El Málaga se hunde en el descuento ante el Numancia (2-1)

El Málaga se hunde en el descuento ante el Numancia (2-1)
Agencia LOF

Encaja dos goles, uno en posible fuera de juego, en los dos últimos minutos ante el Numancia

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORASoria Enviado especial

Sin concentración. Como en una película de terror, el Málaga se hundió en los últimos minutos del partido, en el descuento, para encajar dos goles que permitieron al Numancia remontar y hacerse con un triunfo increíble en la ida de dieciseisavos de final de la Copa del Rey. La eliminatoria queda abierta para el compromiso de vuelta en La Rosaleda, si bien el equipo blanquiazul no pudo cumplir con el objetivo de cambiar su dinámica. Recibió una dura derrota en el campo de un equipo de Segunda.

El Málaga fue incapaz de defender bien las últimas acciones del encuentro, lo que le costó otra derrota increíble, parecida a la de Dortmund (aquella con más trascendencia) después de ir ganado el partido por la mínima desde el primer periodo gracias al golazo de falta conseguido por Recio. La resurrección prevista deberá quedar para mejor ocasión. El choque copero, más allá de lo previsto, supone un nuevo revés para la alicaída moral de los malaguistas.

2 Numancia

Munir; Markel, Dani Calvo, Elgezabal, Luis Valcarce; Escassi, Larrea (Iñigo Pérez, min. 73); Nacho, Guillermo, Dani Nieto (Marc Mateu, min. 69); Higinio (Pere Milla, min. 69).

1 Málaga

Andrés Prieto; Cifuentes, Luis Hernández, Baysse, Robles; Cecchini (Rolon, min. 68), Adrián, Recio; Ontiveros (Rosales, min. 84), Borja, Jony (Mula, min. 71).

goles
1-0, min.21: Recio. 1-1, min.93: Nacho. 2-1, min.95: Escassi.
árbitro
Álvarez Izquierdo (Comité catalán). Amonestó a los visitantes Luis Hernández, Recio, Robles y Ontiveros.
campo
Partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en Los Pajaritos ante unos 3.000 espectadores
EL DETALLE.
El Málaga estuvo ayer muy arropado en Los Pajaritos pese a tratarse de un partido de Copa y a disputarse a muchos kilómetros. Acudieron el asesor jurídico y persona de confianza de los propietarios, Joaquín Jofre; el director deportivo, Mario Husillos, y los consejeros consultivos Abdallah ben Barek y Francisco Martín Aguilar.

Míchel cumplió con su idea de apostar por la Copa, aunque hizo muchos cambios en el equipo, en algunos casos obligado por las lesiones. Pero utilizó de entrada un once fuerte y compensado, que bien podría afrontar cualquier jornada de Liga. Las incorporaciones más destacadas fueron la del canterano Álex Robles, que entró por la ausencias de Ricca, Juan Carlos y Torres en la banda izquierda (suele jugar por la derecha), Cifu o Cecchini. El objetivo del Málaga se centraba en comenzar a ganar partidos, aunque fuera en la Copa.

Noticias relacionadas

El plan malaguista estaba centrado en el equilibrio y la disciplina táctica, con Adrián como único ‘pivote’ y Recio por delante. La fórmula funcionó en el arranque, aunque la posesión era para un Numancia sin gran profundidad. Las opciones de gol en las porterías eran inexistentes, con una lucha intensa en el centro del campo. El once local ofrecía una gran resistencia ante un Málaga que, sobre todo, no quería incurrir en errores.

Más consistencia

La vuelta de Recio, con Adrián por detrás, le dio más consistencia al equipo blanquiazul, que se adelantó precisamente por medio del centrocampista malagueño en un magistral lanzamiento de falta, realizada a un activo Jony, casi en el ecuador del primer periodo. Aunque era en la Copa, el equipo volvió a marcar desde el 23 de septiembre, cuando lo hizo por partida triple ante el Athletic, lo que le supuso el único punto sumado hasta ahora. El espectacular tanto, sin embargo, obligó al conjunto soriano subir un poco más sus líneas.

El Numancia, con el malagueño Escassi en el once, ya no sólo disponía de la posesión, sino que buscaba el ataque, todavía sin gran profundidad, pero con cierto peligro. La mejor opción local del primer acto fue para Guillermo en un remate de cabeza. El Málaga se defendía bien, pero apenas inquietaba en ataque, donde Ontiveros y Borja apenas llegaBAn al área rival. La ventaja malaguista por la mínima no ofrecía garantías, aunque Andrés Prieto tampoco tuvo que intervenir demasiado, salvo en un espectacular despeje de puños.

Pero el conjunto local, aupado por su público, todavía daría más de sí en el segundo periodo, pero sin causar grandes problemas, salvo en unas indecisiones en el área malaguista tras un córner, en un lanzamiento fuera de Nacho cuando estaba en una buena posición y en un remate de cabeza de Higinio (la mejor ocasión). Míchel reaccionó sacando a Rolón por Cecchini para darle más seguridad defensiva al centro del campo.

El Málaga intentaba a toda costa llegar al final del choque con la ventaja en el marcador. Atacaba más el Numancia, mientras que el conjunto blanquiazul se defendía e intentaba sorprender al contragolpe. Parecía que iba a llegar el primer triunfo malaguista, pero otra vez en el descuento, parecido al choque de Dortmund, el equipo blanquiazul se dejó remontar con dos tantos seguidos, uno de Nacho y otro del malagueño Escassi tras un fuera de juego. Una derrota increíble ante el Numancia que mantiene al conjunto malagueño a los pies de los caballos. Urge una reacción.

Fotos

Vídeos