No existen imposibles para el San Félix

Los jugadores del San Félix celebran el pase a semifinales. /Francis Silva
Los jugadores del San Félix celebran el pase a semifinales. / Francis Silva
Fútbol

Con una mayoría de jugadores en su primer año de juveniles, se ha metido en semifinales de la Copa del Rey y se medirá al Real Madrid

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Definitivamente no existen imposibles para el San Félix, la grata sorpresa del deporte malagueño esta temporada. No entra dentro de la lógica que una plantilla con futbolistas de primer y segundo año de juveniles (de los tres) haya estado a punto de ganar la Liga en su grupo de División de Honor (el 4) y ya se haya colado en las semifinales de la Copa del Rey, ronda en la que ayer se conoció que su rival será el todopoderoso Real Madrid (la ida en Valdebebas este fin de semana, y la vuelta, en el Pedro Berruezo, el domingo 17). El San Félix es un conjunto vinculado al Málaga.

Sin embargo, después de haber eliminado al Atlético Madrileño en octavos (1-1 en la capital y 3-1 en la vuelta) y de haber protagonizado una épica remontada ante la Real Sociedad en cuartos (1-2 en Zubieta y 5-4 en Málaga, pese al 2-4 inquietante a poco del final) ya nadie da por eliminado de antemano a los de Ale Acejo.

El mérito es de los jugadores, pero también de un equipo de trabajo con Acejo, el exfutbolista del Málaga Nacho (su ayudante), José Luis Schneider (preparador físico), Ángel Palencia (entrenador de porteros), Carlos Presas (fisioterapeuta), Juanmi (utilero) y Rafa Guillén (delegado).

Entre las incorporaciones del San Félix este curso están Mike (de ascendencia ecuatoriana), el portero Gonzalo, el extremo izquierdo David Álamo, el medio centro Mario Ordóñez y el también volante Rafa Castillo. Además, subieron de cadetes Ramón, Mike, Heredia, Ismael, Chechu y Quintana. Mientras, los jugadores de segundo año de juveniles de la plantilla son los que estaban con Acejo en el Málaga de Liga Nacional juvenil, que por cierto fue campeón tras tres años sin lograrlo con jugadores sólo de primer año.

En el grupo hay un grueso de jugadores locales, pero también de Algeciras, Granada, Valencia, Barcelona, Murcia, Jaén,...«Realmente cuando empiezas en verano, siempre tienes la duda de cómo se van a adaptar los jugadores a la categoría, porque quizás el grupo 4 de División de Honor es el más competitivo de los siete nacionales. Venir de un año de trabajo conmigo hace que tuviéramos mucho avanzado, así como el hecho de inculcarles el trabajo en equipo, y no pensar en individualidades. Además, se ha hecho un trabajo muy serio táctico, porque soy muy exigente y detallista, y eso hace que el equipo sepa sufrir cuando tiene que hacerlo, y tener muy claros los conceptos», explica el técnico.

En el San Félix no hay una figura destacada. No se depende de nadie. Tampoco hay un once tipo. «Al final haces importante al que juega de inicio como al que no. Todos se sienten partícipes y ponen sus condiciones al servicio del grupo, que es como entiendo la gestión de un vestuario. Si yo hago bueno a mi compañero, este me hace bueno a mí», razona.

De terceros a la semifinal

En todo caso, no dejó de ser una sorpresa que el San Félix, que comenzó el torneo 'pinchando' ante el 26 de Febrero, fuera líder hasta cerca del final, aunque acabó tercero de grupo (con 69 puntos, por 70 del Sevilla y 72 del Málaga). Curiosamente, a la Copa acuden los dos primeros de los siete grupos más los dos mejores terceros, un San Félix y un Real Madrid (quedó detrás del Atlético y del Rayo) que ahora se cruzan en semifinales.

No es el único nexo entre estos dos clubes. En cuartos de final estuvieron virtualmente eliminados. ElSan Félix necesitaba dos goles a poco del final y los marcó (del 2-4 al 4-4, y luego acabó ganando por 5-4), y el Real Madrid, tres cuartos de lo mismo ante el Valencia. Pese al 1-2 en Paterna de la ida, en la vuelta se puso con 1-3 a escasos instantes del final, pero empató (3-3).En su banquillo está Guti, que incluso ha sonado para sustituir a Zidane en el primer equipo. Su conjunto fue campeón el año pasado de la Copa de Campeones (ante el Málaga) y de la Copa del Rey.

«Es un rival muy difícil, de un gran nombre. Es una institución con jugadores de un nivel muy alto», sentencia Acejo, que lleva una década de técnico: con el sénior del Puerta Blanca (dos años), en el Puerto Malagueño (seis) y en La Academia del Málaga (tres), logrando en la última temporada prolongar la progresión del San Félix, en su cuarto año seguido en Division de Honor. En la primera se salvó con Pellicer; en la segunda fue octavo, y en la tercera, sexto. Ahora, tercero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos