El club completa los trámites para pedir una plaza en Segunda B para su filial

Se acoge al reglamento federativo cara a la decisión que adopte el Juez Único sobre la vacante que dejará el Mallorca B

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

El Málaga ha cumplimentado los trámites para solicitar a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) una plaza en Segunda B para su filial, a pesar de que en el terreno deportivo no pudo lograr este extremo al caer eliminado el Malagueño por el Adarve el domingo, en la última ronda del ‘play-off’ de ascenso (2-0 en Madrid y 4-2 en la vuelta, con el peso del valor superior de los goles fuera). Este trámite obedece a la vacante que ha dejado el Mallorca B, obligado a bajar a Tercera ante el descenso del Mallorca a Segunda B. Esta plaza del filial balear está siendo reclamada hasta por seis clubes diferentes, que se apoyan a su vez en tres argumentos distintos.

Por un lado, dos entidades baleares del Grupo XI de Tercera, se apoyan en el principio de territorialidad. Son el Poblense (segundo en la Liga) y el Peña Deportiva (cuarto, pero que llegó más lejos en el ‘play-off’), precisamente un conjunto al que eliminó el Malagueño en la fase de ascenso. Por otro, figuran el Calahorra, el líder con más puntos de todos los grupos de Tercera (95), y el Malagueño, el segundo mejor (90). Finalmente, también reclaman su derecho a estar en Segunda B el Linares y el Mensajero, los clubes que bajaron a Tercera en el ‘play-off’ de descenso, que juegan los quintos peores de cada grupo de la división de bronce.

El reglamento de la RFEF estipula en su artículo 197, en el apartado 2, cómo ha de regirse la ocupación de plazas vacantes en una categoría por renuncia de un conjunto, como en este caso el Mallorca B. «La RFEF determinará la vacante o vacantes en las respectivas división o divisiones en que se produzcan con sujeción a los principios generales contenidos en el ordenamiento deportivo, que no son otros sino el mejor derecho del equipo de la categoría inferior que con mayor puntuación no hubiere obtenido el ascenso y, en su caso, el de territorialidad».

Tampoco se descarta salir favorecido por la eventualidad de un descenso económico

Según esto, el beneficiado sería el Calahorra, como equipo con mayor puntuación. El cuadro riojano cedió en la última ronda del ‘play-off’, ante el Badajoz. En todo caso, la decisión la de adoptar el Juez Único de Competición, sin que se conozcan plazos para esta decisión, aunque podría ser previa a la Asamblea General de la RFEF, el 20 de julio (en la que, además, se sorteará el calendario).

Precedente

Hay un precedente cercano que, no obstante, hace prevalecer el principio de territorialidad. Sucedió en la temporada 2013-14, cuando el Castilla bajó a Segunda B y arrastró al Real Madrid C a Tercera. En esa ocasión fue el Rayo Vallecano B, adscrito también al grupo madrileño de Tercera, el agraciado con el ascenso.Es esto lo que lleva a pensar que la plaza del Mallorca B sea finalmente para el Poblense o el Peña Deportiva.

Finalmente, el Málaga ha completado los trámites para pedir plaza en Segunda División B para su filial no sólo ante la hipótesis de que el Juez Único falle a su favor, sino también ante la eventualidad de cualquier descenso por causas económicas, un caso que no se da a día de hoy.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos