El fichaje de Muñiz se complica

Husillos y Muñiz, en SUR hace doce años cuando dirigían al Málaga B y el Marbella, respectivamente. /SUR
Husillos y Muñiz, en SUR hace doce años cuando dirigían al Málaga B y el Marbella, respectivamente. / SUR

El Málaga ve «difícil» esta contratación tras una breve conversación con su representante

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

Para el Málaga no será nada fácil fichar a un entrenador cara a la próxima temporada, ya que las exigencias serán máximas para el equipo y la estabilidad nunca estará garantizada tras un descenso que parece inminente. El club dispone de una lista de técnicos para renovar su banquillo, pero había cobrado ventaja Juan Ramón Muñiz, un viejo conocido de la afición malaguista. Desde la dirección deportiva también consideran que esta elección puede ser ideal, pero las fuentes consultadas aseguran que ven «difícil» esta contratación tras el breve encuentro que tuvieron Mario Husillos y Claudio Carsi con el representante del entrenador asturiano, Joseba Díaz.

El proyecto deportivo se presenta como la clave para un acuerdo con cualquier entrenador. La línea a seguir en la planificación, las bajas, las ventas o las cesiones serán determinantes para que el objetivo de disponer de un equipo fuerte en Segunda se convierta en realidad. El paso de la élite, con unos grandes ingresos, a una segunda categoría en la que todo se reduce por debajo de la mitad supondrá un choque muy fuerte que el club deberá manejar bien, ya que la complejidad aumenta por la gestión que se está realizando en la entidad.

Husillos comenzó la ‘operación Muñiz’ con una cita directamente con el entrenador en tierras valencianas. Coincidió precisamente con el último partido del asturiano al frente del Levante, contra el Espanyol. La reunión llegó tras ser destituido el asturiano ese mismo día. Según ha podido saber este periódico, las conclusiones de este encuentro fueron relativamente positivas. Pero no ocurrió lo mismo con la reunión con el representante del entrenador, el pasado domingo en el hotel de concentración del Málaga en Vigo.

Discrepancias

La cita que se celebró antes del choque contra el Celta fue rápida y ahí sí aparecieron las discrepancias. El agente presentó algunas exigencias imprescindibles para firmar, algo que, en principio, no acepta el Málaga. ¿Cuáles son los puntos de conflicto? Las partes no han querido reconocer con precisión dónde están las claves del desacuerdo, aunque la postura que adoptará el jeque Abdullah Al-Thani en la planificación, los fichajes y las bajas en la plantilla son los asuntos más calientes de cualquier negociación en estas circunstancias, con la exigencia de subir lo antes posible.

La intervención del jeque seguramente será menor a partir de ahora, ya que decisiones suyas anteriores contribuyeron a los problemas en la planificación. De ahí que las últimas operaciones se realizaron directamente desde el club, sin que hubiera ninguna oposición por parte del propietario de la entidad. El verano anterior, sin embargo, sí tomó parte al realizar el fichaje de Rolón y también impedir que llegaran otros futbolistas que estaban casi hechos (el caso más claro y perjudicial para el equipo fue el de Javi García, ahora en el Betis).

La actitud del jeque cara a la planificación y la política de bajas y altas, claves para un posible acuerdo

Otra historia será la relativa a las altas y las bajas. Ahí también puede haber diferencias destacadas. En el caso de Muñiz, el técnico, con toda probabilidad, pretende tomar parte de una forma activa en estas decisiones, algo que será una constante en cualquier entrenador que llegue al equipo en un momento como este. Y en el caso de la plantilla actual del Málaga, la actividad deberá ser frenética, ya que necesitará adaptarse a la nueva categoría con jugadores con experiencia en esa competición y, a la vez, será imprescindible que salgan otros futbolistas con contrato en vigor cuyas fichas sean demasiado altas u otros que partan con pocas opciones de adecuarse pronto a la nueva situación, a Segunda.

La renovación del equipo se convierte, sin duda, en una obligación para partir casi de cero en busca de una regeneración imprescindible para acometer las nuevas exigencias y los retos que afrontará de una forma inmediata la entidad con poco margen para los errores. De ahí que será complicado que el club contrate a un entrenador de garantías sin ofrecerle a cambio una cierta seguridad de cambio, de reconstrucción de un proyecto que partirá ahora desde un punto complicado, en Segunda, donde otros clubes importantes ya fracasaron en su intento de ascender.

La delicada realidad del Málaga obliga a los dirigentes a actuar con rapidez, ya que cuenta con cierta ventaja al conocer a estas alturas que el descenso está muy próximo, y también a acertar en las decisiones que vayan tomando en este momento. En este caso, el fichaje de Muñiz no está descartado, como admiten en fuentes malaguistas, pero existen diferencias que ahora haría inviable la contratación si no cede alguna de las partes.

Segundo intento para reunirse

Mario Husillos quiso reunirse con Juan Ramón Muñiz en primer lugar en el mes de noviembre, aunque en este caso la cita no estaba centrada en su contratación. Era una cita amistosa, ya que el director deportivo malaguista siempre tuvo al asturiano entre sus preferidos. Pero al final tuvieron algunos problemas y no llegó a celebrarse esta reunión. Pero más de cuatro meses después, sí, pero ya con otras intenciones por parte del responsable de los fichajes del equipo blanquiazul, que veía cómo se iba hundiendo progresivamente en la clasificación el conjunto que dirige Jose. En esta última, ya con el técnico fuera del Levante, se analizaron las posibilidades de que el preparador asturiano se incorporara al conjunto blanquiazul cara a la campaña que viene. Para tratar este asunto, además, también se celebró una cita en el hotel NH Vigo el pasado domingo entre Husillos, Claudio Carsi y el agente de Muñiz, Joseba Díaz. Se trató este fichaje poco tiempo por las diferencias aparecidas, mientras que el resto del encuentro se centró en hablar de otro representado suyo que milita en el Málaga, Ignasi Miquel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos