¿Debe aprovechar el Málaga para fichar ya?

El director deportivo, Mario Husillos./Salvador Salas
El director deportivo, Mario Husillos. / Salvador Salas
El debate

La lesión de larga duración de Juan Carlos abre la puerta a una incorporación de forma inmediata

PEDRO LUIS ALONSO y SERGIO CORTÉSMálaga

Sí. Es una coartada para adelantar el alta de un ‘pivote’

La lesión de Juan Carlos ha generado una coartada para poder fichar ya y no deber esperar un mes más o dos, porque cabe temer que los refuerzos invernales lleguen a finales de enero y no debuten en la jornada prevista a priori para el día 7 de ese mes, sino en febrero. El tiempo es oro. Por medio hay muchos compromisos, ocho en la Liga, en los que puede estar en juego la permanencia.

Claro está, mi argumentación sólo tiene sentido si algunos de los futbolistas que tiene vistos el Málaga en el mercado cumple con alguno de los dos requisitos para fichar tras una lesión de larga duración; a saber, que esté sin equipo o que venga cedido. Y aunque la primera reacción pueda ser dirigir los esfuerzos hacia un lateral izquierdo, cuestión que hace apenas una semana no era perentoria (ahora sí, sin Juan Carlos, Ricca ni Torres), creo que es más prioritario aún incorporar a ese ‘pivote’ de garantías.

La diferencia entre que llegue un medio centro defensivo y un lateral zurdo es patente. El primero, si realmente da la medida para la categoría, tiene poderío físico y juego aéreo y no implica grandes problemas de adaptación, equilibraría al Málaga defensivamente, algo que se viene ansiando desde la primera jornada.Lo del lateral izquierdo es, en efecto, un problema, pero a un mes vista se prevé la vuelta de Torres y Ricca, si no se dan más contratiempos con ambos.En cambio, lo de los ‘pivotes’, por más que estén Rolón (que no ha dado la talla), Adrián, Recio y Kuzmanovic, ninguno de los tres últimos un especialista, es un problema serio. La lesión de Juan Carlos, un lance desgraciado, puede tener una contrapartida clara: permite al club adelantar su refuerzo más perentorio.

No. Las prisas nunca son buenas consejeras

Evidentemente, si me garantizaran que la incorporación va a ofrecer las mínimas prestaciones no me posicionaría en esta parte del debate. Al Málaga se le han acumulado los problemas en una zona determinada, el lateral izquierdo, pero conviene no dejar en el tintero los problemas en el medio de contención y el bajo nivel en el centro de la defensa. Entiendo perfectamente que Husillos y Míchel se muestren tan cautos y hasta entendería que no hubiera un consenso absoluto sobre la prioridad a día de hoy. Nunca he sido partidario de fichar por fichar, aunque aquí en Málaga le pongamos la alfombra roja a cualquiera (por citar el caso más cercano, a comienzos de año a José Rodríguez, que no tiene capacidad para jugar en la élite en el centro del campo). Hay que tener algo muy claro: si el mercado de futbolistas en paro hubiera interesado, no habría sido necesario esperar a la grave de Juan Carlos. Esa opción siempre ha estado ahí y nunca se ha planteado, ni para el central ni para el ‘pivote’ ni para otra posición. Es evidente que la alternativa de firmar a un futbolista que compita en España abre el abanico, pero tampoco conviene hacerse muchas ilusiones. Las opciones no son muchas y tampoco parece sencillo que un futbolista se adapte a lo que quiere el Málaga y encima que su club dé facilidades. Estos partidos son cruciales para el equipo y precisamente por eso la necesidad convive con el riesgo de hacer experimentos. Las prisas nunca son buenas consejeras. Lo que más me preocupa, y esta cuestión pasa inadvertida, es que en esos huecos el filial carece de recambios. En enero ya no se recurrió a Deco mientras Alberto tuvo poco recorrido en el Mallorca y el Murcia. Además, Luis está casi inédito en el Lugo, y a Mikel le ha costado mucho ser titular en el Cádiz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos