Dos equipos en reconstrucción

Mula disputa el balón ante la salida de Chichizola.
Mula disputa el balón ante la salida de Chichizola. / Agencia Lof

Sin puntos aún en la Liga, Málaga y Las Palmas acusan las salidas de varios de sus jugadores clave

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Hay mucho en común entre el Málaga y Las Palmas, rivales el lunes (21.00 horas, Gol) en La Rosaleda y dos de los cuatro conjuntos de Primera que aún no han logrado puntuar en estas dos primeras jornadas ligueras. Son dos equipos en construcción, que penan la pérdida de jugadores clave en el mercado veraniego y que tratan de rehacerse con sustitutos y la búsqueda de una identidad. Pero, de momento, los pupilos de Míchel son los menos goleadores (ex aequo con el Villarreal, el Alavés y el Getafe, los otros que no han visto puerta), y el equipo canario, el más batido, ya con seis tantos en contra.

Las bajas recientes de Camacho, Pablo, Sandro, Roque Mesa y Boateng están resultando traumáticas en ambas plantillas

Si el Málaga todavía no ha sabido reponerse a la marcha de Camacho, Pablo y Sandro, en Las Palmas sucede algo parecido con el adiós de Roque Mesa y el de Boateng. El primero de ellos era el jugador que daba claridad a la salida del balón, al origen de las jugadas. Con numerosos pases en corto, contribuía al orden del fútbol en el cuadro amarillo y aportaba un alto número de recuperaciones de balón. Su elevado traspaso al Swansea no ha supuesto que sea titular aún en su destino, donde sigue en fase de adaptación. Su equipo apostó inicialmente por Lemos, un central que ya había jugado en ese puesto, pero en el último momento ha contratado en el mercado a Samper (cedido por el Barcelona al Granada la pasada campaña), ahora lesionado, y por el veterano Aquilani, que jugaba en la serie B italiana y en el tramo final de su carrera. Ambos siguen sin debutar.

Más grave fue el agujero en el ataque con la marcha repentina de Boateng, que alegó motivos familiares para regresar a Alemania (Eintracht Fráncfort) en la semana previa al comienzo de la competición. Las Palmas ya había contratado a Calleri antes, un jugador curiosamente ofrecido al Málaga y que de momento ha marcado el único tanto liguero del equipo y mostró detalles interesantes en la pretemporada. También ha llegado hace menos tiempo Remy. Además, el refuerzo estelar de Vitolo (limitado hasta enero) no lo empleó por cuestiones obvias en la última jornada, ante el que será su nuevo conjunto, el Atlético de Madrid (1-5) y ahora está ‘tocado’.

Pese a que la idea de juego de Las Palmas no va a variar un ápice con su nuevo entrenador, Manolo Márquez (la pasada campaña, en el filial), sustituto de Quique Setién, al equipo le está costando parecerse al de los mejores momentos de la campaña anterior, y sí más al que bajó claramente el nivel en la segunda mitad de curso, con una preocupante debilidad defensiva y con una posesión de balón un tanto estéril, pese a que sigan jugadores del talento de Tana y Vitolo.

Las pruebas de Míchel

En el Málaga, tres cuartos de lo mismo. A estas alturas de la temporada Míchel sigue tratando de dar con la tecla en cuanto al sistema de juego –ha empleado dos distintos en los dos duelos disputados, con cambios incluso sobre la marcha en los partidos– y los jugadores a elegir. Sobre el papel en la plantilla el sustituto natural de Camacho (traspasado al Wolfsburgo) es Rolón, que llegó con el torneo iniciado. De momento ha sido Kuzmanovic el elegido. Sin embargo, este, con indudables virtudes técnicas, podría brillar más con un jugador de gran despliegue físico a su lado.

El duelo del lunes tendrá poco que ver con el amistoso de hace justo un mes en Cádiz

Más complicado es suplir a Sandro (ahora en el Everton), que fue el máximo realizador del equipo la pasada campaña, con catorce goles. Su movilidad y capacidad para el golpeo de media y larga distancia no son virtudes que distingan a Borja Bastón, un ‘nueve’ de área, con excelente juego aéreo y sentido de la anticipación. Sin embargo, en este Málaga en construcción aún no se ha identificado el camino para que la ofensiva del equipo permita explotar mejor sus virtudes. Así las cosas, Míchel se ha decantado por esquemas con o sin extremos y no se han generado un elevado número de ocasiones. Al menos el equipo no muestra la debilidad defensiva de su rival.

Ni siquiera el precedente de hace un mes, el sábado 12 de agosto, sirve de orientación cara a lo que podría suceder el lunes. Míchel, consciente de que el guión del Trofeo Carranza exigía jugar dos partidos en apenas 24 horas, recurrió a rotaciones en las formaciones, y probó con el once de la Liga (en efecto, fue el empleado en la primera jornada) en la semifinal del viernes 11, ante el Villarreal. De ahí que la alineación que jugó ante Las Palmas en la final fue muy atípica, con jugadores como Andrés Prieto, Ían Pino, Luis Muñoz, Cifu, José Carlos, Chory Castro o En-Nesyri. No es probable que se vea a ninguno de ellos el lunes en la hoja de alineaciones.

El 0-2 (goles de Boateng y de Bigas) supuso excesiva diferencia sobre lo visto en el campo, pero Las Palmas jugó con muchos de los habituales, en especial en ataque, donde ya no está Boateng. Aunque sólo ha transcurrido un mes y fue el último ensayo de pretemporada, se han producido después muchos acontecimientos.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos