¿A qué espera Al-Thani para elegir?

Álvaro Cervera dirige al Cádiz en el choque contra el Oviedo a domicilio. /Álex Piña
Álvaro Cervera dirige al Cádiz en el choque contra el Oviedo a domicilio. / Álex Piña

Dispone de varios nombres, pero mantiene su silencio sobre el futuro entrenador del Málaga

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Las asignaturas pendientes siguen acumulándose en el Málaga con el paso de los días, aunque la principal alarma está centrada en el capítulo deportivo y más concretamente en la elección urgente de un director deportivo y un entrenador. El jeque Al-Thani requirió algunos nombres a los consejeros consultivos para contratar, al menos, a un técnico tras el fallido fichaje de Juan Ramón Muñiz (después de llegar a un acuerdo con el preparador asturiano, el propietario echó para atrás la operación). Pero siguen pasando los días y el presidente del club, que se marchó hace más de un año a su país, no responde. El silencio se mantiene. ¿A qué espera ahora? Esa quizás sea la gran pregunta en este momento, pero en el club no tienen ninguna respuesta.

Pero las cuestiones en relación a la pasividad del propietario se acumulan, ya que su retraso está agravando la situación y llevando la entidad al extremo, superando cualquier línea roja. En el club esperan que comunique sus decisiones en pocos días, pero nadie sabe cuándo llegará ese momento. Al caos del descenso, algo que obligará a una mayor austeridad en todos los capítulos (sobre todo en el deportivo), se unió recientemente el 'caso Husillos': el director deportivo se sitió desautorizado por Al-Thani al frenarle el fichaje de Lucas Alcaraz como entrenador, por lo que desde entonces no ejerce. Va al club y espera una negociación para marcharse, pero nada más...

Paralización total

Esta última circunstancia ha agudizado los problemas hasta el punto de que el Málaga está absolutamente paralizado en la parcela deportiva, que es la más importante, la crucial de la entidad. En trabajo inicial de la actual dirección deportiva no se está poniendo en marcha, por lo que el club está bloqueado en este momento, sin avanzar en la planificación. La desventaja del equipo blanquiazul por estas demoras está siendo clave, lo que seguramente afectará en la gestión y la confección de la futura plantilla.

Llegan diversas propuestas para la dirección deportiva

A la espera de que Mario Husillos acuerde su salida del club, aparecen algunas alternativas para la dirección deportiva de la entidad. Llegan ofrecimientos y propuestas de candidatos para esa función, pero también aparecen nuevas opciones diferentes, para cambiar el funcionamiento de la parcela deportiva. Uno de los planteamientos se centra en no cubrir la plaza que, con toda probabilidad, dejará libre Husillos. En este caso el club dispondría de una especie de secretaría técnica, con algunos empleados más dedicados a la búsqueda de jugadores, pero siempre con la plena participación del entrenador del primer equipo. Algo parecido ocurrió con el nombramiento de Adrián Espárraga hace algunos años, aunque eran circunstancias muy diferentes a las actuales.

El retraso a la hora de responder el jeque puede estar basado en dos posibilidades: que no le gusta ninguno de los nombres que tiene sobre la mesa o que realmente no quiere hacerlo, que pretenda marcar sus propios tiempos. En cualquier caso, el presidente dispone de varias opciones para el banquillo, que están encabezadas por el malagueño Esteban Vigo. Pero no han existido negociaciones con el técnico. También gusta el entrenador del Cádiz, Álvaro Cervera, pero todo está abierto a la decisión del jeque, sin que se hayan producido contactos. Este último está ahora en plena lucha con el Cádiz por entrar en la lucha por el ascenso en el último encuentro del campeonato, que se celebrará el próximo fin de semana.

El malagueño Esteban Vigo es el primero de la lista remitida al jeque para dirigir al equipo, pero gustan otros técnicos, como Álvaro Cervera

También se han planteado otros nombres, aunque todo está parado. En el caso de Muñiz, la operación se negoció por completo desde el club y se concretó un principio de acuerdo, que luego fue tumbado por el jeque, por lo que ahora nadie quiere realizar negociaciones hasta que el propietario tenga claro quién quiere que sea el entrenador o el director deportivo de la entidad. La cuerda se va tensando con el paso de los días. Al-Thani no toma las decisiones clave, las más importantes en este momento, por lo que sus ejecutivos en las oficinas mantienen esa misma postura. Y todo a la espera de lo que ocurra al final con Husillos. El desastre continúa más de cuarenta días después de que el Málaga consumara su descenso matemático a Segunda en el campo del Levante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos