Escassi, el malagueño que tumbó al Málaga

Escassi, el malagueño que tumbó al Málaga

El centrocampista, que estuvo en las categorías inferiores del club, vive su segunda temporada en el Numancia

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

El Málaga vivió la aciaga noche de Dortmund, incluso con un probable error arbitral en el gol de la derrota (da la impresión de que los jugadores rivales estaban en fuera de juego), pero en Soria. Y tuvo que ser cuña de la misma madera, porque el verdugo fue un futbolista malagueño y que estuvo en la propia cantera de La Rosaleda: Escassi.

Pasó por La Mosca, El Palo y el Fuengirola hasta que su padre lo animó a marcharse de Málaga. Él veía descentrado a su hijo Alberto y tampoco este se sentía a gusto. Decidieron aceptar una oferta del Getafe y allí comenzó a ser futbolista, hasta que Víctor Muñoz le dio la oportunidad.

La trayectoria de Escassi no ha sido fácil, porque aquellas expectativas no se cumplieron y porque en el Hércules (donde se marchó traspasado después de una primera experiencia cedido) el club era un desastre. Y pasó a convertirse en un 'jornalero' de Segunda División. Primero estuvo en el Alcorcón, después en el Llagostera y desde la pasada temporada en el Numancia. Nunca le han faltado propuestas.

A sus 28 años, Escassi es pieza clave en el Numancia. Ha sido utilizado indistintamente como central o como medio de contención -incluso en el comienzo de la presente Liga actuó como defensa- y ayer fue el verdugo de su Málaga, el club que lo vio crecer los primeros años y que incluso quiso repescarlo en 2009 a tenor de su progresión para que se curtiera en el filial.

Fotos

Vídeos