COLEGIADO SERIO

MARTÍN NAVARRETE

Arbitraje serio el que hizo el valenciano Martínez Munuera, con un inicio muy exigente y que lo llevó en el primer cuarto de hora a amonestar a dos jugadores locales. Le enseñó la amarilla primero a Amath por darle con el codo derecho a En-Nesyri en una disputa de balón, y cinco minutos después, al exmalaguista Antunes por derribar a Keko en clara acción de juego peligroso al elevar el pie a la cara del malaguista. Por cierto, los comentaristas de beIN LaLiga son de traca. Poner en cuestión las dos tarjetas mostradas es de una falta de rigor preocupante.

Aguantó con buen tono tras las dos tarjetas mostradas del primer periodo la presión que le ejerció la grada, y es que posee una enorme flema que le permite dirigir el encuentro con mucha serenidad y le posibilita interpretar en líneas generales con acierto las acciones que se producen. Me gustó el colegiado internacional. La escarapela te permite el respeto de los profesionales, además de sus pocos errores en el juego. La ayuda recibida de sus asistentes fue otra cuestión a destacar, ya que acertaron en todas las indicaciones (faltas y fuera de juego).

Por destacar algo negativo en el trabajo del valenciano, quizás el excesivo rigor que mostró en alguna jugada. Tuvo muy poco al interpretar acciones leves en disputa del balón como infracción cuando no lo son. Excesivamente quisquilloso y tiquismiquis, lo pudo evitar. La otra faceta que le impide conseguir mejor nota fue el control disciplinario que mantuvo. Debió amonestar al malaguista Keko por clara zancadilla a Gaku. Tan merecida fue esa como las que mostró en el primer periodo y las dos del segundo, a Bruno y al capitán Recio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos