Arnau: «Voy a estar aquí hasta el último día; mi relación con el jeque ahora es buena»

Arnau, expectante ante una pregunta durante su comparecencia de ayer.
Arnau, expectante ante una pregunta durante su comparecencia de ayer. / Fernando González

Arnau defiende la planificación, elude hablar de las gestiones del jeque por su cuenta y pide unidad: «El clima es innegable y pido responsabilidad»

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Tenía una difícil papeleta: ni los acontecimientos previos (en julio y, sobre todo, agosto) ni la situación actual ayudan. Por eso, Francesc Arnau revivió ayer sus tiempos de portero, aquellos en los que brillaba en el mano a mano con los delanteros, y despejó uno a uno todos los balones. Por mucho que estos volvieran otra vez a su zona (como el 'caso Rolón'). El director deportivo trató de mantener el tipo y de mandar un mensaje de unidad y confianza en la plantilla, aunque en su comparecencia en la sala de prensa Juan Cortés de La Rosaleda para analizar la planificación de la plantilla destacó más su intento por mostrar que no se ha sentido desautorizado por el presidente -que asumió sus funciones- y también que su relación con él se ha recuperado.

Balance ventas-fichajes. «Ha habido 30 millones en ingresos y poco más de 10 en inversión»

Junto al repaso de todas las operaciones, algunas incluso relacionadas con el Atlético Malagueño, Arnau habló en su exposición inicial sobre el lastre que supuso el mercado veraniego del año anterior. «El 'salario Liga' ha influido mucho», recalcó. Aludió a que en 2016 se hicieron «inversiones importantes» (en particular, las de Santos y Keko, así como la recuperación de parte de los derechos de propiedad de Camacho) y a que el club no cumplió con la previsión de ventas presentada a LaLiga, lo que entonces también marcó la posibilidad de contar con un tope salarial más alto. «Esto, aunque no lo parezca, se viene arrastrando...», indicó. Argumentó que el pago de la cláusula de rescisión por parte de Sandro «casi nos dio equilibrio» y trató de explicar que los 13 millones ingresados por el traspaso de Camacho no eran íntegros para el Málaga. Posteriormente, y aunque se refirió a la confidencialidad de las cifras, reconoció que se habían generado 30 millones de ingresos frente a una inversión de poco más de diez. Pero a continuación quiso aclarar: «No sólo está el tema de la cantidad exacta que se ha invertido porque han llegado siete u ocho jugadores cedidos o con la carta de libertad que tienen su coste, con las comisiones por ejemplo. Y también el incremento salarial, la inflación, porque los salarios no son los mismos que hace un año».

Previsión. «La planificación ha sido pensada en muchas cosas»

«La planificación ha sido pensada en muchas cosas», apuntó Arnau, que la dividió en dos fases. «La primera estaba marcada por contar con un grupo fuerte, español, con edad parecida, de 27 a 29 años, que conociera la Liga... Luego teníamos la inversión en jugadores jóvenes, porque al final una plantilla veterana te termina ahogando en el 'salario Liga'. Los jóvenes necesitan su tiempo. Ahí está el ejemplo de Camacho, que tardó tres años en ser indiscutible y luego fue la bandera del club. Tenemos cuatro cedidos que no suponen una inversión ni un sobrecoste para la entidad». En este último aspecto se contradijo porque previamente había hablado de que, por ejemplo, las comisiones para que llegaran los cedidos afectaban al balance entre ingresos e inversión.

Satisfacción. «Estoy contento de lo que he hecho; la valoración ahora del equipo es facilona»

El director deportivo antepone el compromiso que ve en el vestuario a los resultados negativos de las primeras jornadas: «Yo estoy contento de lo que he hecho, aunque también la valoración ahora del equipo es facilona. Confío en este grupo. Ayer estuve hablando con ellos y tienen la convicción de que lo van a sacar adelante. La mayoría han venido para tres o cuatro años y se sienten parte del proyecto, para crear un vestuario».

Cecchini y Rolón. «Son jóvenes, vienen de una Liga con otro ritmo y tendrán un periodo de adaptación»

Pronto salieron a la palestra las inversiones en dos jóvenes jugadores argentinos, Cecchini (propuesta de Arnau) y Rolón (imposición del propietario), como recambios de Pablo y Camacho. Arnau no ocultó que no están para ser titulares a corto plazo: «Son jugadores jóvenes, que vienen de una Liga con otro ritmo y que tendrán un tiempo de adaptación. Ha habido muchos fichajes y todos la necesitan. Ahora no están contando, luego sí contarán. Se tienen que adaptar poco a poco. La competición permitirá ir metiéndolos en un proceso normal».

Javi García. «Se fue al Betis y nosotros a cambio firmamos dos jugadores jóvenes»

Arnau se afanó en cortar de raíz las alusiones a las gestiones por Rolón, en las que él se vio desautorizado, y por eso surgió el nombre de Javi García, pero el director deportivo no lo consiguió y además dijo una verdad a medias: «Se fue al Betis, y nosotros a cambio firmamos dos jugadores jóvenes». Se refería a Rolón y al central Diego, aunque cabe recordar que este tuvo que venir por el fracaso en la llegada de Meré, además de que las cuentas no cuadran según esa afirmación. Al menos, admitió: «Rolón no lo llevé yo y no conocía los detalles. Lo habíamos visto, y a partir de ahora es un jugador más y lo trataré con el mismo cariño que a los demás».

Nunca se ha planteado dimitir. «Lo que intento es unir a todo el mundo; no podemos poner piedras en el camino»

Pese a haber sido desautorizado en varias ocasiones por el jeque (tanto en el último mercado invernal como en el veraniego) y también a que durante semanas el presidente cortó la comunicación con él para ejercer por su cuenta como director deportivo, Arnau aseguró que nunca se ha planteado dimitir: «Voy a estar aquí hasta el último día para unir a todo el mundo. Llevo 17 años en el club. Conozco los estamentos: periodistas, parte de la afición, propiedad, míster... Lo que intento es unir a todo al mundo, y hasta el último día así estaré. Las dispersiones no me interesan, me interesa la gente unida. El clima es innegable, pero desde aquí pido responsabilidad a todo el mundo y a todos los estamentos del club, desde más arriba, el presidente, al más abajo, para estar unidos. No podemos poner piedras en el camino. Con dos resultados positivos el clima sería totalmente distinto».

Polémicas del jeque en Twitter . «Hay que proteger al grupo de las tensiones externas que pueda haber»

Al hilo de ese clima «innegable» del que había hablado con anterioridad, Arnau lo hizo más tarde de «tensiones externas», claramente referidas a las salidas de tono del presidente y sus apariciones en Twitter: «Tenemos un grupo fuerte, que conoce la Liga española y que tiene cierta madurez. Los nervios y el estrés son malos consejeros. Hay que proteger al grupo de las tensiones externas que pueda haber y que nada tienen que ver con la competición». Más tarde, a la pregunta de si los tuits de Al-Thani influyen en el día a día de los jugadores, fue elocuente: «Espero que no».

Rolan y su futuro en el Deportivo. «La cesión fue la única posibilidad; no nos aceptaron la opción de compra»

En la afición tampoco ha sentado bien conocer que la última incorporación, el delantero uruguayo Rolan, está cedido y que para la próxima temporada ya está comprometido con el Deportivo. A Arnau también le tocó defenderse: «Desde el principio hasta el final la única posibilidad ha sido la de cesión sin opción de compra. De lo demás no puedo hablar nada, no me compete. Rolan está aquí cedido sin opción de compra. No nos aceptaron la opción de compra. La cesión fue la única posibilidad».

Apoyo a Míchel. «Es el más capaz: conoce al grupo, lo tiene motivado, los jugadores están con él...»

La Rosaleda explotó el lunes contra Al-Thani, pero la figura de Míchel no está cuestionada. Arnau también mostró su respaldo al entrenador, aunque en público y no ante el jeque: «Quiero mostrar mi total apoyo a Míchel, porque sé que tiene la capacidad para sacar esto adelante. Es el hombre más capaz: conoce al grupo, lo tiene motivado, los jugadores están con él... Es el entrenador ideal para salir de la situación. No hay mejor persona que él. Yo con el jeque no he hablado de este tema, para mí tiene mi apoyo».

Sin contactos Míchel-presidente. «A veces la distancia dificulta la comunicación»

Luego Arnau quiso evitar la polémica respecto a la afirmación de Míchel de que hace cuatro meses que no habla con Al-Thani. «A veces la distancia dificulta la comunicación del jeque con el entrenador, pero sigue existiendo con el club». Cabe recordar que precisamente el presidente malaguista emplea habitualmente el móvil para comunicarse a través de las redes sociales...

Su relación con el jeque. «A veces esto es como un matrimonio; ahora tenemos una comunicación fluida»

El dirigente malaguista incidió en que el preocupante distanciamiento con el presidente de semanas atrás ya no es tal. «Ahora tenemos una comunicación fluida. A veces es como un matrimonio. Unas veces estás enamorado al cien por cien, y otras, no tanto. Ahora mismo mi relación con él es buena», aseguró. Incluso, dejó entrever que había mantenido contacto con él tras la derrota ante Las Palmas y el clamor de La Rosaleda contra Al-Thani. «Está preocupado por los resultados y se ha mostrado calmado», insistió.

Mercado invernal. «Hay una ficha libre y tenemos margen salarial»

Arnau quiso lanzar el mensaje de que todo ha estado siempre bajo control en la planificación, incluso para el futuro. Primero habló de lo sucedido en verano (aunque obvió lógicamente el paréntesis con Rolón, el tema tabú durante toda su comparecencia): «Todos los pasos estaban previstos, salvo en la sorpresa de Pablo, que no estaba planificada. No era una situación que se planteaba en el mes de abril». A día de hoy, pese a que existe la opción de fichar a algún futbolista en paro (el Rayo lo ha hecho con Manucho, por ejemplo), el director deportivo fue tajante: «No creemos que haya ningún jugador en paro que pueda venir». Eso sí, reconoció que además de una ficha libre el Málaga tiene «margen salarial» para el mercado de invierno.

Samu y Amrabat. «Queríamos otro delantero y ellos tienen más perfil de extremos»

En la recta final de la comparecencia salieron a relucir los nombres de exjugadores malaguistas como Samu y Amrabat, que a última hora llegaron al Levante y al Leganés, respectivamente. Arnau indicó que el tipo de futbolista que se buscaba era otro: «Teníamos la necesidad de fichar a otro delantero y Samu y Amrabat tienen más perfil de extremos aunque en un momento puntual puedan jugar de delanteros». En el caso de Amrabat aclaró: «Había una posibilidad de que pudiera venir a España, no sólo al Málaga, pero no lo consideramos por el tipo de perfil. Es un jugador bueno y tenemos esa posición (la de extremo) ocupada». Más se explayó al hablar de Samu: «Ha habido muchos intentos de traerlo por mi persona. En la temporada 2015-2016, nada más entrar aquí, intenté traer a Juanmi y a Samu. Juanmi fue imposible porque Koeman se opuso a la cesión. El problema de Samu fue parecido. Estaba en el Villarreal y estábamos encantados de que viniera cedido, pero jugador y club decidieron que se quedara. Hubo otro intento en mayo, negociando con el Villarreal un futuro traspaso. Era del gusto del entrenador, pero se truncó porque Javi Gracia se fue al Rubin y Samu también, en una situación económica difícil de igualar. En este mercado también se dio la posibilidad, pero preferimos fichar a un delantero más puro».

Sergi Darder. «Hablamos con él, luego salió el Espanyol y él decidió el equipo al que quería ir»

Otra operación de última hora: la llegada de Sergi Darder al Espanyol. Ahí Arnau señaló directamente al centrocampista: «Hablamos con él a mitad de mercado, pero no había posibilidad de venir. Luego salió el Espanyol y él fue quien decidió el equipo al que quería ir».

Fotos

Vídeos