DESALIENTO, DESÁNIMO, DESASTRE...

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

EL Málaga se dejó en Vitoria algo más que tres puntos, porque no sólo perdió una vez más, sino que además lo hizo con otro de sus rivales directos. Hundidos, sin norte, sin esquema, con un entrenador, Míchel, que no encuentra soluciones, con una propiedad que no aparece ni con El Almendro por Navidad, pero cada vez con menos crédito, con menos posibilidades de permanencia y con menos todo.

El aficionado malaguista está perplejo. No sólo vio cómo desarmaban al equipo en verano, sino también cómo el ex Arnau cometía error tras error al negar la incorporación de 'malaguistas' como Antunes o Amrabat, o cuando Míchel no tiró de galones para incorporar a Javi García, o cuando apareció no se sabe bien quién ni por dónde (se intuye para qué) para fichar a dos desconocidos jugadores sudamericanos por casi 10 millones de euros que siguen siendo eso, dos desconocidos. Ahora Husillos, solo ante el peligro, tiene apenas un millón y medio para fichar este mes. Hemos traído a un buen jugador a priori, Miquel, y a un ex, Iturra, que tendrá que demostrar mucho para sanar las heridas que dejó con su salida entre los aficionados, pero con eso no basta: 11 puntos, hundido en la zona pantanosa, sin juego, sin estilo, sin calidad, sin gol... Lógico que entre el malaguismo haya cundido el desaliento y el desánimo porque se intuye el desastre del descenso. ¡Qué pena, Dios mío! El Málaga da síntomas de estar tirado en la cuneta y nadie parece dispuesto a acercarse para ver qué le ocurre: pues que está moribundo, llevando una vuelta sólo comparable a la de la nefasta campaña final de la época de Roldán y compañía. Entonces la debacle tuvo nombres propios, por todos conocidos, lo mismo que ahora. Lo que pasó, pasó, pero lo que va a pasar no tiene nombre, y que no venga ahora nadie a decir que no se esperaba, sobre todo tras la vergonzosa pretemporada y plantilla que se conformó. Necesitamos un revulsivo, un milagro, pero para que toque la Lotería hay que comprar participaciones, a ver si nos enteramos...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos