Un derbi Málaga-Betis con rachas opuestas

Los malaguistas celebran el segundo gol en Anoeta, con Rulli a la izquierda lamentándolo. :/AGENCIA LOF
Los malaguistas celebran el segundo gol en Anoeta, con Rulli a la izquierda lamentándolo. : / AGENCIA LOF

El equipo local ha sumado ocho puntos más que su rival en las últimas seis jornadas ligueras

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Hace apenas dos meses, el Betis aventajaba en quince puntos al Málaga en la clasificación. Quique Setién era elevado a los altares, con su equipo séptimo en la tabla, después de una importante reestructuración en su plantilla. Por momentos, el cuadro verdiblanco imitaba la alegría en el juego de aquel Las Palmas de comienzos de la pasada campaña, y futbolistas como Sanabria, aún por explotar en el fútbol, se soltaban en la faceta realizadora. De forma paralela, el Málaga sumaba sólo un punto en la Liga tras nueve jornadas y nadie entendía la confianza sin límite de la entidad en su entrenador, Míchel, en una situación extrema.

Casi dos meses después, el lunes, el Málaga podría llegar a colocarse a cuatro puntos del Betis en caso de adjudicarse el derbi en Martiricos. ¿Qué ha sucedido entre medias? Una sangría defensiva tremenda del equipo sevillano, la lesión de Sanabria y demasiadas facilidades concedidas a los rivales que tienen ahora aSetién en el disparadero. La eliminación copera ante el Cádiz (un 3-5 en la vuelta) fue un claro ejemplo de esta fragilidad extrema, un ir y venir en las áreas que no le favorece al Betis. Paralelamente, el Málaga ha renacido. Su situación sigue siendo grave, pero el juego y los resultados aportan un rayo de esperanza.

A día de hoy el derbi de mañana presenta un pronóstico diferente al que se podía intuir tras el comienzo de la Liga. El Málaga totaliza diez de los últimos dieciocho puntos en disputa y, sobre todo, se ha mostrado muy fiable en casa, donde ganó al Celta (2-1), al Deportivo (3-2), no sin apuros en ambos casos, y empató con el Levante (0-0). Además, lleva 194 minutos imbatido en la Liga. En concreto, el Málaga ha sumado ocho puntos más que el Betis en estas últimas seis jornadas. Además, el equipo hispalense ha recibido diecisiete goles en sus últimos siete compromisos oficiales.

Hay más. El Betis comparece sin Sanabria ni Guardado. Su máximo goleador (siete dianas) y el mejor asistente (seis pases directos de gol), lesionado en la última jornada, además de obligado a cumplir el primer ciclo de amonestaciones. Y Javi García, con el que tuvo un acuerdo el cuadro de La Rosaleda este verano, ha padecido una lumbalgia y ha estado entre algodones los últimos días, aunque se prevé que pueda entrar en la convocatoria para el derbi.

En el Málaga, que a pesar de todo sigue a cuatro puntos de la zona de permanencia, existe la posibilidad de repetir once, el del triunfo en Anoeta, toda vez que Rolan no ha trabajado con absoluta normalidad aún ningún día de esta semana, y que Ricca, reincorporado al trabajo, lleva mucho tiempo de inactividad.

La incógnita de Rolan condiciona los planes de Míchel

Rolan progresa adecuadamente, pero seguramente no al ritmo que sería conveniente cara a ser de la partida mañana. El delantero uruguayo, que trabajó en el gimnasio hasta el jueves, comenzó a ejercitarse a pie de campo el viernes y continuó con esa labor ayer, pero sin estar junto al resto de compañeros. Recio también ha estado ‘entre algodones’, pero en su caso y en el de Peñaranda parece que podrán estar en el once inicial. Otra incógnita es Ricca. ¿Volverá ya a la lista tras empezar a entrenarse? En idéntica tesitura desde hace más tiempo está Kuzmanovic.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos