccionar de inmediato para ayudar al máximo al bloque cara a la segunda vuelta del campeonato.

La dirección deportiva presentará al técnico una lista de nombres para cada posición que se quiere reforzar para después hacer una selección consensuada

Según las fuentes consultadas, el proceso para reforzar al equipo no ha comenzado todavía abiertamente, si bien ya dispone el club de los posible candidatos (los técnicos están trabajando en las distintas posibilidades que ofrece el mercado). A continuación Míchel recibirá una lista de, al menos, diez jugadores para cada posición en la que tienen previsto que lleguen refuerzos. Entonces será el técnico el que realice los descartes que considere oportunos, quedando una relación de futbolistas más pequeña. Será una selección de consenso. A partir de ahí se pondrá en marcha la dirección deportiva para negociar estos posibles fichajes.

Compás de espera

Parece seguro que muchos de los futbolistas esperarán hasta el último instante para saber hacia dónde se inclina el Málaga en la clasificación y a qué distancia tiene la salvación en las proximidades del nuevo año. Los posibles candidatos tendrán entonces la opción de incorporarse al equipo blanquiazul o quizás a otro de los que también estarán luchando por eludir la zona baja. La complejidad, de esta forma, será máxima para club de Martiricos.

Las negociaciones con los  posibles candidatos comenzarán más adelante

Parece claro que las posiciones que pretende reforzar el Málaga de una forma prioritaria son las de central y ‘pivote’ (un medio centro defensivo). Para ello ya trabajan en el club. Esas incorporaciones serán, en principio, seguras, aunque se desconoce el nivel de cada una de ellas. Pero distintas fuentes aseguran que tampoco se descartan otros fichajes que puedan aparecer en el camino.

Para que el proceso pueda culminar con éxito, además de los problemas comentados que deberá superar el club, también tendrá que darle salida a algunos jugadores de la actual plantilla. El Málaga dispone ahora de 24 profesionales y los dos filiales que participan en todos los entrenamientos y que pertenecen definitivamente al primer equipo: Mula y En-Nesyri. Míchel quiere contar con una plantilla corta y, además, la llegada de refuerzos exigirá la marcha de algunos componentes del equipo (sólo tiene una ficha libre).

Fotos

Vídeos