Cumbre con el jeque Abdullah Al-Thani en Catar

Joaquín Jofre, primer ejecutivo del club tras los dueños. / Salvador Salas

Las ofertas de las constructoras para las obras de La Academia y la crisis deportiva del primer equipo, en la agenda de la reunión

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

La larga ausencia del jeque Abdullah Al-Thani, que lleva ya más de cuatro meses lejos de Málaga, ha acumulado ciertas decisiones importantes que el presidente del club no quería tomarlas a través del teléfono o mediante el correo electrónico. Y tampoco están en la ciudad sus hijos, que se marcharon poco a poco, excepto Rakan. De ahí que requiriera la presencia del principal ejecutivo de la entidad, al margen de la propiedad, el abogado Joaquín Jofre, que está ejerciendo ahora como el primer ejecutivo del club. De esta forma, según ha sabido este periódico de fuentes cercanas al club, Jofre viajó a Doha para celebrar un cumbre con el jeque en tierras cataríes.

En el club han intentado tratar este asunto con la máxima discreción, por lo que mantuvieron esta cita en secreto en todo momento. La reunión, sin embargo, puede considerarse normal en una empresa importante, ya que en este caso el propietario del club necesitó un contacto directo con alguno de sus empleados (Jofre está desarrollando funciones de director general de la entidad), ya que él no regresará a Málaga, como mínimo, hasta el mes que viene. En este momento, además, hay dos asuntos determinantes para el club que deben tratarse de una forma urgente: el análisis de las ofertas presentadas por las constructoras malagueñas para comenzar las obras de La Academia (deben comenzar, como máximo en enero) y la situación deportiva del equipo, colista ahora.

En el caso de la puesta en marcha de los trabajos de la primera fase de la nueva ciudad deportiva malaguista en Arraijanal, el jeque tendrá que decidirse por alguna de las propuestas realizadas para comenzar las obras en breve. En principio, las constructoras sólo se encargarán de la obra civil del proyecto, mientras que los campos, en este caso cuatro, los levantará una empresa especializada en estos asuntos, a la que también tiene que seleccionar el club entre varias ofertas que le han llegado.

Decisiones deportivas

El capítulo deportivo merece un espacio aparte, sobre todo en uno momento tan preocupante como el actual. Es previsible que Joaquín Jofre haya regresado con algunas decisiones ya tomadas por el propietario, si bien todo apunta a que Míchel seguirá siendo entrenador del Málaga, al menos, hasta el encuentro del domingo que viene en La Rosaleda contra el Leganés. Tampoco existe ningún indicio que haga referencia a que el madrileño sería destituido en el caso de que el resultado de este encuentro no fuese positivo para el conjunto blanquiazul.

Es evidente que Jofre conoce los detalles de los planes del jeque cara a los próximos meses tanto en los dos capítulos mencionados como en otros menores de la entidad que también buscan soluciones de una forma inmediata. Es previsible que a partir de ahora comiencen a aparecer estas decisiones y se conozca, por ejemplo, cuál será la constructora malagueña que se encargue de construir la primera fase de La Academia.

El jeque, en cualquier caso, sigue controlando desde Catar todas las decisiones que se toman en las oficinas del Málaga en La Rosaleda. Al-Thani es el que autoriza cualquier movimiento, incluso algunos relativamente pequeños. Y esta fórmula de funcionamiento se mantiene también cuando algunos de sus hijos están aquí. Cualquiera de ellos consulta con el presidente los asuntos antes de tomar cualquier decisión.

Fotos

Vídeos