CUMPLIÓ DE SOBRA

MARTÍN NAVARRETE

Es un colegiado el catalán Álvarez Izquierdo cumplidor de su trabajo, por la constancia que mantiene en el control del juego durante todo el partido, lo que le permite estar al nivel adecuado. La frescura que posee fruto de su buena condición física, le ayuda a interpretar con acierto acciones de ataque, de ahí que aplicara la ventaja con mucha frecuencia. Muestra de esto, es la que concede en el minuto diez del partido al dejar seguir un claro agarrón de Recio sobre Burgui cerca del área, y que permitió el primer disparo a puerta de Munir.

Completó una labor seria y eso que el partido estuvo bronco y trabado, con excesivas faltas especialmente en el primer periodo. Resuelve bien no indicando penalti y con amonestación a Burgui por simular una caída en el interior del área ante Ricca. Acertó en el uso de las amonestaciones. La vio Manu García por una entrada a Luis Hernández, y a este por saltar con los brazos por delante sobre el capitán del Alavés. También acertó en el resto de amonestaciones que mostró durante el resto del partido, algo que no es fácil.

Es complicado destacar algunos aspectos negativos en la labor del colegiado catalán Álvarez Izquierdo en el encuentro de ayer. Quizás sus movimientos y gestos en las indicaciones, que son un poco marciales y robóticos. Poco más a subrayar en esta parcela, y es que acertó plenamente en otras facetas, como el control del fuera de juego en los se produjeron en los noventa minutos. Los que indicaron Méndez Mateo y Barranco Trejo, sus asistentes, todos al Alavés, y ninguno al Málaga porque no cometió ninguno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos