Diecinueve partidos sin marcar... y subiendo

En-Nesyri trata de desbordar a Busquets. /Ñito Salas
En-Nesyri trata de desbordar a Busquets. / Ñito Salas

Con diez jornadas todavía por delante, el Málaga ya iguala su peor registro en Primera sin ver puerta, que databa de la temporada 1989-90

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

El Málaga va de récord negativo en récord negativo. Frente al Barcelona encadenó por primera vez en la historia siete derrotas consecutivas en la élite y después de quedarse a cero frente al cuadro azulgrana tiene otro a tiro. Con diez jornadas todavía por delante, la plantilla actual ya ha igualado su peor registro en Primera División en partidos sin marcar.

El dato no puede ser más adverso y al mismo tiempo más clarificador del paupérrimo nivel de los jugadores malaguistas en la finalización. En los últimos trece encuentros –es decir, el equivalente a un tercio de Liga– el equipo sólo ha marcado... ¡tres goles! Este detalle explica por qué el Málaga ha sido incapaz de sumar victorias y, como consecuencia, no ha sabido aprovechar las numerosas concesiones de sus rivales directos durante tres meses y medio.

Los datos

19
Partidos sin marcar en Primera. El Málaga actual ha igualado el registro de la temporada 1989-90, que desembocó en el descenso tras la promoción con el Espanyol.
17
Encuentros sin ver puerta era hasta la peor marca ofensiva del Málaga con el nombre de Club de Fútbol. Fue en la Liga 2013-2014, la posterior a la Champions.

Las carencias ofensivas del Málaga, alarmantes desde la pretemporada, comenzaron a ser un quebradero de cabeza en las primeras jornadas del campeonato. En nueve encuentros sólo vio puerta en dos de ellas. Frente a Las Palmas el único gol llegó en una falta lateral (rematada por Diego González) y frente al Athletic también uno de los tres tantos se produjo en una acción similar (en este caso, culminada por Baysse, desvinculado del club en enero). El equipo mejoró considerablemente en los seis compromisos siguientes, cuando sólo se quedó inédito en ataque dos veces, fruto probablemente de la etapa de más equilibrio y soltura con un ‘pivote’ medianamente estable hasta entonces (Adrián). En ese periodo se produjeron tres victorias, un empate y las derrotas en el Bernabéu (por 3-2) y Villarreal (al encajar dos goles en ocho minutos y ya superado el ecuador de la segunda mitad).

Tres goles en 1.202 minutos

Pero desde el triunfo en Anoeta el Málaga ha caído en barrena ofensivamente: tres goles en 1.202 minutos. Sólo han marcado En-Nesyri, dos veces –ambas fuera, en Eibar (tras un error defensivo grave de la defensa armera) y Bilbao (a centro de Lestienne)–, e Ideye, en La Rosaleda frente al Valencia (en otra acción a balón parado, en este caso un córner).

En definitiva, el Málaga ha marcado únicamente en nueve de los 28 encuentros disputados;es decir, en menos de un tercio. A estas alturas ya ha igualado su peor registro histórico, 19 partidos sin ver puerta. Sucedió en la última campaña del Club Deportivo Málaga en la élite, la 1989-90, con Antonio Benítez en el banquillo. Las carencias en ataque también pasaron factura, especialmente en el tramo final del campeonato, y resultó bastante elocuente que únicamente en cuatro ocasiones logró más de un tanto. Es más, en la segunda vuelta lo hizo sólo en la última jornada, en casa frente al Tenerife, en una victoria por 2-1 que no evitó la presencia en la promoción (posteriormente perdida frente al Espanyol en la tanda de penaltis en La Rosaleda). Son inolvidables las claras ocasiones desperdiciadas por el colombiano Palomo Usuriaga en el Camp Nou, previas al tanto de Julio Salinas que supuso la derrota por 1-0.

En cualquier caso, si se comparan las dos temporadas, en la actual es más evidente la dificultad para crear ocasiones mínimamente claras, lo que explica por qué, salvo milagro, se va a superar aquel récord negativo. Cabe recalcar que la segunda peor campaña en este aspecto fue no hace mucho, precisamente la posterior a la Champions, con 17 encuentros sin marcar. El Málaga nunca se quedó (como muy presumiblemente va a suceder a corto plazo) sin ver puerta en más de la mitad de los partidos de Liga. Ni siquiera cuando el campeonato contaba con 14, 16 o 18 participantes.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos