Las cuentas del vestuario del Málaga: 18 puntos en Navidad

Salvador Salas

El equipo está centrado exclusivamente en la cita con el Leganés, pero también asume la importancia de no descolgarse en la tabla

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Hoy por hoy, con un solo punto y en situación de colista, el Málaga no está para hacer cuentas de la lechera. No obstante, en el vestuario todos sus miembros son conscientes de la importancia de no descolgarse. Llegar 'vivos' a las vacaciones navideñas es también una prioridad para la plantilla por mucho que durante estas dos semanas el foco esté puesto exclusivamente en la cita con el Leganés, el domingo 15 a las 18.30 horas en La Rosaleda. De ahí la prioridad de no estar por debajo de los 18 puntos para esas fechas tan señaladas.

El compromiso con el cuadro 'pepinero' se antoja crucial para el equipo malaguista. Más allá de que los jugadores ansíen afrontar ya este encuentro para evitar cualquier riesgo con la situación del entrenador, Míchel -esa comunión es un aspecto de mucho peso para el presidente, Abdullah Al-Thani-, saben a ciencia cierta que un nuevo tropiezo complicaría la permanencia de forma decisiva. Cabe recordar que en la siguiente jornada el conjunto blanquiazul debe rendir visita al Barcelona, un rival a priori casi inaccesible a la vista del rendimiento hasta el momento, por lo que existiría el riesgo de llegar a la novena fecha del calendario con uno o dos puntos. Y ello obligaría a una remontada casi sin margen de error.

EL CALENDARIO

Jornada 8ª
Málaga-Leganés (domingo 15).
Jornada 9ª
Barcelona-Málaga (sábado 21).
Jornada 10ª
Málaga-Celta.
Jornada 11ª
Villarreal-Málaga.
Jornada 12ª
Málaga-Deportivo.
Jornada 13ª
Real Madrid-Málaga.
Jornada 14ª
Málaga-Levante.
Jornada 15ª
R. Sociedad-Málaga.
Jornada 16ª
Málaga-Betis.
Jornada 17ª
Alavés-Málaga.

A estas alturas, con el calendario en la mano, nadie cuestiona que la permanencia del Málaga va a basarse en aprovechar el factor campo en la primera vuelta y en obtener resultados positivos a domicilio en la segunda. Si se analiza el programa de encuentros es fácil comprobar que, a excepción de la primera cita (frente al Girona), al equipo de Míchel se le han acumulado los encuentros fuera frente a rivales de entidad. Ya ha visitado al Atlético de Madrid, Valencia y Sevilla, y de aquí a final de año le tocará comparecer en los campos del Barcelona, Villarreal, Real Madrid, Real Sociedad y Alavés.

A priori esta última es la única salida relativamente cómoda. Es cierto que al Madrid de momento le cuesta ganar en casa, que determinados partidos de la Real en Anoeta son un correcalles y también que el Villarreal está en proceso de transformación tras el ascenso del exmalaguista Javi Calleja, pero, visto el rendimiento del cuadro blanquiazul, mucho debe mejorar para obtener algún punto en esos campos.

Hacer los deberes en casa

Por lo tanto, el Málaga está obligado a hacer los deberes en casa. Al menos, en esta primera vuelta. No fallar en La Rosaleda es vital para llegar al ecuador del campeonato sin descolgarse, metido en el grupo de 'sufridores', para luego calibrar la necesidad (hoy por hoy una certeza) de mejorar el nivel de la plantilla con dos o tres efectivos. Sobre el papel, este objetivo sólo se alcanzará si saca la máxima rentabilidad al factor campo en los próximos dos meses y medio. De lo contrario, en el segundo tramo del campeonato tendría que firmar una vuelta de equipo aspirante a ocupar plaza directa para competir en la Liga Europa (esto es, rozando casi la treintena de puntos).

El calendario permite ser optimistas, obviamente más por los rivales que comparecen en La Rosaleda que por el nivel ofrecido por el equipo en las siete primeras jornadas. Tras el Leganés pasarán por el recinto de Martiricos el Celta, el Deportivo, el Levante y el Betis. Incluso, frente al cuadro gallego y al granota un tropiezo sería funesto.

La cuestión es asegurar ahí el máximo de puntos. Sólo así se alcanzarían los 18 puntos y se evitaría quedar descolgados en las vacaciones navideñas. Y luego, en la segunda vuelta, tocaría sorprender en casa a los conjuntos de la mitad alta en la clasificación y dar la cara con triunfos en los campos de los rivales directos. El primer paso debe darlo el domingo de la semana que viene ante el Leganés, con sólo tres goles en contra. De lo contrario, el panorama sería tenebroso.

Fotos

Vídeos