El Málaga, herido y abandonado a su suerte

Michel lucha con Samu por el control del balón durante el partido de anoche./EFE
Michel lucha con Samu por el control del balón durante el partido de anoche. / EFE

Pierde en Las Palmas otro partido clave, en el que hizo más méritos que el rival, y se queda descolgado y hundido como colista de Primera

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Herido y abandonado a su suerte, a expensas de un futuro incierto y pendiente ya casi de un milagro para reaccionar y salvar los muebles. Así se quedó anoche el Málaga en Las Palmas tras encajar el gol de la derrota en el minuto 90. Otra vez apareció el dolor y la crueldad en los últimos instantes. Cayó derrotado, aunque hizo méritos para todo lo contrario o, al menos, el empate. Pero no, la fortuna no está, no existe para un equipo hundido ya en la clasificación, descolgado en el ‘farolillo rojo’. El encuentro no fue brillante, sino más bien malo y aburrido, pero el equipo blanquiazul disfrutó de las mejores ocasiones y mereció más premio que el contrario.

1 Las Palmas

Chichizola: Míchel Macedo (Dani Castellano, min. 86), Gálvez, Ximo Navarro, Aguirregaray; Peñalba; Hernán Toledo (Tana, min. 72), Jonathan Viera, Etebo, Nacho Gil (Halilovic, min. 62); y Calleri.

0 Málaga

Roberto; Rosales, Luis Hernández, Ignasi Miquel, Ricca; Keko Gontán (Juanpi, min. 86), Iturra, Recio (Bueno, min. 70), Samu García (Success, min. 78); Adrián González e Ideye.

Árbitro
De Burgos Bengoetxea (del Comité Vasco). Amonestó a Ignasi Miquel, Recio, Keko, Peñalba y Tana.
gol
1-0, minuto 90:Balón que recoge Halilovic al borde del área y dispara ajustado para abrir el marcador para Las Palmas. Roberto se quejó en esta acción de la posición de Calleri, que le impidió observar la salida del balón y detener un balón que entró de una forma suave junto a su poste derecho.

En un periodo final dominado por los malaguistas, el conjunto local fue capaz de abrir la defensa rival para que, en última instancia, Halilovic pudiera disparar ajustado desde el borde del área. Roberto no vio la salida del balón y se quejó de un posible fuera de juego de Calleri, que estaba molestando en la trayectoria del balón, pero el tanto subió al marcador y el equipo de Martiricos agrava su crisis deportiva tras perder ante su rival más directo.

Jose apostó de entrada por cuatro de los ocho fichajes del mercado invernal. La gran novedad fue el delantero Ideye, que se estrenó directamente como titular, aunque también arrancó en el once inicial Samu (ya había debutado), mientras que el resto de los jugadores fueron los previsibles, los que venía utilizando el nuevo entrenador. Y todo comenzó como en los dos partidos anteriores, ya con el técnico gaditano en el banquillo: con el Málaga bien plantado, sin ofrecer huecos ni darle tregua al rival.

Con la mente puesta en el triunfo, el once blanquiazul quiso anular a Las Palmas desde el primer momento. Y lo consiguió en parte. El partido comenzó a ser aburrido y el conjunto local se veía incapaz de sacar el balón con nitidez, aunque la posesión era claramente para los amarillos. La contención estaba funcionando y el Málaga no se olvidaba del ataque. Aunque las aproximaciones blanquiazules no eran claras, más allá del remate de cabeza de Ignasi Miquel, que picó excesivamente el remate de cabeza cuando su posición era cómoda.

Aburrimiento

Las opciones de unos y otros fueron casi inexistentes en el primer periodo de un partido que pasó por instantes en los que era tedioso. Las accione morían una y otra vez en el centro del campo, lo que impedía que los porteros pasaran por peligro. Los amarillos pudieron adelantarse por medio de Michel, pero Roberto estuvo muy atento y envió el balón a córner en la única ocasión local antes del descanso.

El contragolpe no estaba siendo la mejor opción visitante, sino que el equipo de Jose pretendía generar juego y aprovechar también algunos contraataques. Y poco a poco se fue adueñando del juego en la reanudación, disfrutando de una fase de dominio y hasta de acoso sobre la meta de Las Palmas. Pronto, de esta forma, llegarían las dos mejores ocasiones para el Málaga, que partieron precisamente del debutante Ideye: primero fue Samu el que se quedó solo ante el meta contrario, pero controló mal y se le marchó el balón. Después le tocó el turno a Keko, que no aprovechó el pase del nigeriano y envió el balón muy suave.

Análisis

Las Palmas reaccionó con dos disparos lejanos de Etebo, pero sin demasiada claridad. El Málaga estaba apretando más y más, mereciendo abrir el marcador. Siempre precavido y trabajador, el equipo blanquiazul quería buscar la meta rival de una forma intensa y ordenada. Jose dio entrada a Bueno y Success, y más tarde a Juanpi, para abrir el marcador a toda costa. El empate no le valía, pero las opciones no se convertían en oportunidades o, en su caso, en goles. Faltaba pegada.

Pero faltaba lo peor, lo más cruel, el gol de Las Palmas en el minuto 90. Halilovic recogió el balón tras un rechace y envió el esférico muy ajustado y con varios jugadores por medio para hacer un gol injusto y doloroso para un Málaga mejor, más decidido, pero desafortunado. Incluso, Calleri molestó en ese lanzamiento. Horrible.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos