A lo Panenka

Una crisis insoportable

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

La crisis deportiva del Málaga ya es acuciante e insoportable. Sin Adrián en esta ocasión en el once y con Rolón entre los titulares por una lesión de última hora de Kuzmanovic, el equipo de Míchel volvió a fracasar estrepitosamente, lo que lo lleva a tocar un nuevo fondo tras ocho jornadas y un punto sumado. Sin ritmo y en plena dinámica negativa, el conjunto blanquiazul no funciona. Ya parecía que el cuadro de Martiricos no podía rebajar más sus expectativas, pero faltaba el partido de ayer para confeccionar un drama deportivo que cada día empeora un poco más. El verdugo en esta ocasión, por ejemplo, está ya a trece puntos por encima de los malaguistas.

El presidente del Málaga estuvo otra vez en el punto de mira de las críticas cuando la situación se complicó y el equipo cayó. La afición no se dirigió más que al jeque, al que considera el culpable de la situación. Esto es algo que ya se ha repetido en los últimos encuentros en casa. El descontento del público abarca a otras parcelas de la entidad, pero en algunos casos están motivadas por la ausencia de decisiones del propietario o porque estas fueran equivocadas.

Un palco muy renovado.La semana anterior estuvo muy movida, aunque sin novedades que afectaran al equipo. Pero ayer sí se apreció una gran renovación en el palco del estadio y sus inmediaciones, donde acudieron caras nuevas y desaparecieron otras. Presidió el choque Nasser Al-Thani, vicepresidente y consejero delegado. El hijo del jeque, además, ha sido uno de los que ha apostado por el regreso de Mario Husillos, que se presentó como una de las estrellas de esta zona noble, donde estuvo acompañado por Joaquín Jofre. Ya no estaba Francesc Arnau, recientemente destituido como director deportivo y algunos de sus colaboradores.

Fotos

Vídeos