Un drama que puede acabar en fiesta

Un drama que puede acabar en fiesta
Ñito Salas

Un Málaga en cuidados intensivos y debilitado en su centro del campo, obligado a ganar al Sevilla en un derbi de lo más desigual y que pone el broche final en lo futbolístico al 28F

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Del último Málaga-Sevilla (un 4-2 el 1 de mayo) al de esta tarde sólo hay un denominador común, el de que se jugó en una fecha festiva, pero entresemana. Entonces, el Día del Trabajo, hoy, casi irónicamente, el Día de Andalucía, porque no se sabe bien si invita a la celebración el hecho de que uno de los conjuntos que representa a la comunidad en el fútbol de élite se encuentre gravemente amenazado de seguir en la categoría. Si no hay un giro inesperado en el guion o si el Granada y el Cádiz no consuman su ascenso, Andalucía sólo tendrá representantes hispalenses en la máxima categoría la próxima campaña.

Así las cosas, la fiesta es en realidad un drama que sólo podría derivar en jolgorio si es que gana el cuadro de La Rosaleda, ese ansiado resultado que no se produce desde el 10 de diciembre (0-2 en Anoeta). Con dos puntos de los últimos treinta, el Málaga se ha hundido en la clasificación, aunque menos de lo que hubiera sido normal, dada la carrera de caracoles en la que se haya sumido junto a sus tres grandes rivales: el Levante (situado a siete puntos), Las Palmas (a seis) y el Deportivo (a cinco).

Pase lo que pase el Málaga seguirá siendo colista, pero en cualquier momento podría darle un vuelco a la situación, meterse de lleno en la pomada. La jornada no es especialmente propicia para ninguno de los cuatro últimos –porque el Deportivo juega en Getafe; el Levante, en Vitoria, y Las Palmas recibe al Barcelona–, pero si el cuadro de Martiricos fuera capaz de dar ese golpe de mano soñado encararía de una forma diferente las doce jornadas finales, la siguiente este mismo sábado en Butarque.

En-Nesyri podrá jugar el derbi

En-Nesyri podrá jugar el derbi . Competición retiró ayer una de las dos amonestaciones que sufrió en Bilbao, la primera, por «golpear con el brazo a un adversario de forma temeraria en la disputa del balón». Las alegaciones del Málaga surtieron efecto.

No va a ser una empresa fácil la de esta tarde, que se presume lluviosa. El centro del campo malaguista está un tanto mermado. Ausentes Recio y Adrián, José González se la tendrá que jugar con Iturra y Lacen, con el argelino visiblemente fuera de ritmo. Más allá de elogios a su calidad, el técnico admitió que Juanpi no es el tipo de jugador que encaja con la fórmula de juego actual de su equipo.

Al menos regresa a la zaga Ignasi Miquel, y el Comité de Competición retiró una tarjeta a En-Nesyri, que podrá batallar junto a Ideye en el ataque. Ya con el marroquí en liza, en la convocatoria de veinte tendrá que haber ahora dos descartes antes de la cita, seguramente entre el amplio ramillete de extremos y jugadores ofensivos (Bueno, Samu, Success, Borja Bastón, Juanpi,...). El técnico no citó aún a Keko y Ricca, faltos de forma, y llamó en realidad a todos los disponibles.

Rolón, JUanpi y Borja, citados

Con media docena de jugadores con mayores o menores molestias (Ricca, Recio, Adrián, Kuzmanovic, Peñaranda y Keko), Jose citó ayer a Rolón, Juanpi y Borja Bastón, que no estaban teniendo cabida en las listas. El técnico ensalzó el trabajo del punta, que podría tener alguna oportunidad.

El Sevilla, pese al varapalo del domingo (2-5 del Atlético, en la tercera ocasión este curso en que se lleva una ‘manita’ en alguna de las competiciones), puede presumir de una plantilla de lujo. Basta repasar esa denominada ahora ‘segunda unidad’, la que no alinea Montella, que ha renunciado a las rotaciones. Son David Soria; Corchia, Pareja, Kjaer o Geis, Layún o Arana;Pizarro, Roque Mesa; Nolito, Ganso, Sandro, y Ben Yedder. Al margen del portero, seguramente cualquiera de ellos sería indiscutible en este Málaga.

La duda esta tarde estriba en cuántos cambios decidirá hacer Montella, que ha modificado la dinámica de rotaciones de los entrenadores que le han precedido en el cargo. Le gusta apostar por los mismos, pero el intenso calendario y las ausencias obligadas de sus laterales (el lesionado Jesús Navas y el sancionado Escudero) invitan a pensar en algunas novedades, como el debut oficial del brasileño Arana. La enorme motivación de Sandro en La Rosaleda, máxime después de no ir convocado el domingo, también permite predecir que pueda jugar de salida. Ya sólo queda esperar que no emule a otros exmalaguistas como Charles (Eibar), Alcalá (Girona) o Sergi Darder (Espanyol), cuyos goles han supuesto sendas derrotas por la mínima que pueden costar el descenso.

Sandro, en el bando rival

Ídolo malaguista y referente goleador del equipo la pasada campaña, hoy vuelve por primera vez a La Rosaleda como rival, pero sin certeza de que sea titular. Además de la competencia de Muriel y Ben Yedder, le está costando mostrar su mejor versión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos