Los que más corren en el Málaga

Peñaranda conduce el balón ante Wass/Ñito Salas
Peñaranda conduce el balón ante Wass / Ñito Salas
Secreto de Sumario

La impresión fue que el equipo se esforzó más que nunca, pero en ocho de los nueve partidos anteriores superó al rival. Eso sí, los datos reflejan que hubo gran igualdad entre los jugadores

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

El fútbol actual se mide en números. Antes los entrenadores se guiaban por las sensaciones, por lo que veían en los entrenamientos. Carecían de cifras y de parámetros para medir el trabajo en el día a día y menos aún en los partidos. Hoy, sin embargo, todo se escruta, todo se analiza, todo se valora y todo conduce a conclusiones de tal contundencia que hasta influye en que los clubes opten o no por el fichaje de un futbolista. El aficionado del Málaga probablemente salió el pasado domingo convencido de que los jugadores habían corrido más que nunca y se habían esforzado como en ningún otro encuentro de Liga, pero la realidad es otra. El equipo sí superó con claridad al Celta (107,333 kilómetros por 104,117 su rival), pero paradójicamente esa diferencia de 3,3 kilómetros, con ser importante, no fue la más alta en lo que va de Liga.

Los datos

Kilómetros recorridos por los jugadores del Málaga ante el Celta

Adrián 11,031

Chory Castro 10,627

Peñaranda 10,557

Recio 10,418

Keko 10,078

Juanpi 9,915

Rosales 9,661

Baysse 9,383

Luis Hernández 9,276

Juan Carlos 9,243

Roberto 3,297

En-Nesyri 2,234

Ontiveros 1,356

Rolón 0,249

Cuando Míchel y los jugadores coinciden en afirmar que el equipo trabaja bien cada día y después en los partidos lo hacen apoyados en los datos de los GPS y en los que suministra Mediacoach a todos los equipos de la Liga. Y en ese aspecto resulta llamativo que el Málaga ha completado más kilómetros que su rival en nueve de los diez encuentros. La única excepción fue ante el Valencia... y por apenas 200 metros.

Esos son datos objetivos que constituyen el más claro aval de que los males del Málaga no han obedecido al aspecto físico, sino a la falta de calidad y a un bloqueo mental en determinados momentos del partido (más allá, conviene recordarlo, de puntuales decisiones arbitrales adversas). Que el equipo se encuentra en un buen tono tuvo el reflejo el domingo en el papel de dos futbolistas a los que Míchel ha dado confianza pese a que en verano estaban descartados: Peñaranda y Chory Castro. El técnico ha vuelto a demostrar con estas decisiones (como la pasada temporada) que no se deja llevar por manías y que al final recurre a los que están mejor, independientemente de que hayan tenido un papel muy secundario en fases determinadas del trabajo. El venezolano fue el segundo que más recorrió (10,627 kilómetros), y el uruguayo, el tercero (10,557). El teórico ‘nueve’ ante el Celta ha cambiado radicalmente de actitud no ya en el trabajo, sino en la alimentación (este detalle ha sido clave), y pasa por el mejor momento desde que llegó. Y el ‘charrúa’, bajo mínimos en pretemporada, ha trabajado en silencio para revertir su situación hasta recuperar un óptimo tono físico.

Picos de velocidad

El Málaga superó holgadamente al Celta, según los datos facilitados por Mediacoach, en todas las facetas. Porque al final en el plano individual no se valora tanto el reparto de los kilómetros como el colectivo. Por norma general un equipo raras veces pierde si ha completado tres o cuatro kilómetros más que el contrario. En los jugadores se analizan más los picos de velocidad, que determinan si se trata de carrera (de 14 a 21 kilómetros por hora), esprints de baja intensidad (21 a 24 kilómetros) o alta (por encima de 24). Con todo, es importante reseñar que todos los jugadores de campo del once titular estuvieron por encima de 9,2 kilómetros. Sin llegar a diez se quedaron Juan Carlos, Luis Hernández, Baysse,Rosales y Juanpi. Es decir, los cuatro defensas (otra prueba de que los laterales estuvieron contenidos) y el segundo punta, que esta vez tenía la misión de fijar a los centrales para que Peñaranda pudiera buscar más juego entre líneas. Por encima de los diez metros, además de los citados Chory Castro y Peñaranda, estuvieron Adrián (habitualmente primero o segundo, fue esta vez el líder en este aspecto, con 11,031), Recio (cuarto, con 10,4) y Keko (quinto, con 10,07). En el Celta sólo tres futbolistas superaron la decena de kilómetros (y el que más, paradójicamente, un central, Sergi Gómez, lo que prueba el trabajo que realizaron los atacantes).

Tal vez lo más llamativo sea que la pasada temporada las diferencias eran más llamativas entre un grupo reducido de jugadores y el resto. Ahora se han estrechado porque se impone un ambiente de solidaridad en el trabajo en beneficio del colectivo. Eso sí, en lo que respecta a los picos de velocidad, sí se producen datos más elocuentes. Los cuatro atacantes estuvieron a buen nivel en esta parcela dentro de una óptima línea general. Los centrales y el ‘nueve’ corpulento suelen ser los que tienen más complicado alcanzar cifras altas (en torno a 27 o 28 kilómetros por hora). Peñaranda brilla en esta faceta porque llegó a estar cerca de los 33,5, una prueba irrefutable de que el venezolano vuelve a estar hoy por hoy en el tono que lo hizo deslumbrar en el Granada. Por eso Míchel ha vuelto a confiar en él...

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos