El Árbitro

MUY DISCUTIDO

MARTÍN NAVARRETE

Fue un arbitraje el del catalán Álvarez Izquierdo bastante protestado, sobre todo en el último trecho de partido, y es que el propio colegiado entró en una dinámica de errores, todos intrascendentes en el juego, pero que provocaron las continuas protestas del público, a veces con razón y otras no. Desde el comienzo se mostró cauto y sereno en un partido que no ofrecía dificultad alguna, con poca atención en el juego y falta de calidad. Hasta el minuto 36 no le apareció una acción decisiva y que resolvió con acierto indicando un penalti.

La indicación del punto fatídico es consecuencia del derribo de Asenjo sobre Rolan. Acierta también en la decisión técnica al amonestar al portero. Hasta la temporada anterior esta acción se sancionaba expulsando al infractor. Sin embargo, en la presente los cambios determinaron que si la falta se producía disputando el esférico la sanción disciplinaria se ha de considerar sólo con la amarilla.

Los criterios desiguales que mantuvo en ese último periodo del partido ya comentado fue quizás lo peor de su trabajo. En un colegiado tan experto no se justifica. Será esta su última temporada en el arbitraje. Disciplinariamente sí que estuvo a buen nivel. Interpretó con acierto el derribo del minuto 20 a Success de Jaume Costa, que no se podía interpretar como ocasión manifiesta de gol, al estar muy lejos y fuera de la zona marcada para interpretarlo. No dudó en amonestar a Soriano nada más comenzar el segundo periodo por entrada a Rosales; a Lacen, por otro derribo a Soriano y, más tarde, a Torres por una zancadilla necesaria para su equipo en el vértice del área.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos