La Copa del Rey, una deuda histórica y no un marrón

Míchel y Demichelis, ayer durante el entrenamiento celebrado en La Rosaleda/Salvador Salas
Míchel y Demichelis, ayer durante el entrenamiento celebrado en La Rosaleda / Salvador Salas

El entrenador del Málaga ve el partido de esta tarde en Soria como una nueva oportunidad para que su equipo reaccione

ANTONIO GÓNGORA

La Copa del Rey sigue siendo una deuda histórica para el Málaga, porque casi nunca consigue llegar a esta competición en las mejores condiciones, salvo en algunos casos relativamente recientes. En esta ocasión el equipo afronta al partido de mañana en Soria sumido en una crisis deportiva destacada tras instalarse en la última plaza de la clasificación. Pero el técnico del conjunto de Martiricos afirmó ayer que no ‘tirará’ esta competición, sino que intentará apoyarse en ella para encontrar el deseado cambio de rumbo del conjunto blanquiazul.

Noticia relacionada

«Para mí no es un marrón. Me encanta la Copa. A mí siempre me ha gustado», afirmó, a la vez que aseguró que la eliminatoria contra el Numancia, que comenzará esta tarde con el choque de ida en Los Pajaritos, también puede reforzar a sus hombres, si consiguen un buen resultado. «Es una ocasión buena para que el equipo se pueda meter en dinámica positiva. Y no lo digo porque sea un rival de Segunda, sino porque es una buena oportunidad. No estamos para tirar ningún partido», destacó el preparador madrileño tras el entrenamiento celebrado en La Rosaleda.

Pero el técnico, que recordó los malos precedentes del cuadro blanquiazul en esta competición, llegó más lejos para demostrar que su apuesta por esta competición es real, que quiere progresar lo máximo posible en la Copa, al confesar que viajará con los mejores hombres que puede. «A mí me encanta y, de hecho, la convocatoria es normal, con jugadores que necesariamente tienen que ir, porque tenemos a muchos con molestias. Pero los que se quedan por los problemas físicos tampoco estarían en condiciones de jugar si fuera un partido de Liga», indicó.

Elogios al rival

Míchel también destacó el juego de su equipo en el Camp Nou, que tuvo un buen rendimiento tanto en ataque como en defensa, y afirmó que su rival en la Copa es un conjunto fuerte, pese a ser de Segunda. «Está en condiciones de competir en Primera. No podemos despistarnos ante el Numancia. No pensamos que sea fácil, pero una buena noticia para nosotros en este partidos nos serviría también para reaccionar», explicó.

Míchel insistió en la gran trayectoria del conjunto soriano, aunque ahora haya caído algunas posiciones en la clasificación. «Es un equipo que tiene mucha variedad, y a su entrenador le gusta hacer cambios, rotaciones. Juega con velocidad arriba y cuenta con calidad en algunas posiciones. Es un equipo intenso. Se parece al Eibar, que juega directo en segunda jugada y que te hace los partidos incómodos. Podría estar perfectamente en Primera y competir», añadió.

Fotos

Vídeos