El entrenador busca alternativas en el equipo para el arranque liguero

Keko mejora de sus problemas físicos. /Salvador Salas
Keko mejora de sus problemas físicos. / Salvador Salas

Míchel deberá decidir si apuesta por la fórmula de los tres centrales o por el tradicional 4-4-2 en el choque de mañana contra el Eibar en casa

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

La ausencia todavía de alguno de los jugadores fundamentales para el equipo, como el medio centro que deberá sustituir al traspasado Camacho, y la aparición de algunos problemas físicos en determinados futbolistas obligará a Míchel a buscar nuevas alternativas en la plantilla para afrontar con las máximas garantías el compromiso con el que se inaugura LaLiga mañana en La Rosaleda contra el Eibar, a las 22.00 horas. La primera pregunta es obligada: ¿Cuál será el sistema elegido por el técnico madrileño? La respuesta es complicada, aunque ha manejado diversas opciones tanto en la pretemporada como en los partidos en los que dirigió al equipo la pasada campaña.

La marcha de Camacho sigue siendo un contratiempo en el plano defensivo, por lo que Míchel ha apostado en algunos de los amistosos destacados por una zaga con tres centrales y dos ‘carrileros’. De esta forma libera el centro del campo y, a la vez, ofrece buenos resultados defensivos. En el Trofeo Carranza, ante el Villarreal, utilizó a Kuzmanovic y a Adrián retrasados, con Recio algo más adelantado. Este ensayo, en principio, podría ser el más próximo a once titular que utilizará mañana.

Sistemas

Aunque el técnico malaguista ha alternado esta fórmula, teóricamente más defensiva, con una variante del clásico 4-4-2. En esta última opción tienen más presencia los extremos. De esta forma, Míchel podrá utilizar los dos sistemas de juego en el mismo partido, como ha hecho en otras oportunidades con éxito.

Cuatro son los jugadores de la plantilla que tienen ahora problemas físicos. Entre ellos está el filial Luis Muñoz, mientras que ya se ha recuperado de su intervención de pubis el canterano Ontiveros, que podría estar en condiciones de ocupar una plaza en la convocatoria de hoy.

El preparador cuenta con bajas notables, como son los casos de Torres, Cechini o el propio Keko, que ayer comenzó a trabajar con el readaptador. Además del filial Luis Muñoz o el delantero Peñaranda. Por su parte, ya trabaja con normalidad Ontiveros, aunque todavía no estará al máximo de sus posibilidades debido a que acaba de salir de una intervención de pubis.

Míchel ofrecerá esta mañana la primera convocatoria de la temporada, después de la sesión de entrenamiento que se celebrará en La Rosaleda. La plantilla sigue reforzada por varios canteranos, a la espera de que puedan llegar el mencionado medio centro y también un delantero más. Es previsible, incluso, que alguno de estos jóvenes filiales que ahora trabaja a las órdenes de Míchel forme parte de la lista de convocados para el primer encuentro oficial de la temporada.

Fotos

Vídeos