El Málaga toca fondo en Mestalla (5-0)

Paul Baysse se lamenta tras encajar su equipo el quinto gol del Valencia./Efe
Paul Baysse se lamenta tras encajar su equipo el quinto gol del Valencia. / Efe

Descalabro del equipo de Míchel, que aguantó bien en la primera parte y se hundió en la segunda para sufrir una dura goleada que puede hacer mucho daño en la plantilla

ANTONIO GÓNGORAEnviado especial. Valencia

Desastre absoluto del Málaga, que ya toca fondo. Tras una buena primera parte, en la que pudo acabar por delante en el marcador, se diluyó tras el descanso y cayó estrepitosamente goleado en Mestalla por un Valencia compacto y que fue a más con el paso de los minutos y las facilidades que le iba ofreciendo el rival. Zaza destrozó a los malaguistas con tres tantos en sólo ocho minutos. Ahí acabo todo, y empezó la pesadilla.

Las perspectivas eran halagüeñas para los malaguistas en el primer periodo, pese a encajar un tanto relativamente pronto, pero el hundimiento fue rápido y preocupante en el segundo periodo. Los desajustes defensivos, la baja forma de algunos jugadores y la brillantez en ocasiones del rival en determinados zarpazos llevaron al Málaga a sufrir una derrota que puede hacerle mucho daño al bloque cara a los próximos encuentros.

Noticias relacionadas

Esta goleada tan contundente no estaba en el guion malaguista, que esperaba lo contrario: reaccionar. La situación, de esta forma, se complica para el equipo, que completa la quinta jornada con cero puntos y, tras encajar tantos goles, podría situarse como colista de Primera (dependerá del Alavés).

Míchel prescindió de varios de los más habituales para buscar un cambio de rumbo y también para hacer rotaciones en una semana con dos partidos. Se quedaron fuera Rosales, Adrián o Borja Bastón, mientras que el técnico apostó por Cifu, Kuzmanovic o Rolan. Y el equipo funcionó mejor ofensivamente de entrada.

Rolan, destacado

La movilidad de Rolan causó grandes problemas a un Valencia temeroso atrás. Las aproximaciones eran constantes del Málaga, que empujaba con fuerza en busca del gol. Pero la fortuna le dio la espalda otra vez al equipo blanquiazul y Santi Mina adelantó a los locales gracias a una acción en la que burló a la defensa y a Roberto para cabecear el balón de una forma suave y colocada al palo contrario al portero tras un centro de Soler.

5 Valencia

Neto, Montoya, Murillo, Gabriel Paulista, Lato, Parejo (Maksimovic, m.73), Kondogbia (Andreas Pereira, m.65), Carlos Soler, Guedes, Santi Mina y Zaza (Rodrigo, m.67).

0 Málaga

Roberto, Cifu, Luis Hernández, Diego González (Baysse, m.70), Ricca, Kuzmanovic, Rolón (Ontiveros, m.61), Recio, Mula (Juampi, m.61), Jony y Rolan

goles
1-0, m.16: Santi Mina. 2-0, m.54: Zaza. 3-0, m.60: Zaza. 4-0, m.62: Zaza. 5-0, m.86: Rodrigo.
árbitro
Álvarez Izquierdo (Comité catalán). Mostró tarjeta amarilla al visitante Ricca.
campo.
Partido de la quinta jornada de LaLiga Santader disputado en el estadio de Mestalla ante 36.215 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria del subinspector de la Policía Nacional Blas Gámez, fallecido en acto de servicio.

El tanto no hacía justicia a los méritos de los malaguistas, que, pese a que continuaban con desajustes, estaban llevando el peso del partido. Pero ese control de los visitantes aumentó tras el gol. Rolan fue una pesadilla para la defensa local en la fase central del primer periodo. Dispuso de una ocasión, pidió un penalti y aportó una movilidad que desequilibraba constantemente al rival.

En el centro del campo, con Rolón por detrás y Recio y Kuzmanovic por delante, permitía plantar cara al equipo malagueño, vestido de naranja. Tras una oportunidad valencianista en la que Zaza también solicitó la pena máxima, Jony tuvo en sus botas el empate, pero su golpeo con la derecha se marchó alto a pocos metros de la meta de un inspirado Neto. Poco después fue Mula el que tuvo dos oportunidades clarísimas, una con el pie y otra en un espectacular cabezazo. La pelota, sin embargo, no quería entrar. El 1-0 al descanso parecía completamente injusto.

Opinión

Pero nadie podía prever lo que ocurrió tras el descanso. Todo siguió igual en principio hasta que Zaza, en sólo ocho minutos, destrozó al equipo malagueño con tres tantos consecutivos. El hundimiento fue absoluto. Los hombres de Míchel se veían impotentes para frenar la avalancha valencianista. El entrenador madrileño hizo varios cambios para reordenar al equipo, pero fue inútil, ya que siguieron las oportunidades hasta que llegó el quinto gol, el de Rodrigo. Un desastre. El Málaga ya estaba descompuesto y a merced del rival. El Málaga sigue perdiendo jornada tras jornada. Y el sábado visita La Rosaleda el Athletic.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos