¿Qué entrenadores ofrece el mercado al Málaga?

Paco Herrera ascendió al Celta y a Las Palmas./AFP
Paco Herrera ascendió al Celta y a Las Palmas. / AFP
Análisis

Casi descartado Muñiz, el Málaga maneja opciones que se ajusten a un perfil: trabajo, ilusión y compromiso. Del grupo de cabeza en Segunda sólo puede que no sigan Anquela y Arrasate, y también están libres Paco Herrera o Escribá

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

El ‘casting’ para buscar entrenador está en marcha en el Málaga. Casi descartada la opción de Juan Ramón Muñiz (no parece que la situación vaya a cambiar pese a la presencia del asturiano aquí esta Semana Santa), la pregunta es obvia: ¿qué alternativas ofrece el mercado? La lista, aunque pueda parecer extraño, es larga. Otra cuestión es que con ella en la mano el director deportivo, Mario Armando Husillos, descarte de antemano a algunos porque se inclina por un perfil determinado. El hispanoargentino ya se vio en una situación como esta, cuando acabó la etapa de Bernd Schuster, y optó por Javi Gracia a pesar de que su equipo había descendido a Segunda (Osasuna), de que era casi un desconocido para el aficionado y de que incluso el propio presidente, Abdullah Al-Thani, se opuso a su contratación.

Trabajo, ilusión y compromiso. Esas son las tres cualidades que debe reunir el entrenador elegido por el Málaga para la próxima temporada. No parece que Husillos vaya a dejarse llevar sólo por currículum –tampoco es que sobren los entrenadores con ascensos a Primera– y menos aún por los gustos expresados por los aficionados en encuestas o a través de las redes sociales. De hecho, cuando apostó por Gracia, la respuesta en el entorno no fue precisamente positiva. El director deportivo quiere ante todo que el técnico esté convencido del proyecto que tendrá en sus manos, que sea muy metódico en el día a día y que esté dispuesto a asumir responsabilidades incluso en la planificación.

Obviamente la teoría es muy sencilla, pero luego surgen las dificultades propias del mercado. Husillos quería a Muñiz sí o sí porque conoce bien su trabajo y era consciente de que no iba a encontrar a otro técnico más comprometido por su vinculación con la ciudad y sus amigos dentro del club. Pero precisamente uno de los puntos de discordia con el asturiano desde el principio fue el deseo de este de apostar por una revolución en la plantilla, tarea nada fácil desde el punto de vista económico.

El primer nombre

En Palma de Mallorca ya ha surgido el primer nombre: Vicente Moreno. No resulta una sorpresa, porque, más allá de sus cualidades, la lista de candidatos está basada en técnicos que en las últimas temporadas han tenido a sus equipos entre los mejores de Segunda y en otros que no han desentonado recientemente en Primera. Y el excapitán del Xerez –al que asesora el mismo agente que a Gracia, Rodri, omnipresente en la etapa de Francesc Arnau y sus dos secretarios técnicos– llevó al Gimnastic a la tercera plaza contra pronóstico hace dos campañas. Ahora es líder en Segunda B con el Mallorca y tiene contrato.

Desde luego, si es por trayectoria, entre los mejor colocados debiera estar Paco Herrera. Es de los pocos en la última década con dos ascensos, junto a Muñiz, Pepe Bordalás y precisamente un malagueño, ‘Boquerón’ Esteban (que nunca ha estado en firme entre los candidatos). Esta temporada ha ‘pinchado’ en el Sporting, pero subió al Celta y a Las Palmas. Es un entrenador veterano e inconformista, que va camino de los 65 años y que, por ejemplo, dirigía al Mérida en la temporada del ascenso con Joaquín Peiró (este, por cierto, tenía entonces 63).

Si se analizan las últimas temporadas en Segunda es fácil encontrar nombres. En la anterior quedaron en la parte alta de Segunda equipos dirigidos por Pablo Machín (estos días en Málaga para vivir la Semana Santa tras haber adquirido una vivienda), Pepe Bordalás (que seguirá en el Getafe), Martí (destituido no hace mucho en el Tenerife tras la cuarta plaza de la Liga anterior), Álvaro Cervera (sigue en el Cádiz y esta semana se anunció su renovación por dos temporadas), Juan Antonio Anquela (del Huesca pasó esta campaña al Oviedo, con el que aún no ha renovado) y el citado Paco Herrera (no quiso seguir en el Valladolid tras quedarse fuera de los ‘play-off’ de ascenso).

Respecto a entrenadores de la Liga 2015-2016, junto a Bordalás (subió al Alavés) y Asier Garitano (al Leganés), estuvieron el citado Moreno, Machín y otros dos nombres más. Se trata de José Luis Oltra, que nunca ha llegado a cumplir el objetivo del ascenso (la semana pasada fue destituido en el Granada), y el veterano Enrique Martín, que sí ascendió a Osasuna (una auténtica gesta) y que esta temporada ha reflotado al Albacete. Y si se analiza la temporada 2014-2015, aparecen nombres como Pepe Mel (sin equipo tras fracasar en el Deportivo), Abelardo (ahora en el Alavés), Machín, Herrera, Rubi (está en el Huesca y suena con fuerza para el Espanyol), Ranko Popovic (estuvo en el Zaragoza) y Manolo Díaz (que brilló en la Ponferradina tras su paso por el Castilla).

Al margen quedan entrenadores con experiencia en Primera las últimas temporadas. Ahí sobresale Fran Escribá, cuyos equipos están bien trabajados y que fue destituido a comienzos de la temporada en el Villarreal. Otros nombres son: Gaizka Garitano (brilló en el Eibar y ahora está en el filial del Athletic), Víctor Sánchez del Amo, Sergio González, Miroslav Djukic, Pako Ayestarán, Sergi Barjuán, Juan Eduardo Esnaider o el incombustible Joaquín Caparrós. Juan Ignacio Martínez está en China, en el Shanghai Shenxin.

Por último, conviene analizar a los entrenadores cuyos equipos están actualmente en la zona alta de Segunda. Tienen contrato Álvaro (Cádiz), Baraja (Sporting), Natxo González (Zaragoza), Diego Martínez (Osasuna) o Francisco (Lugo). Rubi (Huesca) gusta mucho a Husillos, pero suena para Primera y tendría oferta para seguir en caso de ascenso. También es lógico que Míchel continúe en el Rayo. Pueden quedar libres Anquela (Oviedo), Jagoba Arrasate (Numancia) y Luis César (Valladolid). Nombres, nombres y más nombres...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos