La Copa ahora sí favorece al Málaga

Manu García, Munir y Wakaso celebran uno de los goles del Alavés en la Copa en Formentera./Efe
Manu García, Munir y Wakaso celebran uno de los goles del Alavés en la Copa en Formentera. / Efe

Varios de sus rivales directos por la salvación se abocan a un enero repleto de partidos

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Superada la frustración de un nuevo fracaso copero, en esta campaña contra el Numancia, ahora sí que se puede afirmar que esta competición obra en favor del Málaga. Varios de sus rivales directos en la lucha por la permanencia en Primera se ven abocados a un calendario infernal en este mes de enero dados sus buenos resultados en el torneo del ‘k. o’.

A estas alturas no es descaminado pensar en que el Alavés y el Levante puedan jugar los cuartos de final de esta edición copera. El equipo vitoriano se impuso por 1-3 en Formentera en la ida de octavos, y la sorpresa ofrecida por el cuadro balear al eliminar al Athletic en dieciseisavos parece ya muy complicada. También el Levante se perfila como cuartofinalista, al ganar el jueves en su visita al Espanyol (1-2). En todo caso, de este duelo saldrá la clasificación de un conjunto apurado en la Liga.

Menos claro es lo del Leganés, que derrotó en la ida de los octavos al Villarreal (1-0). Aunque el cuadro ‘pepinero’ conserva aún seis puntos de colchón respecto a la zona de descenso, está por ver si la sobrecarga de partidos este mes le pasa factura a la postre en la Liga. Tampoco Las Palmas se perfila como favorito ante el Valencia (1-1 en tierras canarias).

Los profesionales más veteranos suelen reconocer que el mes de enero es vital en el desarrollo de la temporada y en los frutos finales en la Liga. Algunos conjuntos se ven obligados a jugar ocho compromisos oficiales en el mismo y a competir cada tres o cuatro días. En el caso del Alavés, el Levante (o el Espanyol) y el Leganés, sin plantillas profundas.

Varios ‘tocados’ malaguistas

De hecho, el Málaga ya sufrió en sus carnes hace dos temporadas el problema de llegar lejos en la Copa del Rey. Entonces acarició las semifinales en una eliminatoria ante el Athletic en el que se apreció mucho el cansancio en las dos plantillas. Aquel tropiezo fue casi un punto de inflexión cara al resto de la temporada. Ahora los pupilos de Míchel juegan con esa ventaja, siendo la excepción entre todos los conjuntos de la zona baja.

Un Málaga que ayer siguió preparando el importante duelo del lunes ante el Espanyol, que acude con mucho menos tiempo de recuperación.En la sesión de entrenamiento de ayer, en el Ciudad de Málaga, trabajaron aparte del grupo los delanteros Borja Bastón y En-Nesyri, que siguieron un tratamiento específico en el gimnasio al arrastrar molestias del partido del jueves ante el Hamburgo. En concreto, el madrileño por un golpe en el gemelo derecho, y el marroquí, por un leve esguince en el ligamento lateral externo del tobillo izquierdo.

Además, Jony, por segundo día consecutivo, también estuvo en el gimnasio tratándose un esguince de grado I de tobillo en su pie derecho. Con más intensidad, se emplearon Torres y Adrián, que alternaron ejercicio físico y labor con balón. Por último, Rolan acumuló su segundo día con permiso del club. Se encuentra en Madrid, en nuevas consultas médicas sobre su lesión en el tendón de Aquiles derecho. El uruguayo podría tener que pasar por el quirófano al final.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos