Consternación en el Málaga por la muerte repentina de Manel Casanova

Imagen de archivo de Manel Casanova. /SUR
Imagen de archivo de Manel Casanova. / SUR

El exresponsable de La Academia falleció este domingo por la noche a los 66 años de un infarto en el campo del Malaka

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Un episodio luctuoso estremeció este domingo noche al malaguismo en un verano de claros nubarrones. El exresponsable de La Academia, Manel Casanova, actualmente secretario técnico de jugadores jóvenes en la entidad de Martiricos, falleció a sus 66 años de un infarto mientras seguía en directo un choque amistoso entre el conjunto de División de Honor y el equipo sénior del Malaka, en el campo de este club. Los hechos se dieron poco antes de las once de la noche y las asistencias médicas estuvieron durante casi media hora intentando reanimarle en vano.

Casanova sufrió este percance cuando se levantó de su asiento, detrás de uno de los banquillos y se dirigía al bar del recinto del Malaka. La noticia comenzó a correr como la espuma en diferentes foros hasta que se confirmó el temido desenlace, ya cerca de la medianoche.

Manel Casanova y Capdevila (Barcelona, 1951) fue una de las apuestas del jeque propietario del Málaga, Abdullah Al-Thani. El tiempo lo ha convertido en uno de sus mayores aciertos. Reclutado del Espanyol, en el que ejercía la misma función, se convirtió en el nuevo responsable de las categorías inferiores. Su buen ojo para detectar talentos le había convertido en una figura muy respetada a nivel nacional. Esa gran habilidad la demostró en el club de La Rosaleda, con numerosos aciertos, como los de Sergi Darder, Pablo y Ontiveros, todos llegados a la élite, por mencionar sólo algunos, porque en su etapa han llegado numerosos jugadores de nivel a las distintas categorías inferiores del club. Trabajó de la mano de Francesc Arnau, ahora director deportivo del club y una de las personas que mejor le conoció.

Casanova también fue futbolista (Damm, Sabadell, Terrassa, Júpiter, Sant Andreu y Español, con el que jugó en Primera). Era más conocido como José Manuel y destacó en la década de los setenta. Una grave lesión le obligó a abandonar la práctica de este deporte todavía joven. Fue presidente durante cuatro años de la Agrupación de Veteranos del Español, y la temporada 1984-85 entró a formar parte del fútbol base de la entidad catalana. Precisamente en el nuevo RCDE Stadium hay una puerta con su nombre.

En el Málaga en los últimos tiempos un problema en una de sus piernas le obligó a estar de baja un periodo largo, de casi dos años, con varias intervenciones quirúrgicas y un calvario que parecía no tener fin, en el que recibió todo el cariño del jeque y estuvo en un tris de perder la extremidad. En febrero sufrió una recaída, y su entorno le reclamaba más descanso. Pero el fútbol podía más. En mayo el club le confirmó en su nueva función, de secretario técnico de jugadores jóvenes.

Las reacciones, pese a la hora tardía, no se hicieron esperar en el malaguismo e incluso a nivel nacional, ya que era una figura muy respetada en el mundo del fútbol. Numerosos jugadores que siguen o han pasado por la cantera malaguista en los últimos años agradecieron a Casanova su confianza, y también el jeque Al-Thani tuvo unas palabras de pésame: "Siento de verdad la mala noticia sobre el señor Manel Casanova, que murió hoy. Son muy malos momentos para todos. Dios guarde su alma".

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos