...Y el club prevé fichar a otro medio centro durante el mes de enero

Las ventajosas condiciones económicas en los casos de Ignasi Miquel e Iturra dan cierto margen para una tercera incorporación

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Ignasi Miquel e Iturra no serán las únicas incorporaciones en el Málaga en este mercado invernal. Cumplidos los dos primeros objetivos (un central y un centrocampista de contención), las ventajosas condiciones económicas en ambos casos le permiten al club contar ahora con cierto margen para afrontar un tercer refuerzo. Eso sí, en principio se cree que saldrán opciones interesantes durante el mes de enero, por lo que en La Rosaleda no quieren precipitarse. Además, como ya apuntó SUR, existe cierto optimismo respecto a que uno de los tres extracomunitarios (Rosales, Peñaranda y Rolan) dejen de serlo en las próximas semanas, lo que abriría aún más el mercado.

Tal vez lo más novedoso sea que se pretende que esa tercera incorporación sea otro medio centro. Las dudas sobre una posible recaída de Kuzmanovic (de momento se ejercita con sus compañeros y ultima su puesta a punto para volver) y también sobre el nivel de Rolón, junto al descarte de Cecchini, obligan a apuntalar el corazón del equipo. Primero, para evitar problemas en caso de que coincidan dos o tres contratiempos en esa zona, y segundo, porque se desea que Adrián y Recio vuelvan a tener el papel que inicialmente se preveía, en posiciones más cercanas a la portería contraria que a la propia.

Cabe recordar que el club sólo paga ahora una cuarta parte de la cláusula del central

Pese a que el Málaga sólo disponía inicialmente de una cantidad que ni siquiera llegaba a los dos millones, las incorporaciones de Ignasi Miquel e Iturra no han podido ser más ventajosas económicamente. Cabe destacar que el club ha pagado la cantidad fijada en el contrato del central con el Lugo como cláusula de rescisión (350.000 euros), pero sólo ha tenido que desembolsar la parte proporcional correspondiente al número de temporadas por las que ha firmado el futbolista como blanquiazul. En este caso, al ser esta y las tres próximas, la cifra ni llega a los 90.000 euros. Respecto al centrocampista chileno, ha dado todas las facilidades posibles porque se siente en deuda con la entidad de Martiricos.

También hay que apuntar otro matiz: ese otro medio centro no tendría por qué ser eminentemente defensivo (un ‘6’, como se suele decir), sino uno que pueda actuar en esa posición de cierre y también como acompañante (un ‘8’). Ninguna opción está descartada y pesará mucho la situación del mercado. Al margen, obviamente, del aspecto económico.

¿Y un atacante?

Hoy por hoy tampoco puede descartarse la llegada de un atacante. Sería en todo caso una cuarta incorporación, aunque para ello se antoja crucial que la salida de alguno de los descartes sea rentable; es decir, que deje cierta cantidad como beneficio dentro de las cuentas sujetas al límite salarial. Únicamente así el Málaga tendría más capacidad de maniobra y podría afrontar ese otro refuerzo para el segundo tramo liguero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos